lunes, 12 de septiembre de 2016

Tarta flan de manzana


Hacía mucho tiempo que no me encontraba con una receta de tarta tan fácil de hacer. Esta tarta flan de manzana no tiene ninguna complicación. Tiene una textura similar al flan y está buenísima. Además, es apta para celíacos porque no contiene gluten. ¿Qué mas se puede pedir?

Este verano he dejado mi blog un poco de lado. En parte, porque las recetas nuevas que probé salieron fatal (como unas galletas con sabor a pizza, que en lugar de saber a pizza sabían a rayos... un bizcocho de plátano que podía ser cualquier cosa menos bizcocho... en fin). Y también en parte porque con la calor que hacía sólo me apetecía estar en remojo... jajaja.

Total, que después de las vacaciones y volviendo a la rutina habitual me encontré con esta receta del blog Food & Cakes by GB. Era tan fácil de hacer, que me decidí a hacerla. ¡Y salió de maravilla!. Además, al no llevar gluten, mi hijo, que es celíaco, la pudo probar.

La receta se puede hacer en Thermomix o con batidora. Simplemente se trata de triturar todos los ingredientes, y eso se puede hacer con ambas cosas. Os la recomiendo. Probadla y ya me diréis. Muchas gracias a Food & Cakes by GB por la receta.
Ingredientes:
Para la masa:
  • 3 manzanas de tamaño normal
  • 100 gr. de azúcar
  • 70 gr. de harina de maíz (yo le puse Maizena)
  • 3 yogures griegos
  • 4 huevos grandes
  • Spray desmoldante, o si no tenéis, mantequilla para engrasar el molde.
Para la parte superior de la tarta:
  • 2 manzanas
  • 2 cucharadas de mermelada de melocotón
Preparación:
Como os he comentado antes, la receta se puede hacer en Thermomix o con batidora. Yo la he hecho con Thermomix. Con batidora se hace de igual forma. Sólo se usa la Thermomix o la batidora para triturar los ingredientes.

Primero de todo precalentamos el horno. Lo pondremos a 180º con calor arriba y abajo.
A continuación, pelamos las tres manzanas que usaremos para la masa y las partimos en trozos. Ponemos los trozos de manzana en el vaso de la Thermomix o en el recipiente que vayamos a usar para triturarlo todo con la batidora.


Añadimos el azúcar.


Ponemos la harina de maíz (Maizena).


Añadimos los tres yogures griegos.


Ponemos también los cuatro huevos.


Si lo hacéis con la Thermomix, programar un minuto a velocidad 7. Si lo hacéis con la batidora, trituradlo todo hasta que no quede ningún trocito.


A continuación forramos un molde apto para horno. Preferentemente que sea desmoldable. Lo rociamos con spray desmoldante o, si no tenéis, con un poco de mantequilla.


En este punto, y antes de poner la masa en el molde, pelad las dos manzanas reservadas para adornar la parte superior. Una vez peladas, las cortamos en láminas. Es recomendable hacer este paso antes de poner la masa en el molde, ya que es una masa bastante líquida. Si no lo hacéis así, y os pasa como a mi, que vuestro molde no cierra completamente bien, podéis tener la masa desparramada mientras estáis pelando las manzanas.

Una vez laminadas las manzanas reservadas para adornar, vertemos la masa en el molde.


A continuación, ponemos (con cuidado de que no se hundan) los gajos de la manzana. Siempre se ponen desde la parte más externa hacia adentro.


Como podéis ver en la foto superior, ya se me estaba escapando un poquitín de masa por debajo...

Introducimos el molde en el horno que previamente habíamos calentado a 180º con calor arriba y abajo. Horneamos la tarta durante unos 60 minutos. Una vez pasado ese tiempo, probad a introducir un palillo. Debe de salir más o menos seco, ya que la tarta es parecida a un flan. 


Una vez sacada del horno, esperamos a que se temple un poquito y le quitamos el aro. La parte de abajo yo la dejé hasta el día siguiente, para que la tarta cogiese consistencia y no se rompiese al quitarla.


A continuación, y con la tarta todavía templada, ponemos dos cucharadas de mermelada en un recipiente apto para microondas.


Ponemos a calentar la mermelada en el microondas durante unos 40 segundos, a máxima potencia. De esta forma, la mermelada queda más líquida y es más fácil de pincelar.


Pincelamos la tarta con la mermelada, para que quede brillante.


Aquí tenemos la tarta con la mermelada.


Como os he dicho antes, hice la tarta por la noche y esperé a la mañana siguiente para quitarle la parte del molde de abajo. Más que nada, porque me daba miedo que la tarta se rompiese. Este paso no es necesario. Os la podéis comer sin quitarle la parte de abajo del molde. Simplemente tenéis que esperar a que la tarta esté fría. Una vez fría, ya se puede comer.

¡Y aquí tenemos la tarta, bien presentada y lista para comer!
¡Espero que os haya gustado la receta!. Si es así, no os perdáis mis actualizaciones. Podéis seguirme haciendo click en "Me gusta" de Facebook, añadiéndome en vuestros círculos en Google +, o en Twitter.


8 comentarios:

  1. vaya pintorra tiene esta tarta, se ve de lujo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Charo!
      Me alegro de que te haya gustado.
      Besos :)

      Eliminar
  2. Encantada de estar aquí de nuevo y esta tarta la tengo que hacer......Un lujo para el paladar¡¡
    Feliz semana y besitos¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Cocinando con Mandil!
      Si la haces, ya me dirás qué tal te ha salido.

      Besos :)

      Eliminar
  3. ¡Esta la tengo que hacer sí o sí! Menuda pinta más estupenda... Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Mari Carmen!
      ¡Espero que te guste!
      Besos :)

      Eliminar
  4. Ya la tengo en el horno... Tiene muy buena pinta! Gracias por la receta. Esta todo muy bien explicado con todo lujo de detalles y fotos. Así da gusto cocinar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Si puedes, ya me dirás qué tal ha salido.

      Besos :)

      Eliminar