lunes, 2 de marzo de 2015

Cocido de garbanzos y macarrones


Una de las cosas que más recuerdo de cuando era pequeña es este cocido de garbanzos y macarrones que hacía mi abuela en casa. Siempre me ha gustado un montón. Por suerte, es una de las pocas recetas que mi madre aprendió de mi abuela. A mi abuela le encantaba cocinar y lo hacía muy bien, pero lamentablemente a mi madre no le gustaba, y cuando murió mi abuela se perdieron muchas de las recetas que hacía.

Hacía años que tenía pendiente quedar con mi madre y hacer el cocido de garbanzos y macarrones para saber cómo se hacía. Mi madre ya es muy mayor y me daba miedo que pasase como el resto de recetas que hacía mi abuela: que se perdieran en el olvido. Pero siempre, por falta de tiempo, nunca podíamos hacerlo.

Uno de los fines de semana que vino mi madre a casa le dije: "De esta no pasa. Compra todos los ingredientes para el cocido y lo hacemos en mi casa. Yo voy apuntando la receta y hacemos fotos". Al final hicimos el cocido dos fines de semana seguidos. La primera vez fue un poco caos, porque a mi madre le dio por ir a su bola. No me dio tiempo de pesar algunos ingredientes, y cuando me daba cuenta, ¡las cosas ya estaban en la olla!... jajaja.

También hubo un pequeño error de cálculo. Pensé que me cabría todo en una olla y al final, como eran tantos ingredientes (creo que es la receta que con más ingredientes que he hecho en mi vida... jajaja), tuvimos que cambiar a una olla más grande. La segunda vez ya estaba yo preparada y salió bien. jajaja. Seguramente la receta se podría hacer de otra forma, pero os la pongo tal y como la hace mi madre.

Por si lo queréis poner, mi abuela también ponía un poco de morcilla negra. Le daba un gusto especial, pero a mi madre no le gusta y nunca lo ha vuelto a hacer con ella. Esta receta es sin la morcilla, pero os la pongo como ingrediente por si queréis probarlo.

Por lo tanto, aquí os dejo un plato de cocido de garbanzos y macarrones que está para chuparse los dedos. En cuanto a qué se puede hacer con la carne y la verdura que ha sobrado después de hacer el caldo del cocido... pues podéis comérosla tal cual, solos o con los garbanzos y macarrones, o bien hacer croquetas con la carne y puré con la verdura.
Ingredientes:
  • 300 gr. de pechuga de pollo (1 pechuga)
  • 1 molleja de pollo (opcional)
  • 2 muslos de pollo (575 gr. Cada muslo, partido en dos trozos)
  • 6 alas de pollo
  • 2 costillas de cerdo (200 gr. Cada costilla, partida en dos trozos)
  • 100 gr. de tocino de cerdo partido en dos trozos
  • 1 nabo (150 gr.)
  • 2 zanahorias grandes (160 gr.)
  • 170 gr. de puerro
  • 15 gr. de espinacas
  • 90 gr. de judías verdes
  • 160 gr. de col
  • 100 gr. de rama de apio (1 rama sin las hojas)
  • 120 gr. de acelgas
  • 140 gr. de patata pelada
  • 160 gr. de cebolla
  • Azafrán o colorante alimentario
  • 500 gr. de garbanzos de bote
  • 200 gr. de macarrones
  • 1 trozo de morcilla negra (opcional)
Preparación:
Sacar los garbanzos del bote y ponerlos en un colador. Lavarlos para quitarles el líquido.


Reservar los garbanzos. Lavar la carne (sobre todo las mollejas. Mi madre las lava con agua frotándolas con sal). Pelar las zanahorias, la patata, el nabo y la cebolla. Lavar todas las verduras. Partir longitudinalmente el nabo. No hace falta partir la patata ni la cebolla. Las pondremos enteras.


Poner a hervir en una olla bien grande abundante agua y sal. Una vez arranque a hervir, añadir la carne. No hace falta poner aceite porque el tocino ya tiene suficiente grasa.


A continuación, añadir toda la verdura.


Cuando vuelva a hervir, añadir un poquito de colorante alimentario o azafrán.


Tapar la olla y dejar hervir durante una hora y cuarto. De tanto en tanto irá saliendo una espumilla blanca. Retirar la espumilla con un cucharón.


Cuando haya pasado el tiempo, añadir un poco más de agua. De esta forma tendremos más caldo para hacer sopa otro día. Cuando comience a hervir otra vez, añadir dos cucharones de garbanzos y rectificar de sal. Estos garbanzos le darán sabor al caldo del cocido. Reservar el resto de garbanzos para luego. Así no tenemos que ir pescando garbanzos... jajaja.


Dejar que siga hirviendo media hora más.


A continuación, vamos a hacer los garbanzos con los macarrones. Separar el suficiente caldo para hacer los macarrones con el resto de los garbanzos y ponerlo en una olla más pequeña.


Poner a hervir el caldo. Cuando comience a hervir, añadir el resto de los garbanzos.


Cuando hierva el caldo con los garbanzos, añadir los macarrones.


Hervir durante el tiempo que indique el paquete de macarrones.


Servir acompañado de la carne y la verdura del cocido si se desea. Os sobrará bastante caldo. Podéis colarlo y volver a hacer el cocido de garbanzos y macarrones o bien, hacer sopa. ¡Queda buenísima!.

¡Espero que os guste!. Si es así, no os perdáis mis actualizaciones. Podéis seguirme haciendo click en "Me gusta" de Facebook, añadiéndome en vuestros círculos en Google +, o en Twitter


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada