Mostrando entradas con la etiqueta thermomix. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta thermomix. Mostrar todas las entradas

martes, 25 de julio de 2017

Pastel de atún al microondas


A mí siempre me han gustado las recetas fáciles de hacer, que se hagan en un momento y que se puedan preparar con antelación. Este pastel de atún y pimientos rojos al microondas reúne todas estas condiciones. Cuando vi la receta en el blog Divina Cocina no me lo pensé dos veces y decidí hacerla. Es una de las recetas más fáciles y rápidas que podéis hacer en cualquier momento, y además, se puede preparar con antelación. Además, ¡está buenísima! ¿Qué más se puede pedir?

Sin ir más lejos, el otro día por la noche, justo después de sacarlo del microondas y una vez estuvo frío, lo metí en la nevera. Al día siguiente sólo tuve que ponerle la mantequilla y adornarlo un poco. ¡En un momento estuvo listo!

En la receta original pone que es para 6 personas, pero en casa solemos comer mucho y para 6 personas nos pareció poco. Por lo tanto, lo he cambiado y he puesto para 4 personas en lugar de 6. La receta puede hacerse con Thermomix o con cualquier batidora. No tiene mucho misterio. Simplemente es ir metiendo los ingredientes en el vaso de la Thermomix o la batidora y batir un rato. Luego sólo tenéis que dejar que se enfríe y adornar. O sea, que ya veis lo fácil que es. Por lo tanto, me dejo de rollos y paso a daros la receta con el paso a paso.

miércoles, 19 de abril de 2017

Arroz con leche


Aunque este arroz con leche está buenísimo, creo que este post va a ser uno de los menos vistos del blog. La receta es la del libro "Thermomix TM 31 Imprescindible para su cocina". Por lo tanto, seguramente todos los que tengan Thermomix ya la tendrán.

¿Y por qué publico una receta que nadie va a ver? Muy sencillo. Cada Semana Santa en casa se hace este arroz con leche, y sólo uso el libro para buscar esta receta. Por lo tanto, de un año para otro, a veces me cuesta un montón encontrar el libro, porque en mi casa, las cosas se mueven tanto que a veces parece que tenga un poltergeist... jajaja.

Uno de los motivos principales por los que creé el blog fue el poder guardar en un mismo sitio todas las recetas que tenía desperdigadas. Aunque con el paso del tiempo este motivo dejó de ser el principal, en este caso he vuelto a usarlo para guardar esta receta. De esta forma, el año que viene no tendré que estar rebuscando en los armarios para encontrar el dichoso libro... jajaja.

lunes, 6 de febrero de 2017

Tarta de caramelos de violeta


Se me ocurren un montón de adjetivos calificativos para describir el sabor de esta tarta de caramelos de violeta: Impresionante, buenísimo, delicado, maravilloso... podéis escoger el que queráis. Es de lo mejorcito que he probado últimamente.

Cuando yo era pequeña solía comer estos caramelos de violeta. Me encantaban. Siempre me los traía una vecina que era de fuera, y venía de vacaciones a mi pueblo. Lo bueno es que venía a menudo de vacaciones... lo malo es que en mi casa estos caramelos duraban muy poco... jajaja. Fue pasando el tiempo, la señora se hizo mayor y vendió el piso. Entonces se acabaron los caramelos... Donde yo vivo no suelen haber. De hecho, hasta hace poco no los había visto.

Un día que necesitaba urgentemente una cosa, me metí en un supermercado al que no voy nunca, porque está bastante lejos de casa y me pilla mal, pero justo aquél día, me venía de camino y entré. Una vez encontré lo que buscaba, me paseé un rato por los pasillos mirando qué había... ¡y ahí estaban! ¡Los caramelos de violetas que me traía mi vecina cuando yo era pequeña! No hace falta que os diga que cogí varias bolsas... jajaja.

Hacía mucho tiempo que quería hacer esta tarta, pero como donde yo vivo no se encuentran (o no sabía que se podían encontrar... jajaja), pues me quedaba con las ganas. Pero esta vez no... ¡Y qué buena que está! ¿Os lo había dicho? jajaja.

Aprovechando que viene San Valentín, pensé que esta tarta podría formar parte de una cena romántica, aunque también sirve para cualquier otro tipo de fiesta o celebración. Por lo tanto, creo que es un buen momento para hacerla. Ahora que... pensándolo bien... ¡cualquier momento es bueno para zamparse esta tarta! jajaja.

Estuve chafardeando por Internet y viendo recetas de tartas de caramelos de violeta. Al final adapté a mis gustos la tarta de caramelos violeta de La Juani de Ana Sevilla. Aquí os dejo el paso a paso y la receta tal cual la hice. Quedó de vicio. Salen de 8 a 12 raciones, dependiendo de si cortáis los trozos más o menos grandes. En mi caso, fueron 8 raciones, no hace falta que os diga por qué... jajaja.

lunes, 12 de diciembre de 2016

Bolitas de queso con arándanos y jamón


Estas bolitas de queso con arándanos y jamón son ideales para presentar en cualquier fiesta. Además, ahora que se acerca la navidad y todos vamos un poco liados con tanto preparativo, os tengo que decir que se pueden hacer las bolitas de queso y dejarlas en la nevera el día anterior. En el último momento sólo se tendrían que rebozar y justo antes de servir ponerlas en el palito.

Esta receta la encontré en el número 98 de la revista Thermomix. Me llamó la atención por los ingredientes, y porque era muy fácil de preparar. La he hecho dos veces. La primera la hice tal cual estaba en la revista. Tengo que decir que no nos acabó de gustar, pero como soy un poco tozuda, y creo que una receta así vale la pena, decidí hacerla a mi manera, con unos pocos cambios.

La segunda vez las bolitas quedaron buenísimas. Además, el hecho de que las bolitas estén sujetas a unos palitos de pan tipo grissini, le da un toque de originalidad estupendo. Eso sí, si no queréis ponerle los palitos de pan, podéis hacerlas sin palitos, o ponerle unos palitos de madera, para que queden al estilo "chupa chups". Eso ya depende de vosotros mismos.

lunes, 28 de noviembre de 2016

Vasitos de crema de melocotón y nubes (marshmallows)


¡Qué buena que estaba esta crema de melocotón y nubes! La verdad es que no tenía previsto hacer algo así, pero hace unas semanas, decidí hacer este bundt cake marmolado de chocolate y mantequilla de cacahuete, y para hacer la cobertura, pedí un bote enorme de de crema de nubes (o Marshmallow fluff, o crema de malvavisco, tiene muchos nombres) y me sobró bastante.

No sabía qué hacer con el Marshmallow fluff que me quedó, y busqué por Internet. Quería hacer algo diferente que no fuese la típica cobertura para pasteles o para cupcakes... y entonces fue cuando me encontré con esta receta A Temperatura Varoma

La receta era una mousse de melocotón con nubes y pensé que, si sustituía las nubes por el Marshmallow fluff podría servir para gastar el que me sobró. Queda como una crema. Si no tenéis Marshmallow fluff, podéis usar nubes y os quedará tipo mousse, ya que las nubes llevan más gelatina que la crema de nubes y el resultado será más consistente.

Sea como sea, os animo a hacerla, porque está deliciosa.

lunes, 12 de septiembre de 2016

Tarta flan de manzana


Hacía mucho tiempo que no me encontraba con una receta de tarta tan fácil de hacer. Esta tarta flan de manzana no tiene ninguna complicación. Tiene una textura similar al flan y está buenísima. Además, es apta para celíacos porque no contiene gluten. ¿Qué mas se puede pedir?

Este verano he dejado mi blog un poco de lado. En parte, porque las recetas nuevas que probé salieron fatal (como unas galletas con sabor a pizza, que en lugar de saber a pizza sabían a rayos... un bizcocho de plátano que podía ser cualquier cosa menos bizcocho... en fin). Y también en parte porque con la calor que hacía sólo me apetecía estar en remojo... jajaja.

Total, que después de las vacaciones y volviendo a la rutina habitual me encontré con esta receta del blog Food & Cakes by GB. Era tan fácil de hacer, que me decidí a hacerla. ¡Y salió de maravilla!. Además, al no llevar gluten, mi hijo, que es celíaco, la pudo probar.

La receta se puede hacer en Thermomix o con batidora. Simplemente se trata de triturar todos los ingredientes, y eso se puede hacer con ambas cosas. Os la recomiendo. Probadla y ya me diréis. Muchas gracias a Food & Cakes by GB por la receta.

lunes, 13 de junio de 2016

Tarta de pera sin gluten


¡Qué rica y qué fácil de hacer es esta tarta de pera! En cuanto vi la receta en Mis thermorecetas no me lo pensé ni un momento. Lo más "complicado" es tener que cortar las láminas de pera para la parte superior. El resto, se hace solo.

