Mostrando entradas con la etiqueta fiestas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta fiestas. Mostrar todas las entradas

lunes, 8 de mayo de 2017

Galletas de leopardo


Esta es mi receta número 201 del blog, y para celebrar que ya tengo más de doscientas recetas, he decidido hacer estas deliciosas galletas de leopardo. Hace mucho tiempo que quería hacer estas galletas. Al final, hace como un mes, me decidí a hacerlas. La receta que usé fue la de María Lunarillos, pero (perdóname María) el sabor no nos acabó de convencer. Por lo tanto, decidí hacerlas a mi manera haciendo algún cambio. Esta segunda vez volaron. ¡Mi hija no hacía nada más que pedir galletas! jajaja.

Además, la primera vez que las hice me equivoqué con los colores. Cuando corté aquellas galletas pensé que había algo que no me cuadraba, y cuando saqué las galletas del horno me di cuenta de qué era lo que no estaba bien: La parte más clara estaba bien, pero la parte negra y la marrón estaban cambiadas de lugar: La negra dentro y la marrón fuera... Y yo enviando fotos del corte y del paso a paso del horneado a mis amigas y diciéndoles "Son galletas de leopardo"... y ellas pensando "Qué leopardo tan raro... " jajaja. ¡Anda, que ya me vale! jajaja.

En fin, que la segunda vez ya fui con más cuidado con los colores, ¡y salieron chulísimas! No os voy a mentir, son un poco laboriosas de hacer, pero el resultado vale la pena. Sobre todo si las tenéis que regalar a alguien, o las vais a compartir. Son muy vistosas y cuando las ven, alucinan.

miércoles, 19 de abril de 2017

Arroz con leche


Aunque este arroz con leche está buenísimo, creo que este post va a ser uno de los menos vistos del blog. La receta es la del libro "Thermomix TM 31 Imprescindible para su cocina". Por lo tanto, seguramente todos los que tengan Thermomix ya la tendrán.

¿Y por qué publico una receta que nadie va a ver? Muy sencillo. Cada Semana Santa en casa se hace este arroz con leche, y sólo uso el libro para buscar esta receta. Por lo tanto, de un año para otro, a veces me cuesta un montón encontrar el libro, porque en mi casa, las cosas se mueven tanto que a veces parece que tenga un poltergeist... jajaja.

Uno de los motivos principales por los que creé el blog fue el poder guardar en un mismo sitio todas las recetas que tenía desperdigadas. Aunque con el paso del tiempo este motivo dejó de ser el principal, en este caso he vuelto a usarlo para guardar esta receta. De esta forma, el año que viene no tendré que estar rebuscando en los armarios para encontrar el dichoso libro... jajaja.

lunes, 27 de marzo de 2017

Bocaditos de pollo y champiñones con salsa de boletus


¡Estos bocaditos de pollo y champiñones con salsa de boletus están de vicio! Son ideales para una comida o cena de picoteo y son muy fáciles de hacer, pero tienen un peligro: Si los probáis, ¡no podréis dejar de comer! jajaja.

El otro día, navegando por Facebook me salió un vídeo de estos de publicidad donde se rellenaban unas rebanadas de pan bimbo como si fuesen empanadillas. El relleno no me convenció nada, pero la forma de hacer las rebanadas de pan bimbo me pareció original. Por lo tanto, decidí hacer el simulacro de empanadillas con las rebanadas de pan bimbo, pero cambiando el relleno.

¿Y qué relleno iba a poner? Pues ni idea... pero quería que fuese algo con pollo. Por lo tanto, me fui a comprar un par de pechugas de pollo y les dije que me las abrieran un poco para que fuesen más rápidas de hacer a la plancha.

