Mostrando entradas con la etiqueta postre. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta postre. Mostrar todas las entradas

lunes, 19 de agosto de 2019

Tarta de filipinos


Esta tarta de filipinos está de muerte lenta. No hace falta que os lo diga, porque nada más ver la pinta que tiene, entran ganas de zampársela de un bocado... jajaja.

La receta original es de Bea Canoso. ¡Muchas gracias Bea! La podéis encontrar en Instagram en Beabijou. Es una compañera de trabajo que cada miércoles nos trae una tarta diferente. Hasta ahora, todas las que ha traído están buenísimas, pero esta se ha llevado la palma. ¡Buenísima no, lo siguiente!

¡Me hubiese comido toda la tarta entera! Por lo tanto, en cuanto tuve tiempo decidí que la haría en casa. Salió buenísima.

Para quien no sepa qué son los filipinos, os diré que son una especie de galletas en forma de donuts recubiertas de chocolate que saben a gloria. Bea las hizo de chocolate blanco y de chocolate negro. Yo las he hecho de chocolate blanco y de chocolate con leche. La hagáis como la hagáis, está para chuparse los dedos.

Si tenéis la oportunidad de hacerla, no os lo penséis dos veces. Vale la pena.

sábado, 8 de junio de 2019

Tast a la Rambla 2019: Once platos entre pecho y espalda


¡Otra vez tenemos aquí el Tast a la Rambla! Podéis disfrutar de la sexta edición de este evento culinario en la Rambla de Santa Mónica de Barcelona desde el día 6 al día 10 de junio. Todos aquellos que vayáis, podréis disfrutar de una selección de las mejores tapas y platillos, cocina tradicional, cocina de autor y, ¡Cómo no! de pastelería.

Tengo que explicaros algo antes para que entendáis lo que ha significado este evento para mi. Comencé este año muy mal. Debido a una fuerte alergia a un medicamento casi me muero y encima, a causa de esto pillé de rebote una enfermedad que se llama "Síndrome de Stephen Johnson". Esta enfermedad suele darse en alergias a medicamentos que lleven sulfamidas. Consiste en que te salen ampollas por todo el cuerpo, y sobre todo, en las mucosas. Luego, como consecuencia de estas ampollas, se te cae la piel. Es, literalmente, como si te estuvieses quemando por dentro. 

También te puede afectar a órganos internos, pero, por suerte, me pillaron a tiempo y me libré de esto último, aunque tuve que estar una semana ingresada en el hospital y luego una buena temporada de baja en casa para recuperarme.

Pues bien, a mi me afectó por casi todo el cuerpo, pero sobre todo, a la boca. Se me llenó de ampollas y cambié la piel, entre otras cosas, de los labios, el paladar, las encías y la lengua. Fue como si se me hubiese quemado todo. Al cambiar la piel perdí todas las papilas gustativas. Me quedé literalmente "sin un pelo en la lengua". Por lo tanto, perdí completamente el sentido del gusto. Además, también me afectó a las mucosas nasales, y también perdí el sentido del olfato. ¿Sabéis qué significa esto? Que tanto se me daba beber agua que chupar un limón. Sabía igual: A NADA.

Por suerte, el resto de la cara y los ojos no se vio afectado, pero había perdido completamente el sentido del gusto y del olfato. Los médicos no me garantizaban que los volviese a recuperar... Para alguien como yo, que lo que más me gusta en la vida es probar sabores nuevos, significaba prácticamente la muerte en vida. Incluso pensé en dejar el blog, ya que sólo publico cosas que me han gustado, y si no notaba ningún sabor, no tenía sentido seguir con el blog.

Estuve así casi dos meses. Lo primero que recuperé fue el olfato. Poco a poco. Al cabo de un tiempo comencé a notar sabores. El primer día que comencé a notar algo fue comiendo unas patatas de paquete. Me puse a llorar y todo de la emoción. Poco a poco he ido recuperando los dos sentidos, y lo mejor de todo es que ahora (supongo que porque lo tengo todo nuevo) tengo un sentido del olfato y del gusto mucho mejor que antes. No sé cuánto durará, pero lo voy a aprovechar.

