Mostrando entradas con la etiqueta mousse. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta mousse. Mostrar todas las entradas

lunes, 28 de noviembre de 2016

Vasitos de crema de melocotón y nubes (marshmallows)


¡Qué buena que estaba esta crema de melocotón y nubes! La verdad es que no tenía previsto hacer algo así, pero hace unas semanas, decidí hacer este bundt cake marmolado de chocolate y mantequilla de cacahuete, y para hacer la cobertura, pedí un bote enorme de de crema de nubes (o Marshmallow fluff, o crema de malvavisco, tiene muchos nombres) y me sobró bastante.

No sabía qué hacer con el Marshmallow fluff que me quedó, y busqué por Internet. Quería hacer algo diferente que no fuese la típica cobertura para pasteles o para cupcakes... y entonces fue cuando me encontré con esta receta A Temperatura Varoma

La receta era una mousse de melocotón con nubes y pensé que, si sustituía las nubes por el Marshmallow fluff podría servir para gastar el que me sobró. Queda como una crema. Si no tenéis Marshmallow fluff, podéis usar nubes y os quedará tipo mousse, ya que las nubes llevan más gelatina que la crema de nubes y el resultado será más consistente.

Sea como sea, os animo a hacerla, porque está deliciosa.

lunes, 2 de mayo de 2016

Pastelitos de mousse de chocolate


Estos pastelitos de mousse de chocolate que vi en una receta de Nestlé son una auténtica delicia, y quedan estupendamente en el caso de tener visitas. Además, podéis hacer la mousse con antelación, ya que tiene que estar en el congelador, y el día que vayáis a servirla, ponerla en la nevera y preparar la cobertura de chocolate que va por encima.

Para que os hagáis una idea, con esta receta salen seis pastelitos de mousse de chocolate. Me sobró sólo un poquitín de mousse que puse en un vaso. Los pastelitos desaparecieron en un momento, pero antes de que desapareciesen pasó algo que os quiero comentar y os agradeceré que me deis vuestra opinión.

Una vez acabados de adornar los pastelitos, como siempre suelo hacer, me puse a hacer las fotos de rigor para el blog. Siempre suelo usar un mantel que tengo de colores bastante vistosos. Estaba yo en plena faena cuando llegó mi suegra y me vio haciendo las fotos. "¿Pero qué estás haciendoooo?" me dijo. Yo, extrañada, porque sabe perfectamente que hago fotos para el blog se lo expliqué. Entonces me dijo "¡Quita ese mantel!. ¿No ves que tiene demasiados colores y distrae la atención?"

Tengo que decir que mi suegra ha sido fotógrafa de profesión durante toda su vida. En cuanto me di cuenta, ya me había buscado un mantel sólo de color azul. Es un mantel que tengo nuevo y que nunca he usado, porque me da pánico ponerlo en la mesa. Me pone mala el hecho de pensar que se pueda manchar y que tenga que lavarlo. Es de esos que se arrugan muchísimo, y el día que lo tenga que lavar me voy a pasar un mes planchándolo y no va a volver a quedar nunca igual... jajaja.

Mientras lo iba extendiendo en la mesa yo iba pensando: "Que no se manche... que no se manche..." jajaja. En fin, que hice unas cuantas fotos y luego me dijo "Apaga la luz, que hace demasiados reflejos". Hice unas cuantas más, pero las que hice sin luz salieron demasiado oscuras.

En fin, que no me convencía. Por lo tanto, les enseñé las fotos con mantel colorido y con el mantel azul a mis compañeros de trabajo. Ganaron las fotos con el mantel azul, pero con poco margen. Por lo tanto, en la portada va la foto del mantel azul... pero la última foto es la del mantel colorido. Yo no me rindo... jajaja. No tengo ni idea de fotografía (es evidente, si veis las fotos de mi blog... jajaja), pero me sigue gustando más la del mantel colorido. Si me podéis hacer un favor, mirad las dos y decidme cuál os gusta más.

lunes, 21 de septiembre de 2015

Vasitos con mousse de chocolate blanco y crema de mango


Hay días que te da por comprar cosas que están de oferta y luego te olvidas y cuando te das cuenta están a punto de echarse a perder... jajaja. Eso me pasó a mi con los mangos, que me encantan de cualquier forma. Los encontré muy bien de precio y compré bastantes... Gasté unos cuantos y el resto ahí se quedaron, en la nevera, hasta que me di cuenta al cabo de un tiempo. Y como me gusta ir haciendo cosas nuevas, porque comer siempre lo mismo es muy aburrido, pues comencé a mirar a ver en qué podía gastar los mangos...