Una vez en la cocina, miré a ver qué tenía a mano, y... ¡A la aventura!... jajaja. Los bocaditos triunfaron. De hecho, desaparecieron en menos que canta un gallo. Tengo que decir que, a parte del relleno, decidí también poner en unos cuantos bocaditos un trozo de loncha de queso, pero luego, a la hora de comérnoslos no supimos distinguir cuál tenía queso y cuál no... o sea, que tampoco afectó mucho al sabor. Igual tendría que haber puesto lonchas de otro tipo de queso.

Con los ingredientes que os pongo os saldrán para unos 20 bocaditos (o quizá más). ¡Todo un atracón!... jajaja. Si no queréis hacer tantos, podéis dividir la cantidad.

lunes, 13 de marzo de 2017

Bizcocho de turrón de Jijona y chocolate blanco


Hacía año y medio que tenía en casa una tableta de turrón de Jijona que me regaló mi madre. A mi no me gusta el turrón de Jijona, y siempre intento hacer alguna cosa que no sea comérmelo a palo seco, pero el tiempo iba pasando y el turrón seguía en el armario. 

Ya casi era como un miembro de la familia por el tiempo que llevaba en la cocina, pero sintiéndolo mucho, llegaba ya a su fecha de caducidad, y como a mi no me gusta tirar las cosas, antes de que al turrón le salieran patas y decidiese salir de casa por su propio pie, pensé en hacer un bizcocho. 

Estuve mirando por Internet a ver si veía alguno que me convenciera, y al final, decidí hacer una variante del Bizcocho de turrón de webos fritos. Dudo que leas esto Su, pero si lo lees, muchas gracias por la receta. Como siempre, tus recetas no fallan.

Me apetecía hacer algo con chocolate blanco, y lo rellené con trocitos por dentro y por fuera le puse también una cobertura. Además, lo acompañé en el plato con una salsa de chocolate blanco y naranja para chuparse los dedos. El bizcocho quedó buenísimo. No hace falta decir que en poco tiempo desapareció. La combinación del turrón de Jijona con el chocolate blanco queda deliciosa, y acompañado con la salsa, queda impresionante.

Es un bizcocho bastante grande. Salen de 8 a 12 raciones. Dependiendo de lo grandes que cortéis las porciones.

Si os sobra alguna tableta de turrón de Jijona y no sabéis qué hacer con ella, os animo a probar el bizcocho. Vale la pena.

lunes, 6 de febrero de 2017

Tarta de caramelos de violeta


Se me ocurren un montón de adjetivos calificativos para describir el sabor de esta tarta de caramelos de violeta: Impresionante, buenísimo, delicado, maravilloso... podéis escoger el que queráis. Es de lo mejorcito que he probado últimamente.

Cuando yo era pequeña solía comer estos caramelos de violeta. Me encantaban. Siempre me los traía una vecina que era de fuera, y venía de vacaciones a mi pueblo. Lo bueno es que venía a menudo de vacaciones... lo malo es que en mi casa estos caramelos duraban muy poco... jajaja. Fue pasando el tiempo, la señora se hizo mayor y vendió el piso. Entonces se acabaron los caramelos... Donde yo vivo no suelen haber. De hecho, hasta hace poco no los había visto.

Un día que necesitaba urgentemente una cosa, me metí en un supermercado al que no voy nunca, porque está bastante lejos de casa y me pilla mal, pero justo aquél día, me venía de camino y entré. Una vez encontré lo que buscaba, me paseé un rato por los pasillos mirando qué había... ¡y ahí estaban! ¡Los caramelos de violetas que me traía mi vecina cuando yo era pequeña! No hace falta que os diga que cogí varias bolsas... jajaja.

Hacía mucho tiempo que quería hacer esta tarta, pero como donde yo vivo no se encuentran (o no sabía que se podían encontrar... jajaja), pues me quedaba con las ganas. Pero esta vez no... ¡Y qué buena que está! ¿Os lo había dicho? jajaja.

Aprovechando que viene San Valentín, pensé que esta tarta podría formar parte de una cena romántica, aunque también sirve para cualquier otro tipo de fiesta o celebración. Por lo tanto, creo que es un buen momento para hacerla. Ahora que... pensándolo bien... ¡cualquier momento es bueno para zamparse esta tarta! jajaja.

Estuve chafardeando por Internet y viendo recetas de tartas de caramelos de violeta. Al final adapté a mis gustos la tarta de caramelos violeta de La Juani de Ana Sevilla. Aquí os dejo el paso a paso y la receta tal cual la hice. Quedó de vicio. Salen de 8 a 12 raciones, dependiendo de si cortáis los trozos más o menos grandes. En mi caso, fueron 8 raciones, no hace falta que os diga por qué... jajaja.

martes, 3 de enero de 2017

Cinta de lomo rellena de manzana, ciruelas pasas y bacon con salsa de Pedro Ximenez y boletus


¡Qué buena que estaba esta cinta de lomo rellena de manzanas, ciruelas y bacon con salsa de Pedro Ximenez y boletus!. De verdad: Si la hacéis, no os vais a arrepentir. Es una de las recetas más sabrosas que hemos probado en casa últimamente.

Y pensar que estuve a punto de darle la cinta de lomo a mi suegra, porque no tenía tiempo de hacer nada... jajaja. Este mes de diciembre ha sido un tanto complicado en mi trabajo, y he tenido que hacer más horas que un reloj. Compré esta cinta de lomo y, en un momento de agobio, le dije a mi suegra que se la llevase, porque no tendría tiempo de hacer nada. Por suerte, no se la llevó, y tuve tiempo de hacer algo con ella... jajaja.

La idea era hacer la cinta de lomo rellena de manzana, ciruelas y algo más, con alguna salsa. Como me gusta tanto el Pedro Ximenez para hacer salsas, pensé que le pondría un poquito. Normalmente pongo champiñones de guarnición, pero como se acercaban las fiestas, había comprado en La Sirena una caja de boletus congelados, y pensé en ponerlos en lugar de los típicos champiñones. ¡Acerté de lleno!

Para los que no sepan qué es el Pedro Ximenez, os diré que es un vino dulce muy parecido al vino de Jerez. Si no encontráis Pedro Ximenez, podéis usar un vino dulce de Jerez.

Sólo deciros que la cinta de lomo voló en un momento. Además, es un plato muy fácil de hacer para estas fiestas. Lo único "complicado", si no lo habéis hecho nunca, es atar el lomo. Hay un montón de tutoriales en internet que explican cómo hacerlo. Una vez aprendáis, luego volverlo a hacer es coser y cantar. Vale la pena hacer la receta.

lunes, 12 de diciembre de 2016

Bolitas de queso con arándanos y jamón


Estas bolitas de queso con arándanos y jamón son ideales para presentar en cualquier fiesta. Además, ahora que se acerca la navidad y todos vamos un poco liados con tanto preparativo, os tengo que decir que se pueden hacer las bolitas de queso y dejarlas en la nevera el día anterior. En el último momento sólo se tendrían que rebozar y justo antes de servir ponerlas en el palito.

Esta receta la encontré en el número 98 de la revista Thermomix. Me llamó la atención por los ingredientes, y porque era muy fácil de preparar. La he hecho dos veces. La primera la hice tal cual estaba en la revista. Tengo que decir que no nos acabó de gustar, pero como soy un poco tozuda, y creo que una receta así vale la pena, decidí hacerla a mi manera, con unos pocos cambios.

La segunda vez las bolitas quedaron buenísimas. Además, el hecho de que las bolitas estén sujetas a unos palitos de pan tipo grissini, le da un toque de originalidad estupendo. Eso sí, si no queréis ponerle los palitos de pan, podéis hacerlas sin palitos, o ponerle unos palitos de madera, para que queden al estilo "chupa chups". Eso ya depende de vosotros mismos.

lunes, 17 de octubre de 2016

Arañas mortíferas


Podéis ir pensando que estas arañas son muy monas, sí... pero, ¿sabéis qué ha pasado en realidad? Estas dos calaveras eran un par de incautos que han pensado lo mismo: "¡Mira qué arañitas tan monas!..." y decidieron darles unas galletas a ver qué hacían... ¡Las arañas, sin pensárselo dos veces, saltaron sobre ellos y se los comieron!... ¡Y como ya tenían la panza llena, se llevaron las galletas para comérselas más tarde como merienda! Esta foto, en plena huida con las galletas da fe de ello... O sea, que si algún día os encontráis con ellas, id con mucho cuidado...

En realidad, estas arañas mortíferas fueron creadas por una bruja malvada en una maldita noche de Halloween, y el otro día cayó en mis manos la receta mágica indispensable para que cobren vida en esa noche. Con esta receta salen unas cincuenta arañas mortíferas...¡Todo un ejército!. Si decidís correr el riesgo de realizar esta receta mágica para la noche de Halloween, asumid todas las consecuencias...

Un consejo para que tengáis la posibilidad de sobrevivir a estas arañas en la noche de Halloween... Las galletas que les dieron los dos incautos les encantaron. Por lo tanto, si cuando hagáis las arañas, las hacéis con las galletas, existe una mínima posibilidad de que se zampen primero las galletas y cuando vayan a por vosotros ya tengan la panza llena y se lo piensen dos veces antes de mataros. Estáis avisados...

lunes, 19 de septiembre de 2016

Polo-pizzas


¡Aquí tenéis estas estupendas pizzas con forma de polo!. Ideales para fiestas, o para cenas de picoteo. ¿Qué mejor que unas polo-pizzas de los sabores que más os gusten?

Nosotros hicimos dos polo-pizzas de champiñones, una de atún, una de jamón de York y la última de jamón de York y champiñones, pero vosotros podéis hacerlas como más os gusten. Sólo es una idea.

Además, como podéis ver, una vez horneadas se aguantan perfectamente en su palo. ¡Así son más fáciles de comer! jajaja.

Quizá la próxima vez también le ponga un poco de salsa de tomate pincelada por encima, para que tenga más pinta de pizza por fuera. Esta vez me daba miedo de que se cayera el queso de encima si le ponía tomate, pero para la próxima vez lo probaré (habrá próxima vez porque fueron todo un éxito... jajaja).

La cantidad de ingredientes van a gusto del consumidor, y también depende del tamaño del molde que uséis para cortar la masa de la pizza. Para que os hagáis una idea, yo usé dos láminas de masa de pizza y me salieron 5 polo-pizzas. Os recomiendo que el molde sea proporcional al palo que uséis para las polo-pizzas. Si el palo es muy largo, no uséis un mini-molde, y si el palo es muy pequeño, no uséis un molde enorme.

Dicho esto, os dejo con la receta:

lunes, 4 de julio de 2016

Canapés de atún, huevo y surimi


Aquí tenéis uno de los canapés que solemos hacer en casa y de los que más triunfan: Los canapés de atún, huevo y surimi (también llamados palitos de cangrejo). Es como hacer los pimientos del piquillo rellenos pero de forma deconstruida... jajaja.

Además, para quien vaya con prisas a última hora, se puede dejar preparado el relleno sin la mayonesa y los pimientos del piquillo cortados con antelación y en el último momento mezclar la mayonesa con el relleno y montar las tartaletas.  En total, con las cantidades que os indico, salen 15 tartaletas. 

Si no tenéis tartaletas, también pueden hacerse sobre rebanadas de pan de molde y, una vez extendido el relleno, partir las rebanadas en cuatro trozos cada una.

En cuanto al "floripondio" que hay sobre el cuadrado de pimientos del piquillo, no lo suelo poner, pero una vez hechos los canapés, mi marido me dijo que parecía que faltaba algo sobre el pimiento del piquillo... así que, cogí una manga pastelera y se lo puse... jajaja. En fin...