Os podréis imaginar lo que para mí ha sido asistir al Tast a La Rambla, después de pensar que jamás volvería a recuperar el sentido del gusto y del olfato. Sólo tenía la tarde del viernes, y por lo tanto, probé tantas cosas como pude. Once platos en total.

No hace falta decir que volví a casa rodando... jajaja. En fin, me dejo de rollos y os explico todo lo que probé y todo lo que vi.

lunes, 13 de mayo de 2019

Cómo hacer mariposas de chocolate


Hace tiempo que quería hacer mariposas de chocolate para adornar algún bizcocho o pastel. El otro día se presentó la ocasión, y ya que estamos, os voy a enseñar cómo hacer mariposas de chocolate. 

No os creáis que es algo excesivamente difícil. Además, las podéis hacer de chocolate blanco o de chocolate negro. Si las hacéis de chocolate blanco tenéis que procurar que el chocolate escogido sea de calidad. Yo usé el Nº2 de Callebaut, pero podéis usar Valrhona o cualquier otra marca de calidad, ya que de lo contrario, a veces el chocolate blanco queda como blando y las figuritas no se aguantan.

Si las hacéis de chocolate negro, no hay problema. El chocolate negro no es tan delicado como el chocolate blanco.

Si miráis la foto, yo sólo hice los contornos, pero también podéis rellenar los huecos coloreando el chocolate blanco. De esa forma, os quedará más bonita. Yo no lo hice porque para colorear el chocolate blanco se necesita un colorante liposoluble y no tengo en casa. Sed conscientes de que no vale cualquier colorante para teñir chocolate. Los que contienen agua en sus componentes no sirven, ya que el agua hace que el chocolate se estropee y quede granulado.

La cantidad de chocolate que os pongo es orientativa. Depende del número de mariposas que queráis hacer y de si queréis rellenar o no los huecos con chocolate coloreado. Con 75 gramos hice 20 mariposas y todavía me sobró chocolate. Eso sí, no rellené los huecos.

Otra cosa: Las mariposas son bastante frágiles y se han de manipular con cuidado. Es posible que alguna se rompa. Por lo tanto, os aconsejo hacer unas cuantas más de las que necesitéis, por si las moscas.

Y ya no me enrollo más y os explico cómo hacer mariposas de chocolate.

lunes, 25 de marzo de 2019

Magdalenas esponjosas


Hace unos cuantos años, cuando mi hija era un bebé todavía, estaba buscando libros para regalar por Sant Jordi y vi un libro llamado "Cocina con Minnie y sus amigos". Era un libro de recetas de cocina para niños de Disney, y me encantó. Pensé en comprarlo, pero como mi hija era todavía demasiado pequeña, pensé en que, si pasados unos años, a mi hija le gustaba la cocina, lo compraría.

Bueno, pues de eso, han pasado unos cuantos años, y sí, a mi hija, al igual que a mi, le encanta la cocina. El año pasado, también por Sant Jordi, decidí volver a buscar ese libro y comprarlo, pero no hubo forma de encontrarlo en ninguna de las librerías a las que fui (y fueron muchas). Disney sacó el libro "Te cuento en la cocina" con Ferrán Adrià y por lo visto, interesaba más vender este último que el que a mi me gustaba.

Al final, y después de mucho buscar, lo encontré por Amazon. Venía con unos cuantos moldes de papel de color rojo para hacer magdalenas. Cuando se lo regalé a mi hija, le encantó, y lo primero que decidió hacer fueron estas magdalenas esponjosas. ¡Nos encantaron! 

