Mostrando entradas con la etiqueta fiestas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta fiestas. Mostrar todas las entradas

lunes, 5 de noviembre de 2018

Tarta de fresas y mango


Esta tarta de fresas y mango está inspirada en la receta de la tarta mousse de arándanos del blog "En mi salsa cocina". En cuanto vi la tarta mousse de arándanos, me planteé hacerla tal cual, pero a en mi casa los arándanos sólo me gustan a mi...

Por lo tanto, decidí hacer la tarta cambiando los arándanos por fresas. La primera tarta que hice no me acabó de convencer. Sobre todo la parte de arriba. Al final hice una segunda versión que nos gustó más.

¿Y por qué no la he publicado hasta ahora? Pues porque casi no tengo tiempo de respirar. Más vale tarde que nunca.. jajaja.
Eso sí, tengo que deciros que la segunda versión de la tarta duró menos que un caramelo en la puerta de un colegio.
Os pongo la receta de la versión que más nos gustó tanto para Thermomix como para realizarla de forma tradicional.

martes, 16 de octubre de 2018

Gorros de bruja encantados


Mis amigos y yo nunca olvidaremos aquella noche de Halloween y el origen de estos gorros de bruja encantados... Hace muchos años, decidimos alquilar una casa en la montaña para celebrar la noche de Halloween y, de paso, acabar de pasar el fin de semana. La casa estaba en medio de la montaña, y era de acceso bastante difícil. Tuvimos que ir con varios 4x4 para llegar al lugar, pero la casa valía la pena.

Lo recuerdo como si fuese ayer. Aquella noche caía una tormenta tremenda, pero no nos importaba. Estábamos a refugio y muy bien preparados para pasar la noche de Halloween y celebrar una fiesta de las que hiciesen historia. Todos íbamos con nuestros disfraces y nuestras copas de garras con calaveras. Teníamos un montón de comida que preparar y estábamos felices.

Todavía estábamos preparando la fiesta cuando cayó un relámpago al lado de la casa y se fue la luz. Nos asustamos bastante, pero por suerte, en la casa ardía una chimenea con fuego y también teníamos unos cuantos quinqués con los que pudimos volver a iluminar el comedor entero. Al cabo de unos momentos, alguien llamó a la puerta dando golpes...

martes, 21 de agosto de 2018

Bombones de mousse de foie y chocolate blanco con azúcar glas


No os voy a mentir. No es fácil hacer estos canapés. Necesité hacerlos unas cuantas veces y de varias formas diferentes, porque no me acababan de salir como quería, pero os puedo decir que si los probáis, no dejaréis de hacerlos. De hecho, dejaréis sorprendidos a vuestros invitados.

Si no tenéis el molde para filipinos no importa. Podéis usar un molde cualquiera que pueda servir para hacer bombones o similar (de cavidades pequeñas). Eso sí, de silicona, porque así os será más fácil desmoldar. Yo he usado dos tipos de molde. El de filipinos y uno de semiesferas pequeñitas.

Y sí, he dicho canapés. Estos bombones no son dulces. Es una mezcla de dulce (el chocolate blanco y el azúcar glas) y salada (la mousse de foie), y se toman como aperitivo. ¿Y de dónde he sacado la idea? Pues este verano, aprovechando que los niños estaban de colonias, nos fuimos a cenar a un restaurante de Blanes llamado Sa Lola.

Entre otras cosas, pedimos unos filipinos de foie, rellenos de cremoso de foie y cubierto de chocolate belga blanco, azúcar glas y cardamomo. ¡Nos encantó! Esta es la foto que le hice al plato original:

martes, 31 de julio de 2018

Tarta mousse de limón sorprendente


Creo que esta tarta mousse de limón os va a dejar sin palabras, al igual que me dejó a mi. La receta original es de Miquel Antoja, y en cuanto la vi, me pareció imposible que de una simple gelatina de limón (tal cual) saliese una tarta tan hermosa. 

Por lo tanto, tenía que probar a ver si era verdad. ¡Necesitaba saberlo! En cuanto tuve un momento me puse a ello. Y... ¡Sí, la gelatina de limón se puede montar!, al igual que se monta la nata. Eso sí, es necesario un robot de cocina con varillas y darle caña como mínimo unos 25 minutos a potencia máxima. Hacerlo a mano no es una opción. No creo que se pueda. Si tenéis un robot de cocina con varillas (yo lo hice con la KitchenAid) y os atrevéis a hacerla, os aseguro de que no os vais a arrepentir. Eso sí, según me han comentado, no la hagáis con la Thermomix, ya que se necesita más velocidad en las varillas de la que puede proporcionar la Thermomix, y no creo que os llegue a salir.