¿Qué más queréis? Fácil, rápido, ¡y además están buenísimos!. Os dejo con la receta.

lunes, 25 de abril de 2016

Pan de Sant Jordi


Más vale tarde que nunca... jajaja. El mismo día de Sant Jordi recibí un correo de mi presentadora de Thermomix Mª. Teresa Bardalet. Entre otras cosas, contenía este pan de Sant Jordi. Hacía tiempo que quería hacer la receta. La había conseguido por otra fuente, pero la receta se había perdido por algún lugar de mi casa. Definitivamente, el hecho de recibir otra vez esta receta, aunque fuese el mismo día de Sant Jordi, fue como una señal... jajaja ¡Tenía que hacerla! jajaja. Era tan fácil de hacer, que sin pensarlo dos veces, me puse a ello. Más que nada, para probar, ¡y salió buenísimo!.

Aunque lleve azúcar no es un dulce. El azúcar le da esponjosidad. Se trata de un pan salado, hecho de queso y sobrasada. Cuando acabé de hacerlo la cocina olía maravillosamente.

La lástima es que no llegué a tiempo de publicarlo el mismo día de Sant Jordi. Comencé a hacerlo por la tarde y acabé de hacer el pan por la noche. Imposible publicarlo ese mismo día. Estamos a día 24 y tenía pendiente publicar esta semana otra cosa, pero ¿Cómo voy a dejar pasar por alto esta recetaza? El año que viene la volveré a hacer, y no quería volverla a perder otra vez. Por lo tanto, y para no perderla, lo mejor es ponerla en el blog... jejeje.

Una vez hecho este pan, cuando se corta, se puede ver la senyera. Siempre hace gracia cuando tienes invitados. Si no sois de Cataluña, también lo podéis hacer. No hace falta que hagáis la senyera. Podéis hacer la bandera de España, si queréis. Los colores son los mismos, y el pan está delicioso. Sólo tenéis que poner en medio la masa amarilla y dividir en dos la masa roja y ponerla en los extremos.

lunes, 15 de febrero de 2016

Corazones de hojaldre con fresas, nata y chocolate


No se me ocurre un postre mejor para San Valentín o para cualquier día de fiesta que estos corazones de hojaldre con fresas, nata y chocolate. Además es muy fácil de hacer. ¡Es tan fácil que esta ha sido la primera receta en la que me ha ayudado mi hija de cuatro años!. Me ha hecho una ilusión tremenda.

Cuando vio que estaba cortando corazones me dijo: "Mama, yo también quiero hacer corazones", y ante mi sorpresa, porque nunca antes había mostrado ningún interés en la cocina, cogió el cortador y cortó los corazones siguiendo mis indicaciones. Lo hizo muy bien. Podéis ver el resultado en las fotos (orgullo de madre)... jejeje.

Además es un postre que podéis tener preparado con antelación. Podéis hacer el hojaldre, montar la nata y cortar las fresas. Dejáis la nata y las fresas en la nevera y cuando sea el momento sólo tenéis que derretir los dos chocolates y montar el postre. ¡Más fácil, imposible!. 

El número de corazones que os salgan dependerá del tamaño del cortador que tengáis. El mío era de tamaño mediano y salieron 20 corazones. Como cada ración tiene 4 corazones, he tenido para 5 comensales.

lunes, 11 de enero de 2016

Tarta de turrón de Jijona


Al igual que pasa en muchas casas, cuando se acaban las navidades sobra turrón. En mi casa siempre acaba sobrando tooodo el turrón de Jijona. Como cada Navidad, siempre acaban apareciendo en casa una o varias tabletas de ese turrón. No sé si es por arte de magia o es que se materializan en el armario de la cocina... jajaja. La cuestión es que cuando me doy cuenta ya han aparecido. 

El problema es que a nosotros no nos gusta el turrón de Jijona, y siempre acaban dando vueltas por la cocina hasta que me decido a hacer alguna cosa con ellos. El año pasado hice un flan de turrón de Jijona, y este año, pensaba hacer lo mismo, pero di con esta receta del blog MisThermorecetas, y decidí ponerme manos a la obra.