Además, son muy fáciles de hacer, ya que la receta está pensada para que las hagan los niños con ayuda de sus padres. Con esta receta salen unas 11 magdalenas. En casa, siempre que las hacemos, vuelan. Son muy esponjosas, con un ligero sabor a limón. Os las recomiendo si queréis comeros unas magdalenas estupendas y pasar un buen rato cocinando con vuestros hijos.

lunes, 5 de noviembre de 2018

Tarta de fresas y mango


Esta tarta de fresas y mango está inspirada en la receta de la tarta mousse de arándanos del blog "En mi salsa cocina". En cuanto vi la tarta mousse de arándanos, me planteé hacerla tal cual, pero a en mi casa los arándanos sólo me gustan a mi...

Por lo tanto, decidí hacer la tarta cambiando los arándanos por fresas. La primera tarta que hice no me acabó de convencer. Sobre todo la parte de arriba. Al final hice una segunda versión que nos gustó más.

¿Y por qué no la he publicado hasta ahora? Pues porque casi no tengo tiempo de respirar. Más vale tarde que nunca.. jajaja.
Eso sí, tengo que deciros que la segunda versión de la tarta duró menos que un caramelo en la puerta de un colegio.
Os pongo la receta de la versión que más nos gustó tanto para Thermomix como para realizarla de forma tradicional.

martes, 16 de octubre de 2018

Gorros de bruja encantados


Mis amigos y yo nunca olvidaremos aquella noche de Halloween y el origen de estos gorros de bruja encantados... Hace muchos años, decidimos alquilar una casa en la montaña para celebrar la noche de Halloween y, de paso, acabar de pasar el fin de semana. La casa estaba en medio de la montaña, y era de acceso bastante difícil. Tuvimos que ir con varios 4x4 para llegar al lugar, pero la casa valía la pena.

Lo recuerdo como si fuese ayer. Aquella noche caía una tormenta tremenda, pero no nos importaba. Estábamos a refugio y muy bien preparados para pasar la noche de Halloween y celebrar una fiesta de las que hiciesen historia. Todos íbamos con nuestros disfraces y nuestras copas de garras con calaveras. Teníamos un montón de comida que preparar y estábamos felices.

Todavía estábamos preparando la fiesta cuando cayó un relámpago al lado de la casa y se fue la luz. Nos asustamos bastante, pero por suerte, en la casa ardía una chimenea con fuego y también teníamos unos cuantos quinqués con los que pudimos volver a iluminar el comedor entero. Al cabo de unos momentos, alguien llamó a la puerta dando golpes...

martes, 31 de julio de 2018

Tarta mousse de limón sorprendente


Creo que esta tarta mousse de limón os va a dejar sin palabras, al igual que me dejó a mi. La receta original es de Miquel Antoja, y en cuanto la vi, me pareció imposible que de una simple gelatina de limón (tal cual) saliese una tarta tan hermosa. 

Por lo tanto, tenía que probar a ver si era verdad. ¡Necesitaba saberlo! En cuanto tuve un momento me puse a ello. Y... ¡Sí, la gelatina de limón se puede montar!, al igual que se monta la nata. Eso sí, es necesario un robot de cocina con varillas y darle caña como mínimo unos 25 minutos a potencia máxima. Hacerlo a mano no es una opción. No creo que se pueda. Si tenéis un robot de cocina con varillas (yo lo hice con la KitchenAid) y os atrevéis a hacerla, os aseguro de que no os vais a arrepentir. Eso sí, según me han comentado, no la hagáis con la Thermomix, ya que se necesita más velocidad en las varillas de la que puede proporcionar la Thermomix, y no creo que os llegue a salir.

Otra de las curiosidades de esta tarta es que, una vez hecha, se mete en el congelador y se deja que solidifique. ¡Pero cuando la sacáis del congelador está super esponjosa! Se toma directamente del congelador, y la consistencia es parecida a la de las nubes de golosina (marshmallows). Además, tiene un sabor a limón muy refrescante. Ideal para el verano.

La receta original era con té matcha por encima, pero como a mi marido no le gusta el té matcha, le puse virutas de chocolate blanco por encima, pero podéis ponerle lo que queráis, o no poner nada. Está riquísima de cualquier forma.