Además, es una tarta que no lleva gluten, ya que en lugar de harina lleva maizena. Por lo tanto, es apta para celíacos.  La textura es bastante húmeda, algo semejante a un pudding (no es lo mismo que un pudding, pero para que os hagáis a la idea).

Yo la hice de un día para otro. De esta forma da tiempo a que repose y que quede más consistente. Os la recomiendo si queréis hacer una tarta sin muchas complicaciones.

lunes, 23 de mayo de 2016

Lasaña sin gluten


Como he comentado en muchas ocasiones, mi hijo es celíaco, y como todos los celíacos saben, es bastante complicado hacer que según qué platos sepan igual que los que tienen gluten. Mi hijo nunca había probado la lasaña. Me daba un poco de reparo hacer una lasaña sin gluten porque tenía la impresión que todo parecido con la que lleva gluten sería pura coincidencia.

La semana pasada mi marido me propuso hacer una lasaña, pero sin gluten, para que pudiese comer también mi hijo. Después de darle muchas vueltas, decidí poner el relleno que usé en la lasaña de pan bimbo. Sale buenísimo, y qué mejor que poner ese relleno para una lasaña sin gluten. Eso sí: No le puse los champiñones, porque ya era arriesgar demasiado con mis hijos... jajaja.

En cuanto a la pasta... bueno, mi marido compró un paquete de placas de lasaña que encontró en el Mercadona (en la receta os pongo la foto).

Las placas de lasaña se tenían que cocer durante unos 5 ó 6 minutos. Seguí las instrucciones al pie de la letra, pero cuando las saqué, se habían pegado todas. Peeeroooo... las placas de lasaña estaban tan duras que las pude despegar. Me costó un montón, pero las despegué (vamos, que estaba alucinando, porque tiraba y tiraba y no se rompían). Tuve que tirar bastante, pero al estar tan duras, no se rompieron.

En ese momento me desmoralicé. Pensé que si en ese momento estaban así de duras, ¿Cómo iban a quedar una vez hecha la lasaña?. Pensé en dejarlas hervir más tiempo, pero en el paquete ponía 5 ó 6 minutos, y los había dejado el tiempo indicado. Por lo tanto, tenía que estar bien. En fin... que ya que había comenzado, tenía que llegar hasta el final, con todas las consecuencias. Por suerte, el relleno era un poco caldoso. Os tengo que decir que la lasaña la hice por la noche y, una vez hecha, la metí en la nevera hasta el día siguiente.

Al día siguiente, la metí en el horno, y cuando estuvo lista... ¡La pasta estaba blanda!. Y lo que es mejor: ¡Tenía el mismo sabor que la lasaña con gluten!. Mis hijos se la comieron toda. No dejaron nada. Incluso la niña, que es muy especial para la comida y nunca le gusta nada me dijo que quería que la volviese a hacer otro día.

Por cierto: Si no sois celíacos también la podéis hacer con pasta normal. Os la recomiendo.

Para que os hagáis una idea, me salieron dos bandejas de 20 x 20 cm. Y estaba buenísima. Por lo tanto, os paso la receta. ¡Probadla y ya me diréis!

martes, 17 de mayo de 2016

Bechamel sin gluten


Os he comentado alguna vez que mi hijo es celíaco, y la verdad es que es bastante complicado hacer de comer en casa, porque, o lo que hago lleva gluten, y por lo tanto tengo que hacer dos comidas diferentes, o hago algo sin gluten para todos, pero es muy difícil que guste a todos. Por lo tanto, acabo siempre haciendo dos comidas.

El otro día, mi marido me propuso hacer una lasaña, pero que no llevase gluten. Que pudiésemos comer todos. El hecho de hacer una lasaña sin gluten fue lo más fácil. Lo difícil, al menos para mi, fue encontrar una receta de bechamel que se pareciese a la bechamel de toda la vida, que fuese fácil de hacer, que no tuviese grumos... ¡y que les gustase a todos!

Y la encontré. La receta original es de Javirecetas. Pensé hacerla tal cual, pero como la lasaña la estaba haciendo con Thermomix, adapté la receta. Salió una bechamel perfecta y sin grumos. Además, mucho más fácil de hacer que hecha a mano. El sabor, también muy parecido a la bechamel de toda la vida (vamos, que yo no noté la diferencia).

O sea, que si sois celíacos, o si no lo sois pero os apetece probarla, os animo a hacer esta bechamel. No os arrepentiréis

lunes, 25 de abril de 2016

Pan de Sant Jordi


Más vale tarde que nunca... jajaja. El mismo día de Sant Jordi recibí un correo de mi presentadora de Thermomix Mª. Teresa Bardalet. Entre otras cosas, contenía este pan de Sant Jordi. Hacía tiempo que quería hacer la receta. La había conseguido por otra fuente, pero la receta se había perdido por algún lugar de mi casa. Definitivamente, el hecho de recibir otra vez esta receta, aunque fuese el mismo día de Sant Jordi, fue como una señal... jajaja ¡Tenía que hacerla! jajaja. Era tan fácil de hacer, que sin pensarlo dos veces, me puse a ello. Más que nada, para probar, ¡y salió buenísimo!.

Aunque lleve azúcar no es un dulce. El azúcar le da esponjosidad. Se trata de un pan salado, hecho de queso y sobrasada. Cuando acabé de hacerlo la cocina olía maravillosamente.

La lástima es que no llegué a tiempo de publicarlo el mismo día de Sant Jordi. Comencé a hacerlo por la tarde y acabé de hacer el pan por la noche. Imposible publicarlo ese mismo día. Estamos a día 24 y tenía pendiente publicar esta semana otra cosa, pero ¿Cómo voy a dejar pasar por alto esta recetaza? El año que viene la volveré a hacer, y no quería volverla a perder otra vez. Por lo tanto, y para no perderla, lo mejor es ponerla en el blog... jejeje.

Una vez hecho este pan, cuando se corta, se puede ver la senyera. Siempre hace gracia cuando tienes invitados. Si no sois de Cataluña, también lo podéis hacer. No hace falta que hagáis la senyera. Podéis hacer la bandera de España, si queréis. Los colores son los mismos, y el pan está delicioso. Sólo tenéis que poner en medio la masa amarilla y dividir en dos la masa roja y ponerla en los extremos.

lunes, 28 de marzo de 2016

Pastel de pisto


Este pastel de pisto es una forma original y diferente de comer verduras. Además, como gran parte de la receta tiene que prepararse con antelación, es ideal para la gente que no tiene mucho tiempo de preparar cosas a la hora de la comida. 

Como necesita unas horas de reposo, lo mejor es prepararlo la noche anterior. Al día siguiente, una hora antes de comer, se saca para que no esté muy frío y sea fácil de calentar. Cuando haya pasado el tiempo, se prepara la bechamel, se calienta en el horno y al final se gratina. Fácil y rápido.

Esta receta es del blog Recopilatorio de recetas Thermomix, pero he cambiado alguna cosa. Cuando la vi pensé en hacerla, pero en esos momentos mi marido estaba a dieta y tuve que guardármela en mi lista de pendientes. 

Como en estas épocas de semana santa la dieta se fue un poco "a paseo", decidí recuperar la receta y me puse manos a la obra. En lugar de nuez moscada decidí variar un poco la receta y le puse una cucharadita de polvo de boletus. El polvo de boletus se hace cogiendo un puñado de boletus desecados y triturándolos con una picadora o en la Thermomix. Si os sobra no lo tiréis. Este polvo de boletus os puede servir para ponerlo en otras salsas. Yo lo uso mucho en salsas para pastas. Les da un sabor especial. No hace falta decir que el pastel de pisto salió delicioso. 

lunes, 22 de febrero de 2016

Macarrones improvisados


No hay mal que por bien no venga. Estos macarrones tendrían que haber sido unos raviolis de calabacín y pollo del blog La Juani de Ana Sevilla. Lo malo es que hoy no tenía el día, y en lugar de los raviolis de calabacín y pollo me salieron estos raviolis deconstruidos de calabacín semidesintegrado que he publicado en mi blog de Pifias en la cocina... jajaja.

Resulta que hoy tenía que hacer tropecientas cosas y la cocina no es para ir con prisas. En lugar de cortar los calabacines bien gruesos, los corté más finos de lo que debía, y cuando los "saqué" del varoma, ¡la mayoría estaban desintegrados! jajaja. En fin, que sólo pude hacer cinco raviolis, y encima salieron fatal. 