¡La tarta salió buenísima!. ¡Y eso que no nos gusta el turrón de Jijona!... jajaja. Es un auténtico vicio. En mi caso la he hecho porque me sobraba turrón, pero se puede hacer como postre para Nochebuena, Navidad, Año Nuevo, o cualquier otro día festivo. Tiene un sabor muy suave y la combinación con las galletas a la canela y el cacao es acertadísima. Además, es muy fácil de hacer.

Muchas gracias al blog MisThermorecetas por la receta. :)

martes, 29 de diciembre de 2015

Bombones de queso de cabra y mermelada de pimientos


En estas fiestas casi todo el mundo está buscando ideas nuevas para hacer canapés, y a ser posible, que sean originales. Y lo mismo me pasó a mi. Hay años que ya tengo pensado el menú para las navidades desde semanas antes, pero este año, sin darme cuenta, se me han echado las navidades encima... ¡Y yo sin saber qué poner de canapés! jajaja.

En fin, que me puse a buscar como una loca qué podía poner a mi familia estas navidades... y di con esta receta del blog Mama Papillon. La receta original era con mermelada de vino, pero no disponía ni de tiempo ni de ganas para hacer mermelada. Hacía un tiempo que tenía un bote de mermelada de pimientos y como sé que la combinación queso de cabra - mermelada de pimientos está buenísima, decidí hacerlo con la mermelada que tenía en lugar de la de vino.

Sólo deciros que volaron... jajaja. Además, se tienen que preparar con un poquito de antelación, para que el queso se vuelva a endurecer y los bombones no estén blandengues. Por lo tanto, ¡ideal para los que no tienen tiempo de preparar canapés a última hora!

lunes, 14 de diciembre de 2015

Sopa de galets de navidad para novatos


El otro día, cuando llegué a casa del trabajo, mi marido me dijo que me había llegado un paquete. Me quedé un poco sorprendida porque yo todavía no había pedido ningún regalo para navidades y no esperaba ningún paquete. Incluso le pregunté si estaba seguro de que era para mi. Evidentemente, ponía mi nombre, por lo tanto, era para mi.

Cuando lo abrí vi que era un par de tetra bricks que me enviaban de parte de Aneto. Uno de ellos era su caldo de navidad y el otro era el fumet natural. Me hizo muchísima ilusión, porque nunca nadie me había enviado ningún regalo por tener el blog. Todo un detallazo que quiero agradecerles haciendo esta sopa de galets de navidad para novatos.

Os tengo que decir que la receta es muy rápida de hacer y es tan fácil que lo más complicado es picar el ajo... jajaja. Esta receta es ideal para principiantes que se inician en la cocina y quieren quedar como unos reyes el día de navidad. También vale para la gente que no dispone de mucho tiempo para hacer la comida o la cena de navidad. En un momento tendréis hecha esta sopa de galets de navidad para novatos.

¿Y qué es una sopa de galets de navidad? Bueno, es un primer plato típico de la comida de navidad que se hace en Cataluña. Para quien no sepa qué son los galets, os diré que es una pasta con forma de caracola. Son los típicos tiburones pero en tamaño mega-grande. jajaja. Se suelen comer rellenos de carne, pero hay muchas variaciones. Yo os pondré la receta típica, y además os la explicaré paso a paso para que os salga igual de bien que me ha salido a mi. ¡Ya veréis lo buenos que están!

lunes, 30 de noviembre de 2015

Volovanes rellenos de carne con boletus y gorro de puré de boniato


Hacía tiempo que quería hacer algo con boniatos. Me gustan mucho, pero a mi marido no, y eso hace que lo tenga un poquito difícil para comer boniatos, pero el otro día me planté y le dije que iba a hacer un experimento con boniatos. Si no quería comer, más para mí... jajaja. Pero al final comió... ¡Y vaya si comió! Porque estaba buenísimo... jajaja.