Buscando por mi archivo personal de recetas pendientes de hacer, di con ésta receta, que estaba explicada un poco de mala manera ya que la apunté a mano mientras veía el Canal Cocina, pero que tenía muy buena pinta. 

Os he de decir que con estas cantidades hay para un regimiento, pero que está tan bueno que desaparecerán en un momento... jajaja. Si no queréis hacer tanto, podéis poner la mitad. 

También os tengo que decir que no sabía qué nombre ponerle, porque no es bien bien una mousse de chocolate blanco. La mousse lleva claras de huevo y esto no. 

Un aviso: Normalmente pongo recetas bastante fáciles de hacer, pero esta, es un pelín puñetera. Para mezclar el chocolate blanco con la nata, el chocolate blanco tiene que estar derretido, pero a temperatura ambiente. Si no lo hacéis así, tendréis una textura como granulada. No pasa nada. Sigue estando riquísima también. (lo sé porque lo hice dos veces. La primera salió granulada y la segunda no). Si os sale una textura granulada tendréis problemas si le ponéis una boquilla muy estrecha o muy cerrada.

Por lo tanto, por si las moscas, si le ponéis una boquilla a la manga pastelera para la mousse de chocolate blanco, mejor que sea de estrella bastante abierta, porque si la boquilla es estrecha o muy cerrada y os queda esa textura granulada, no habrá manera de que salga nada.

lunes, 19 de enero de 2015

Mousse de chocolate y turrón de Jijona


Como ya os he comentado en alguna otra ocasión, no me gusta mucho el turrón de Jijona, y como cada navidad, a pesar de no haber comprado ninguna tableta, siempre aparece como por arte de magia una tableta de ese turrón por casa.

Estas navidades, mi madre compró por error ¡tres tabletas de turrón de Jijona!. Sí, como leéis. ¡Tres!. Mi madre ya es muy mayor y no se entera mucho. Y cuando fue a comprar turrón compró cuatro cajas diferentes. Como eran de diferentes marcas, y el dibujo no era el mismo, no se dio cuenta de que habían tres de turrón de Jijona. La cuarta tableta era de nata nueces, que tampoco me gusta... jajaja.

En fin, que un día, por arte de magia, apareció en el armario de mi cocina una de esas tres tabletas... jajaja. El año pasado, tuve la caja de turrón de Jijona dando vueltas por el armario hasta que en julio (sí, habéis leído bien, he dicho "en julio"... jajaja) decidí hacer este Flan de turrón de Jijona.

Este año no iba a dejar que la tableta estuviese dando vueltas por el armario durante tanto tiempo. Mirando por internet, me encontré con una receta de mousse de turrón y chocolate del blog La Juani de Ana Sevilla. Y la verdad es que nos gustó a todos un montón. He cambiado algún tiempo, pero la receta básicamente es la misma.

Es una buena forma de aprovechar el turrón que siempre queda después de navidades, o también, de hacer un postre diferente para estas fiestas.

No me enrollo más y os dejo con el paso a paso.

domingo, 4 de marzo de 2012

Mousse de Chocolate


Esta mousse de chocolate ha sido el resultado de un desastre total con el relleno de la ya famosa tarta rayada. Hace unos días vino mi amiga Elena de Francia, y siempre que viene intentamos quedar para cenar y hacer alguna cosa interesante en la cocina. Esta vez tocaba la tarta rayada.

El problema vino con el relleno. No hubo forma humana de que saliera el dichoso relleno!!! Lo repetí dos veces y al final tuve que echar a la basura casi un quilo de una masa extraña de mantequilla, leche, chocolate y azúcar glass que parecía cortada... eso sin contar que al echar el relleno en la bolsa de la basura, me resbaló el recipiente y cayó una parte encima de mis pantalones!!! Definitivamente, aquél no era mi día!!!

Ya estaba a punto de echarlo todo por la borda y mandar a paseo la tarta rayada... Entonces mi amiga Elena sugirió que en lugar del relleno de la receta pusiésemos mousse de chocolate. Tuve que llamar a mi suegra para que me trajera más huevos, pero al final funcionó. Tengo que decir que la mousse de chocolate la hizo Elena, ya que yo estaba ya que me subía por las paredes y ella es toda una experta haciendo mousses de chocolate!!! Por lo tanto, tengo que agradecer a mi amiga Elena por la receta y por la mousse tan estupenda que hizo.

Una vez puesto el relleno en la tarta rayada sobró un poquito y lo puse en unos boles. Estaba buenísimo!!!