Eran ya las cuatro de la tarde y mi marido y yo estábamos hambrientos. Lo que estaba claro era que con cinco raviolis para los dos no íbamos a hacer nada... y me había sobrado un montón de relleno. Total, que al final decidí meter los raviolis en un tupper y comérmelos en el trabajo (esperando que con la pinta que tienen no haya mucho cachondeo entre mis compañeros...) y hacer unos macarrones improvisados con el relleno que me había sobrado.

¡Y me han salido unos macarrones de vicio!. ¡Están buenísimos! O sea, que aquí los tenéis. Eso sí, la receta es para dos personas. Si queréis más raciones, doblad las cantidades.

lunes, 11 de enero de 2016

Tarta de turrón de Jijona


Al igual que pasa en muchas casas, cuando se acaban las navidades sobra turrón. En mi casa siempre acaba sobrando tooodo el turrón de Jijona. Como cada Navidad, siempre acaban apareciendo en casa una o varias tabletas de ese turrón. No sé si es por arte de magia o es que se materializan en el armario de la cocina... jajaja. La cuestión es que cuando me doy cuenta ya han aparecido. 

El problema es que a nosotros no nos gusta el turrón de Jijona, y siempre acaban dando vueltas por la cocina hasta que me decido a hacer alguna cosa con ellos. El año pasado hice un flan de turrón de Jijona, y este año, pensaba hacer lo mismo, pero di con esta receta del blog MisThermorecetas, y decidí ponerme manos a la obra.

¡La tarta salió buenísima!. ¡Y eso que no nos gusta el turrón de Jijona!... jajaja. Es un auténtico vicio. En mi caso la he hecho porque me sobraba turrón, pero se puede hacer como postre para Nochebuena, Navidad, Año Nuevo, o cualquier otro día festivo. Tiene un sabor muy suave y la combinación con las galletas a la canela y el cacao es acertadísima. Además, es muy fácil de hacer.

Muchas gracias al blog MisThermorecetas por la receta. :)

lunes, 31 de agosto de 2015

Granizado de mango y fresas


¡¡¡La receta de este granizado de mango y fresas es tan fácil que hasta me da vergüenza ponerla!!!  jajaja. Peeeroooo... como estamos en verano y hace tantísima calor, apetece algo fresquito y sano, como un buen granizado.

¿Y qué mejor granizado que uno de mango y fresas? Pues eso era lo que estaba pensando cuando llegué al supermercado. O sea, que me fui directa a la frutería y me aprovisioné de unos cuantos mangos y unas cuantas fresas. De hecho, para esta receta sólo necesité un mango, pero quería hacer más cosas con mangos y compré unos cuantos. 

La idea era hacer el granizado para merendar, pero luego me salieron un par de cosillas y lo hice para postre de nuestra cena. Además, cuando llegué a casa después de la compra me di cuenta que... ¡me faltaban cubitos de hielo! Pues nada... puse agua en la cubitera y pensé que en un par de horas estarían hechos los cubitos... 

Sólo deciros que cuando giré las cubiteras en lugar de cubitos cayó una mezcla hielo y agua... pero yo en ese momento ni me enteré... No miré el contenedor de cubitos y no me di cuenta de lo que había pasado hasta el momento de hacer el granizado. Cuando abrí el contenedor de cubitos el agua ya se había convertido en hielo. Había una especie de bloque enorme de hielo y por en medio, los cubitos pegados... jajaja.

En fin, que a veces soy una despistada y una impaciente... jajaja. Me costó horrores romper aquello. De hecho, en las fotos se pueden ver los trozos enormes que pude partir. ¡Vamos, que si no lo hubiese podido partir hubiese puesto todo el bloque entero!. ¡Yo no me quedaba sin mi granizado! jajaja.

lunes, 20 de julio de 2015

Sopa de melón con jamón al cava


Con esta calor que hace sólo apetecen cosas frías, y el otro día para cenar me acordé de una sopa de melón con jamón al cava que había probado en casa de un amigo mío hace muchos años. Nos invitó para enseñarnos su casa y su mujer, Montserrat, entre otras cosas, preparó esta receta. 

Nos gustó tanto que le pedí la receta a Montserrat, y mi amigo Jesús me la mandó por correo. Y ahí se quedó... guardada en el correo... hasta el otro día, que me acordé de ella... jajaja. Había pasado tanto tiempo que sólo recordaba que me había dado la receta, pero creía que me la había dado en un papel.