Aprovechando que viene la navidad, decidí hacer un experimento y compré volovanes y un poco de carne picada. Tenía unos boletus secos y también decidí ponérselos. Salieron unos volovanes buenísimos y muy originales. Si podéis conseguir boletus que no sean secos, mejor que mejor. Por aquí no hay forma de encontrar ninguno, con lo que me gustan a mi los boletus naturales... snif... snif... :P

Si no encontráis boletus, os sirve cualquier tipo de seta. Mejor natural que no seca. Como siempre, las cantidades son orientativas, dependiendo del tamaño de los volovanes. Con estas cantidades tenéis para más de 15 volovanes. A nosotros nos sobró un poco de relleno y un poco de puré de boniato. El relleno que sobró lo usamos como acompañamiento para pasta, y el puré de boniato, para acompañar unas pechugas de pollo a la plancha.

lunes, 16 de noviembre de 2015

Canapés de foie con manzana caramelizada y reducción al Pedro Ximenez


¡Estos canapés están de vicio! Cuando comienzas, no puedes parar de comértelos... jajaja. Aprovechando que se acerca la navidad, el domingo pasado comencé a hacer experimentos con canapés. Ya sabéis que cuando me pongo a hacer experimentos la cosa puede salir como el rosario de la aurora... jajaja. Si sale mal, no pasa nada... lo cuelgo en mi blog de pifias, que últimamente lo tengo bastante abandonado y andando... jajaja.

Quería hacer algo con foie, y pensé que la manzana caramelizada combinaría bien. A medio hacer la manzana caramelizada pensé en ponerle a cada uno de los canapés un poquito de Pedro Ximenez reducido... ¡Y fue todo un éxito!

Además de buenos, son muy fáciles de hacer, ¡¡¡o sea que no tenéis excusa!!! jajaja. Eso sí, la reducción de Pedro Ximenez se la tenéis que poner justo antes de servir en la mesa. De esta forma serán más vistosos. Si tardáis en servir los canapés la manzana absorberá el Pedro Ximenez y no quedarán tan bonitos, aunque estarán igual de buenos.

Como siempre que hago canapés, las cantidades son orientativas. Depende del número de canapés que queráis hacer. A mi me sobró reducción de Pedro Ximenez y lo usé como salsa para la carne, que también está muy bueno. Con la cantidad de manzana que os pongo yo tuve para unos 24 canapés más o menos. No los llegué a contar.

Para los que no sepáis lo que es el Pedro Ximenez, os diré que es un vino dulce. Si no lo podéis encontrar, os puede servir otro vino dulce que tengáis a mano.

lunes, 26 de octubre de 2015

Manzanas demoníacas


¡Se acerca Halloween! Me encanta esta fiesta... jejeje. Y como cada año, ¡aquí tenéis mi receta para la noche de Halloween!. Esta vez han tocado estas terroríficas manzanas demoníacas. Sí, son manzanas... un poco tuneadas, pero manzanas después de todo.

Este año quería preparar un demonio de manzana bañada en chocolate y con cuernos. Hice varios experimentos fallidos (que no sé si colgar en mi blog de pifias en la cocina, porque son tan penosos que no sé si vale la pena). En un principio quería hacer el bicho con un cuarto de manzana bañada en chocolate, pero quedaba tan mal que al final desistí del baño de chocolate y lo hice con una manzana entera, porque si usaba un cuarto de manzana, la boca se llevaba la mayor parte del trozo... jajaja.

Lo mejor de todo es que podéis dejar muchas cosas ya preparadas el día anterior, y así, a día siguiente sólo tenéis que montar la manzana. Eso sí. Lo último que tenéis que hacer es poner la fresa de lengua, ya que las fresas se estropean muy pronto.