Esta tarta es apta para celíacos sin el chocolate blanco. Si le añadís chocolate blanco, vigilad que no tenga gluten.

lunes, 14 de mayo de 2018

Palmeritas de hojaldre


El otro día mi hija se empeñó en hacer unas palmeritas para celebrar el día de la madre. Tiene seis años, y le encanta la cocina, al igual que a mí. Como era una receta muy fácil, compré los ingredientes y nos pusimos a ello.
La verdad es que lo hizo todo ella. Yo sólo le fui indicando cómo tenía que hacerlas. ¡Salieron unas palmeritas estupendas!
La pena es que no hice fotos de todo el proceso, pero como tenía otra masa de hojaldre, porque en el paquete venían dos, esta semana hemos vuelto a repetir la receta y así, hacer las fotos que me faltaban... ¡Y el señor Murphy (el de la ley de Murphy) ha hecho acto de presencia! Todo lo que podía ir mal, ha ido (No, no se me han quemado las palmeritas... pero creo que es lo único que ha ido bien...jajaja)
En fin, que las fotos no han salido muy bien y he tenido que mezclarlas con las que tenía de la otra semana, pero lo más importante es haber pasado un muy buen rato con mi hija.
Es una receta super fácil de hacer y sólo se necesitan dos ingredientes. Ideal para hacerla con niños. Además, el resultado final vale la pena. ¡Están buenísimas!

lunes, 23 de abril de 2018

Un día en Alimentaria 2018

Entre los días 16 a 19 de abril tuvo lugar el salón Alimentaria, un salón internacional dedicado a todos los profesionales de la industria de la alimentación, bebidas y food service. Además junto a Alimentaria se celebró Hostelco, un salón internacional de referencia para el equipamiento hostelero y de restauranción. 

De esta forma, la unión de los dos salones hizo que Barcelona se convirtiese en el centro mundial de la restauración. 100.000 metros cuadrados (8 pabellones) dedicados a la gastronomía y la restauración.

Y allí que me fui por primera vez... con una entrada para un día y una entrada para el taller magistral de Carme Ruscalleda titulada "Cocina de hotel contemporánea. Entreverando tradición y vanguardia", un poco a la aventura, a ver qué me encontraba por allí... Además, también tuve la oportunidad de asistir al showcooking de David Pallàs sobre glaseados. ¡Ver a tres de mis ídolos culinarios en un solo día valió la pena!

lunes, 5 de febrero de 2018

Carrot cake (Bizcocho de zanahoria)



Este carrot cake (o bizcocho de zanahoria) es uno de los mejores bizcochos que he hecho en mucho tiempo. La receta está hecha para Thermomix y Olla GM modelo G deluxe, pero también os explico cómo hacerla de forma tradicional, o sea, que si no tenéis Thermomix ni olla GM, no hay problema en hacerlo. ¡Vale la pena!

Hace poco que tengo la Olla GM. Fue un regalo de estas navidades y me pilló totalmente por sorpresa. Me regalaron la olla y el cabezal para horno, y en estos días he estado probando diferentes recetas con la olla, con más o menos éxito. Me faltaba por probar el cabezal de horno, y ya que la olla puede hacer bizcochos, decidí probarla haciendo uno.

Me parecía extraño... casi imposible que una olla pudiese hacer un bizcocho mínimamente decente. Tenía comprados ya todos los ingredientes y en un momento de debilidad pensé hacerlo en el horno. Pensé que no valía la pena malgastar los ingredientes para hacer el bizcocho en la olla y luego que saliese mal... Incluso saqué un molde de silicona para hacerla en el horno.

Pero una vez tuve la mezcla hecha, me di cuenta de que se me había olvidado precalentar el horno y me dio pereza encenderlo y esperar a que llegase a la temperatura... (ya ves tú... jajaja). Entonces , sin pensarlo mucho (porque si lo llego a pensar dos veces, no lo hago) saqué la olla, le puse un espray anti adherente y le metí la mezcla, con muy poca confianza sobre lo que iba a salir de allí.

¡Y lo que salió me dejó con la boca abierta y los ojos como platos! jajajaja. Un bizcocho hermosísimo, gordito, esponjoso. Todavía no acababa de fiarme. Faltaba cortarlo y a lo mejor estaba crudo por dentro... ¡Pero no! Quedó perfecto. Además, la mezcla del bizcocho con la cobertura estaba tremenda. Vamos, que en menos que canta un gallo, el bizcocho desapareció.

Después de hacerlo unas cuantas veces, he de decir que la primera versión que puse en el blog del bizcocho sólo tenía cobertura por la parte superior y estaba adornado con frambuesas, pero después decidí cubrirlo completamente, ya que la cobertura estaba buenísima, y adornarlo con nueces. Creo que mejoró con el cambio.

Me he basado en la receta de bizcocho de zanahoria de La Juani de Ana Sevilla. En cuanto a la cobertura, hice dos pruebas. La primera salió de pena... y la segunda estaba tan buena que mi hija (que  es una tiquis miquis para la comida) se la comía a palo seco con una cuchara... jajaja.

O sea, que animaos a hacerla. ¡No os arrepentiréis!

domingo, 29 de octubre de 2017

Momias de ultratumba


Estas momias han venido de ultratumba con su amiguete, el Señor de la Muerte, a llevarse a todo aquél que se les ponga por delante. Yo de vosotros, la noche de Halloween me encerraría en casa y no se me ocurriría invocarlas mediante el conjuro mágico, pero allá vosotros con vuestra osadía...

Dicen las leyendas que este conjuro se debe de realizar sin un mínimo fallo. Si os atrevéis a realizar el conjuro a las doce de la noche, lo primero que oiréis será una especie de lamento. Al principio lo oiréis un poco lejos, pero cada vez estará más cerca... y el lamento será más desesperado. Son las momias, junto con el Señor de la Muerte, que vienen a buscaros.

Seguramente tendréis un momento de debilidad y lamentaréis haber realizado el conjuro, pero ya será demasiado tarde. Ahora ya no hay vuelta atrás. Ya podéis estar encerrados dentro de la caja fuerte más inexpugnable del planeta. Muy a vuestro pesar, comprobaréis que la puerta, poco a poco, se irá abriendo... y entrará una especie de niebla densa en la habitación...y un olor a podrido asqueroso.

Poco a poco, entrarán las momias... Si el conjuro se ha realizado correctamente, las momias pararán delante de vosotros y esperarán a oír vuestro deseo. El deseo se cumplirá de forma inmediata y se irán. El Señor de la muerte se quedará detrás de la puerta y no lo veréis. Sólo oiréis su lamento. Si el conjuro se ha realizado mal... pobres de vosotros, insensatos... Detrás de las momias entrará el señor de la muerte... y no pararán. Una vez haya entrado el Señor de la muerte, oiréis un sonido insoportable y notaréis que vuestra piel va cayendo lentamente a trozos...con un dolor insoportable. Moriréis de la forma más terrible que os podáis imaginar. 

¿Os atrevéis a realizar el conjuro?

martes, 26 de septiembre de 2017

Lionesas de naranja con mousse de chocolate negro


Estas lionesas (o profiteroles) de naranja con mousse de chocolate negro volaron en nanosegundos el día que decidí hacerlas en mi casa. Una de las combinaciones que más me gusta es la naranja con el chocolate. Cuando vi que Miquel Antoja colgaba la receta de las lionesas de naranja, no me lo pensé dos veces y decidí hacerlas con una mousse de chocolate negro.

El resultado: Un fracaso y un éxito. ¿Y por qué fracaso? Pues porque, como siempre digo, cada horno es diferente, y me puse a hacer la primera tanda de lionesas siguiendo al pie de la letra su receta. Todo fue bien hasta el momento de retirarlos del horno. 

Ya habían pasado cuatro minutos del tiempo que indicaba. Las lionesas estaban hermosísimas dentro del horno, pero para mi, que todavía les faltaba un poco. Os tengo que indicar que la luz de mi horno engaña bastante, y no me acababa de fiar. Igual sí que estaban. Por lo tanto, decidí abrir la puerta... ¡y se deshincharon al momento! En mi blog de pifias podéis ver el resultado del desastre: Lionesas nivel: ¿Alguien tiene una mancha de bicicleta para volverlas a hinchar?