Estaba a punto de enviarle un whatsapp para volver a pedirle la receta y esperar a que Montserrat se acordase cuando de golpe, se me encendió la bombilla y me acordé que no estaba en un papel... ¡Estaba en mi correo!. Me puse a buscar, y ¡¡¡la encontré!!! ¡¡¡El correo era de julio del 2009!!! jajaja.

Peerooo... la receta no ponía cantidades exactas de muchos ingredientes. El que más me preocupaba era el cava. Sólo ponía "cava". ¿Cuánto le ponía? ¿Media botella? ¿La botella entera? Entonces sí que le envié un whatsapp para decirle que le preguntase a su mujer cuánto cava le ponía... Y me contestó "Un chorro"... jajaja.

En fin, que decidí hacerlo a ojo, ir pesando y probando la sopa de melón y dejarlo más o menos a mi gusto. Por cierto, "un chorro" para mi gusto son 60 gramos... jajaja.

La receta original lleva jamón de pato, pero donde yo vivo no se encuentra. Por lo tanto, lo hice con virutas de jamón, que también están muy buenas.

Otra cosa: Esta receta está hecha con Thermomix, pero se puede usar cualquier batidora para triturar los ingredientes.

Montserrat, moltes gràcies per la recepta guapa! :)

lunes, 29 de junio de 2015

Cómo hacer cebolla caramelizada


En este tutorial os explicaré cómo se hace la cebolla caramelizada. La cebolla caramelizada se suele usar cada vez más como ingrediente en recetas tan variadas como canapés o como acompañamiento en platos de carne. Yo, sin ir más lejos, entre otros platos, la he usado en las pilonas de berenjenas y queso con cebolla caramelizada. También he hecho bocadillos de lomo a la plancha con pimiento verde y cebolla caramelizada que están para chuparse los dedos, y próximamente la volveré a usar en una trenza de hojaldre que colgaré dentro de poco.

Mucha gente desconoce cómo se hace la cebolla caramelizada, y es una pena, porque la receta es muy fácil y queda buenísima. Además, se puede guardar en la nevera durante varios días. Si queréis, también la podéis congelar en cubiteras. Una vez congelada, podéis desmoldar los cubitos de cebolla caramelizada y guardarlos dentro del congelador en una bolsa para congelar, apuntando la fecha para acordaos de cuándo los habéis congelado. 

Cuando la necesitéis, podéis descongelar la cantidad que se quiera, ya que al estar en forma de cubitos, es más fácil obtener la cantidad que vayáis a usar. Para descongelar los cubitos de cebolla caramelizada sólo tenéis que dejarlos a temperatura ambiente hasta que se hayan descongelado.

También os tengo que decir que, aunque necesitemos medio quilo de cebolla, no os creáis que os va a salir un montón. Al cocinarla, la cebolla se reduce y no queda tanto.

lunes, 22 de junio de 2015

Lasaña fría de atún


Pues nada... ¡Que ya ha llegado el verano!, y para estos días de calor, lo mejor que hay son cosas frías como esta lasaña fría de atún. Es una receta muy fácil y rápida de hacer. La podéis dejar preparada incluso el día anterior y al día siguiente os la zampáis después de llegar de la playa. jajaja.

Eso sí, si la preparáis el día anterior, tapad la lasaña con papel film para que no se os reseque en la nevera. En mi caso, hice la de la foto directamente en un plato, para que quedase bien en la presentación, y el resto lo hice en una fuente de esas para horno, porque sabía que nos iba a sobrar, y al menos aguantaría mejor dentro de esa fuente que directamente en un plato.

Como también era la primera vez que preparaba esta lasaña fría de atún, los ingredientes fueron un poco a ojo, y algunas veces me faltó (como con los huevos, que al final fueron más de los que había puesto en la foto... jajaja) y otras me sobró (como las placas de lasaña, que hice para un regimiento). 

En la receta os pongo los ingredientes para que os salgan cuatro lasañas de tres pisos. La lasaña de la foto la hice de cuatro pisos, pero luego vi que no tendría suficiente relleno para hacer cuatro lasañas de cuatro pisos. Podéis hacer tres lasañas de cuatro pisos, pero después de haberme comido la lasaña de la foto, cuatro pisos me parecieron demasiados para una ración. Por lo tanto, mejor cuatro lasañas de tres pisos. ¡Estáis avisados! jajaja.