Os dejo con estas manzanas diabólicas... cuidado de que no os muerdan... jajaja.

lunes, 19 de octubre de 2015

Canelons de ceps (o canelones de boletus) de Carles Gaig


A finales de septiembre tuvo lugar en Barcelona el salón Barcelona Degusta, con un montón de novedades culinarias y conferencias de prestigiosos cocineros. El día 24, Carles Gaig, del restaurante Gaig, hizo una clase sobre macarrones y canelones de fiesta a la que tuve el privilegio de asistir, tal y como os explico en este post sobre las novedades en el primer día del salón Barcelona Degusta. Uno de los platos que hizo fueron estos canelons de ceps (o canelones de boletus).

Todo lo que hizo tenía pinta de estar buenísimo, y me guardé las recetas para hacerlas en cuanto tuviese la oportunidad. Y la oportunidad de hacer estos canelones se me presentó el otro día... jejeje. Necesitaba comprar unas berenjenas urgentemente, pero me encontraba en Arenys de Mar, y no sabía dónde podía encontrarlas.

Tuve suerte... pasé por delante de una tienda de frutas y verduras y al entrar para comprar las berenjenas los vi, ¡¡¡allí estaban los boletus!!! Unos boletus enooormes y preciosos. No me lo pensé dos veces y compré dos. La lástima es que con las prisas, no me di cuenta que con dos boletus, por muy grandes que fuesen, no podía hacer muchos canelones... jajaja.

Salieron cuatro canelones y medio... jajaja. ¡unos canelones escasos pero buenísimos!. Otro día compraré más... jajaja. En fin, que con el ansia de hacer canelones, no me acordé que tenía que reservar unos pocos para adornar por encima. Podía haber guardado los que habían en el medio canelón... También se tenían que adornar con sal gorda, pero tampoco tenía y no tuve tiempo de comprarla... por lo tanto, a paseo los adornos... jajaja.

Carles Gaig no dio cantidades, por lo tanto, las cantidades que os pongo aquí son orientativas. He multiplicado por dos las cantidades para los canelones, para que os salgan ocho... ¡al menos, que haya un poco de chicha! jajaja.

lunes, 5 de octubre de 2015

Tarta de nubes


¡Pero qué buena que está esta tarta! Sí, lo habéis leído bien. Es una tarta de nubes, de esas chuches que son tan esponjosas y de color rosa, que cuando te las comes se te deshacen en la boca. Navegando por la red encontré una receta de tarta de nubes, pero no me acabó de convencer, y al final hice mi propia versión.

Os tengo que avisar que es una tarta enooorme. Tenía un molde de 26 cms. y la tarta llegaba hasta arriba. Por lo tanto, si no queréis hacer una tarta tan grande, podéis poner la mitad de los ingredientes del relleno. La cantidad de la base de galletas, de la gelatina y de la nata para adornar la tendréis que dejar igual, pero el relleno lo podéis dividir y hacer la mitad. Eso sí, una vez hecha os vais a arrepentir de haber hecho sólo la mitad... ¡¡¡porque está buenísima!!! jajaja.

También os tengo que decir un par de cosillas más...
La primera: Las nubes abultan mucho, y yo no tenía ningún recipiente lo suficientemente grande como para derretirlas todas a la vez. Por lo tanto, puse la mitad en una olla y a medida que se iban derritiendo, iba añadiendo el resto. Así hasta que se derritieron por completo. 

La segunda: Os aviso que cuando las nubes están completamente derretidas son muuuy pegajosas. En un principio pensé en derretirlas en la Thermomix, pero como sabía que después me iba a costar bastante limpiarla usé una olla, y no me arrepentí. Por lo tanto, usad una olla que sea fácil de limpiar después. 

Un último apunte: Usé un molde desmontable con base de cristal, y no puse nada debajo. Puse la base de galletas directamente sobre el cristal y quedó un poco pegado. Quizá hubiese ido mejor poner en la base un poco de spray desmoldante, o un papel de hornear para que no quedase tan pegado. De todas formas, se despegaba pasando una espátula por debajo.

En fin, ya no me enrollo más: La tarta salió buenísima, y aquí tenéis la receta... jejeje.