Una auténtica pena... Pero todavía me quedaba algo de masa en la manga pastelera. Lo malo es que sólo tenía masa para unas siete lionesas. No me rendí. Esta vez, lo haría a mi manera. ¡Salieron perfectos! 

Tengo que deciros que tanto las lionesas deshinchadas como las que salieron bien volaron. Por lo tanto, vigilad con el horno, porque si os quedáis cortos se deshincharán. No es una receta fácil de hacer, pero el resultado vale la pena. Os explico cómo hice las lionesas que salieron bien. Si las hacéis, ya me diréis qué tal.

lunes, 18 de septiembre de 2017

Mousse de chocolate negro


La semana pasada me dio por hacer unos profiteroles (o lionesas) de naranja rellenos de mousse de chocolate negro. En el blog ya tengo una mousse de chocolate, pero lleva leche, y me interesaba hacerla sólo con chocolate.

Como os he dicho, he usado esta mousse de chocolate negro  para rellenar unos profiteroles de naranja, pero podéis usarla para lo que queráis: Rellenar bizcochos, adornar pasteles o cupcakes, o simplemente, servirla en unos vasitos. Si los ponéis en vasitos salen unas 6 raciones.

Esta receta es sin gluten (apta para celíacos), siempre y cuando, el chocolate que uséis no tenga gluten. Además es muy fácil de hacer. Necesita un mínimo de 3 horas de reposo en la nevera para que adquiera consistencia. En mi caso, preparé la mousse la noche antes. De esta forma, al día siguiente estaba perfecta.

Al llevar huevo crudo es necesario que se conserve en la nevera, y se consuma en un máximo de unos 3 días. Tranquilos, que con lo buena que está, desaparecerá en un visto y no visto... jajaja.

lunes, 8 de mayo de 2017

Galletas de leopardo


Esta es mi receta número 201 del blog, y para celebrar que ya tengo más de doscientas recetas, he decidido hacer estas deliciosas galletas de leopardo. Hace mucho tiempo que quería hacer estas galletas. Al final, hace como un mes, me decidí a hacerlas. La receta que usé fue la de María Lunarillos, pero (perdóname María) el sabor no nos acabó de convencer. Por lo tanto, decidí hacerlas a mi manera haciendo algún cambio. Esta segunda vez volaron. ¡Mi hija no hacía nada más que pedir galletas! jajaja.

Además, la primera vez que las hice me equivoqué con los colores. Cuando corté aquellas galletas pensé que había algo que no me cuadraba, y cuando saqué las galletas del horno me di cuenta de qué era lo que no estaba bien: La parte más clara estaba bien, pero la parte negra y la marrón estaban cambiadas de lugar: La negra dentro y la marrón fuera... Y yo enviando fotos del corte y del paso a paso del horneado a mis amigas y diciéndoles "Son galletas de leopardo"... y ellas pensando "Qué leopardo tan raro... " jajaja. ¡Anda, que ya me vale! jajaja.

En fin, que la segunda vez ya fui con más cuidado con los colores, ¡y salieron chulísimas! No os voy a mentir, son un poco laboriosas de hacer, pero el resultado vale la pena. Sobre todo si las tenéis que regalar a alguien, o las vais a compartir. Son muy vistosas y cuando las ven, alucinan.

miércoles, 19 de abril de 2017

Arroz con leche


Aunque este arroz con leche está buenísimo, creo que este post va a ser uno de los menos vistos del blog. La receta es la del libro "Thermomix TM 31 Imprescindible para su cocina". Por lo tanto, seguramente todos los que tengan Thermomix ya la tendrán.

¿Y por qué publico una receta que nadie va a ver? Muy sencillo. Cada Semana Santa en casa se hace este arroz con leche, y sólo uso el libro para buscar esta receta. Por lo tanto, de un año para otro, a veces me cuesta un montón encontrar el libro, porque en mi casa, las cosas se mueven tanto que a veces parece que tenga un poltergeist... jajaja.

Uno de los motivos principales por los que creé el blog fue el poder guardar en un mismo sitio todas las recetas que tenía desperdigadas. Aunque con el paso del tiempo este motivo dejó de ser el principal, en este caso he vuelto a usarlo para guardar esta receta. De esta forma, el año que viene no tendré que estar rebuscando en los armarios para encontrar el dichoso libro... jajaja.

lunes, 13 de marzo de 2017

Bizcocho de turrón de Jijona y chocolate blanco


Hacía año y medio que tenía en casa una tableta de turrón de Jijona que me regaló mi madre. A mi no me gusta el turrón de Jijona, y siempre intento hacer alguna cosa que no sea comérmelo a palo seco, pero el tiempo iba pasando y el turrón seguía en el armario. 

Ya casi era como un miembro de la familia por el tiempo que llevaba en la cocina, pero sintiéndolo mucho, llegaba ya a su fecha de caducidad, y como a mi no me gusta tirar las cosas, antes de que al turrón le salieran patas y decidiese salir de casa por su propio pie, pensé en hacer un bizcocho. 

Estuve mirando por Internet a ver si veía alguno que me convenciera, y al final, decidí hacer una variante del Bizcocho de turrón de webos fritos. Dudo que leas esto Su, pero si lo lees, muchas gracias por la receta. Como siempre, tus recetas no fallan.

Me apetecía hacer algo con chocolate blanco, y lo rellené con trocitos por dentro y por fuera le puse también una cobertura. Además, lo acompañé en el plato con una salsa de chocolate blanco y naranja para chuparse los dedos. El bizcocho quedó buenísimo. No hace falta decir que en poco tiempo desapareció. La combinación del turrón de Jijona con el chocolate blanco queda deliciosa, y acompañado con la salsa, queda impresionante.

Es un bizcocho bastante grande. Salen de 8 a 12 raciones. Dependiendo de lo grandes que cortéis las porciones.

Si os sobra alguna tableta de turrón de Jijona y no sabéis qué hacer con ella, os animo a probar el bizcocho. Vale la pena.

lunes, 6 de marzo de 2017

Cobertura de After Eight (chocolate y menta)


Para quien no lo sepa, las chocolatinas "After Eight" (se llaman así) son unos cuadrados de chocolate negro muy finos rellenos de una crema de menta. Están deliciosas. A mi la combinación de menta y chocolate siempre me ha gustado, y siempre que he comprado estas chocolatinas han volado en pocas horas.

Hace tiempo que estoy experimentando con estas chocolatinas. Quiero hacer un bizcocho un poco curioso. No os voy a decir en qué consiste, porque todos mis esfuerzos están siendo en vano y si algún día sale, os quiero dar la sorpresa. Ya lo he intentado tres veces. La cobertura es deliciosa, pero el bizcocho, pues como que no me acaba de convencer.

Por lo tanto, y como la cobertura de After Eight está impresionante, he decidido publicar de momento esta receta, por si algún día os interesa cubrir un bizcocho con un sabor de chocolate y menta delicioso. Se nota que me encanta la menta con chocolate, ¿eh? jajaja.

Con estas cantidades tenéis de sobra para cubrir un bizcocho similar al bundt cake de la foto superior hecho con el molde "Cathedral" de Nordic Ware. Es un molde bastante grande.

lunes, 6 de febrero de 2017

Tarta de caramelos de violeta


Se me ocurren un montón de adjetivos calificativos para describir el sabor de esta tarta de caramelos de violeta: Impresionante, buenísimo, delicado, maravilloso... podéis escoger el que queráis. Es de lo mejorcito que he probado últimamente.