Otra cosa: Aunque la receta esté hecha con Thermomix, podéis hacerla usando una picadora cualquiera, o picar los ingredientes como os vaya bien... Si os va mejor, podéis picarlos a mano. Es un poco más elaborado, pero se puede hacer. Por lo tanto, no os preocupéis por este aspecto.

lunes, 11 de mayo de 2015

Pilonas de berenjenas y queso con cebolla caramelizada


El otro día, mi presentadora de Thermomix Teresa Bardalet nos envió un correo con un montón de recetas. Entre ellas, me llamaron la atención estas pilonas de berenjenas y queso con cebolla caramelizada.

La receta venía sin foto, pero sólo con ver los ingredientes, pensé que sería una buena idea hacerlos como canapés para un día de fiesta. Salieron buenísimos y fueron todo un éxito. Como viene siendo costumbre últimamente, los tuve que repetir dos veces. Las dos veces estaban buenísimos.

La primera vez no tenía queso rallado para poner por encima y lo hice con queso grana padano en polvo. El problema es que en las fotos, al estar tostadito el queso, daba un efecto como si estuviese florido.

Al final, decidí volverlas a hacer, y ponerles por encima queso rallado. Estaban igual de buenas, pero sin el "efecto florido" del queso grana padano en polvo... jajaja.

La combinación dulce - salado de esta receta es impresionante. Os recomiendo que la probéis, porque vale la pena. Os sobrará cebolla caramelizada, pero se puede poner en otros platos (por ejemplo, de carne).

Nosotros hicimos unos bocadillos de lomo a la plancha con pimientos verdes fritos, queso y cebolla caramelizada que estaban para quitar el sentido... jajaja. Sólo es un ejemplo de lo que podéis hacer con la cebolla caramelizada que os sobre. ¡Hay un montón de combinaciones posibles!

Muchas gracias a Teresa Bardalet por la receta. ¡Volaron en un momento!

lunes, 27 de abril de 2015

Tarta de caramelos pikotas (con sabor a piruleta de fresa)


Siempre me ha gustado el sabor de las piruletas de fresa... ¡ Y esta tarta tiene sabor a piruleta de fresa! Sí, tal y como lo leéis. El otro día, estaba chafardeando por internet y fui a parar al blog La casita de chocolate. Me llamó mucho la atención esta tarta de caramelos pikotas. Son unos caramelos que tienen gusto a piruleta de fresa y que están buenísimos. Por lo tanto, decidí que mi próxima tarta iba a ser de caramelos pikotas. ¡Y ha sido todo un acierto!. 

He modificado algunos ingredientes y cantidades, y alguna cosita a la hora de hacerla, pero el procedimiento básicamente es casi el mismo que el original. Con la receta os pongo el paso a paso para que veáis cómo se hace.

La tarta ha sido un visto y no visto. De hecho, sólo tuve tiempo de hacer unas pocas fotos a la tarta. Mi marido se llevó un trozo al trabajo, para que la probasen sus compañeros y el resto, en unos minutos, desapareció. ¡Estaba buenísima!. Si seguimos a este paso, dentro de poco no vamos a caber por la puerta... jajaja.

Muchos os preguntaréis dónde podéis encontrar estos caramelos. Podéis encontrar los caramelos pikotas en muchos sitios. Yo los encontré en el Mercadona. No son de la marca Hacendado. Por lo tanto, lo deben de vender en más sitios. En la receta os pongo una foto de la bolsa para que podáis encontrarlos.

lunes, 6 de abril de 2015

Natillas de naranja con sirope de fresa


Me encanta la combinación de las naranjas y las fresas, y aprovechando que es época de naranjas y tenía sirope de fresa, decidí hacer estas natillas que quedaron buenísimas.

Son muy fáciles de hacer, y como se hacen en Thermomix, se hacen en un momento. Además, al llevar sólo maizena, no contienen gluten, y son aptas para celíacos. Eso sí, no las adornéis con las bolitas de chocolate, porque estas sí que llevan gluten.

En un principio, pensé en adornarlas con virutas de chocolate negro, pero justo cuando iba a hacer las virutas, me di cuenta de que, "misteriosamente", había desaparecido el chocolate negro... En casa, si hay chocolate, se tiene que guardar bajo llave, por que si no, ¡vuela! jajaja.

Al final le puse unas bolitas de chocolate, pero creo que hubiese estado mucho mejor si no hubiese volado el chocolate negro... jajaja.