Cuando yo era pequeña solía comer estos caramelos de violeta. Me encantaban. Siempre me los traía una vecina que era de fuera, y venía de vacaciones a mi pueblo. Lo bueno es que venía a menudo de vacaciones... lo malo es que en mi casa estos caramelos duraban muy poco... jajaja. Fue pasando el tiempo, la señora se hizo mayor y vendió el piso. Entonces se acabaron los caramelos... Donde yo vivo no suelen haber. De hecho, hasta hace poco no los había visto.

Un día que necesitaba urgentemente una cosa, me metí en un supermercado al que no voy nunca, porque está bastante lejos de casa y me pilla mal, pero justo aquél día, me venía de camino y entré. Una vez encontré lo que buscaba, me paseé un rato por los pasillos mirando qué había... ¡y ahí estaban! ¡Los caramelos de violetas que me traía mi vecina cuando yo era pequeña! No hace falta que os diga que cogí varias bolsas... jajaja.

Hacía mucho tiempo que quería hacer esta tarta, pero como donde yo vivo no se encuentran (o no sabía que se podían encontrar... jajaja), pues me quedaba con las ganas. Pero esta vez no... ¡Y qué buena que está! ¿Os lo había dicho? jajaja.

Aprovechando que viene San Valentín, pensé que esta tarta podría formar parte de una cena romántica, aunque también sirve para cualquier otro tipo de fiesta o celebración. Por lo tanto, creo que es un buen momento para hacerla. Ahora que... pensándolo bien... ¡cualquier momento es bueno para zamparse esta tarta! jajaja.

Estuve chafardeando por Internet y viendo recetas de tartas de caramelos de violeta. Al final adapté a mis gustos la tarta de caramelos violeta de La Juani de Ana Sevilla. Aquí os dejo el paso a paso y la receta tal cual la hice. Quedó de vicio. Salen de 8 a 12 raciones, dependiendo de si cortáis los trozos más o menos grandes. En mi caso, fueron 8 raciones, no hace falta que os diga por qué... jajaja.

lunes, 28 de noviembre de 2016

Vasitos de crema de melocotón y nubes (marshmallows)


¡Qué buena que estaba esta crema de melocotón y nubes! La verdad es que no tenía previsto hacer algo así, pero hace unas semanas, decidí hacer este bundt cake marmolado de chocolate y mantequilla de cacahuete, y para hacer la cobertura, pedí un bote enorme de de crema de nubes (o Marshmallow fluff, o crema de malvavisco, tiene muchos nombres) y me sobró bastante.

No sabía qué hacer con el Marshmallow fluff que me quedó, y busqué por Internet. Quería hacer algo diferente que no fuese la típica cobertura para pasteles o para cupcakes... y entonces fue cuando me encontré con esta receta A Temperatura Varoma

La receta era una mousse de melocotón con nubes y pensé que, si sustituía las nubes por el Marshmallow fluff podría servir para gastar el que me sobró. Queda como una crema. Si no tenéis Marshmallow fluff, podéis usar nubes y os quedará tipo mousse, ya que las nubes llevan más gelatina que la crema de nubes y el resultado será más consistente.

Sea como sea, os animo a hacerla, porque está deliciosa.

lunes, 7 de noviembre de 2016

Bundt cake marmolado de chocolate y mantequilla de cacahuete


¡Este bizcocho bundt cake marmolado de chocolate y mantequilla de cacahuete está de vicio!. Hace unas semanas compré mantequilla de cacahuete para hacer las galletas de las arañas mortíferas, y me sobró bastante. Por lo tanto, decidí probar a hacer un bizcocho bundt cake marmolado.

Mi idea inicial era muy diferente de lo que salió. De hecho estuve a punto de no publicarlo, porque me despisté y con las prisas, en lugar de poner el horno a 180 grados lo puse a 190, y se me torró por fuera un poco más de la cuenta. Por suerte, me di cuenta a tiempo y pude bajarlo sin que se me llegase a quemar.

Pero como lo que importa es el resultado final, y en este caso salió un bizcocho riquísimo, he decidido publicar esta maravilla. Si disponéis de mantequilla de cacahuete, es una buena forma de hacer un bizcocho original. Os lo recomiendo.