Otra de las curiosidades de esta tarta es que, una vez hecha, se mete en el congelador y se deja que solidifique. ¡Pero cuando la sacáis del congelador está super esponjosa! Se toma directamente del congelador, y la consistencia es parecida a la de las nubes de golosina (marshmallows). Además, tiene un sabor a limón muy refrescante. Ideal para el verano.

La receta original era con té matcha por encima, pero como a mi marido no le gusta el té matcha, le puse virutas de chocolate blanco por encima, pero podéis ponerle lo que queráis, o no poner nada. Está riquísima de cualquier forma.

Esta tarta es apta para celíacos sin el chocolate blanco. Si le añadís chocolate blanco, vigilad que no tenga gluten.

lunes, 12 de febrero de 2018

Vasitos con crema de foie, manzana y reducción de Pedro Ximenez


Estos vasitos con crema de foie, manzana y reducción de Pedro Ximenez los hice para Navidad, y tengo que decir que por culpa de esta receta, casi mato a mi suegra... 

La receta original la encontré en la revista "Sabor" que dan en los Caprabo. Esta receta llevaba jamón de pato en la parte superior, pero después de probarlo por Nochebuena, decidí cambiarlo en Navidad por una reducción de Pedro Ximenez. Mucho mejor, la verdad.

En cuanto a lo de "casi mato a mi suegra..." tiene su explicación. Resulta que mi suegro y mi cuñado son un poco "especiales" para comer. No les pongáis "cosas raras", que no se las van a comer. Por lo tanto, y esperando que al menos lo probasen (ilusa de mí), cuando mi suegra me preguntó qué llevaba, yo le dije "Tú cómetelo y si no te gusta, lo dejas". 

De esta forma, mi suegro y mi cuñado no se enteraban de qué ingredientes llevaba, y al menos, había una mínima posibilidad de que lo probasen. Pues no. Mi suegro y mi cuñado huyeron de los vasitos como si llevasen la peste, pero mi suegra se comió uno.

Una vez se lo hubo comido, mi marido, viendo que su padre y su hermano no iban a probarlos, soltó lo que llevaban los vasitos. Entonces, mi suegra me metió un broncazo diciéndome que ella no podía comer grasas (primera noticia, de verdad. Os juro que no sabía nada. Si lo hubiese sabido no los habría hecho, o le habría avisado), y que le había hecho comer foie y nata, que eso lleva mucha grasa, y que se iba a poner malísima. Me asusté tanto que le pregunté si la llevábamos al hospital. No hizo falta.

Al final todo quedó en un susto y no le sentó mal. Señal que no llevaban "tanta grasa" jajaja.
En fin, si os queréis "arriesgar a morir a base de grasas", vale la pena. jajaja. Os dejo la receta tal cual la hice.

Tengo que decir, para que os hagáis a la idea del tamaño, que los vasos eran de Luminarc. En concreto son los de carajillo (11 cl.). Salieron 10 vasitos.

lunes, 5 de febrero de 2018

Carrot cake (Bizcocho de zanahoria)


Este carrot cake (o bizcocho de zanahoria) es uno de los mejores bizcochos que he hecho en mucho tiempo. La receta está hecha para Thermomix y Olla GM modelo G deluxe, pero también os explico cómo hacerla de forma tradicional, o sea, que si no tenéis Thermomix ni olla GM, no hay problema en hacerlo. ¡Vale la pena!

Hace poco que tengo la Olla GM. Fue un regalo de estas navidades y me pilló totalmente por sorpresa. Me regalaron la olla y el cabezal para horno, y en estos días he estado probando diferentes recetas con la olla, con más o menos éxito. Me faltaba por probar el cabezal de horno, y ya que la olla puede hacer bizcochos, decidí probarla haciendo uno.

Me parecía extraño... casi imposible que una olla pudiese hacer un bizcocho mínimamente decente. Tenía comprados ya todos los ingredientes y en un momento de debilidad pensé hacerlo en el horno. Pensé que no valía la pena malgastar los ingredientes para hacer el bizcocho en la olla y luego que saliese mal... Incluso saqué un molde de silicona para hacerla en el horno.

Pero una vez tuve la mezcla hecha, me di cuenta de que se me había olvidado precalentar el horno y me dio pereza encenderlo y esperar a que llegase a la temperatura... (ya ves tú... jajaja). Entonces , sin pensarlo mucho (porque si lo llego a pensar dos veces, no lo hago) saqué la olla, le puse un espray anti adherente y le metí la mezcla, con muy poca confianza sobre lo que iba a salir de allí.

¡Y lo que salió me dejó con la boca abierta y los ojos como platos! jajajaja. Un bizcocho hermosísimo, gordito, esponjoso. Todavía no acababa de fiarme. Faltaba cortarlo y a lo mejor estaba crudo por dentro... ¡Pero no! Quedó perfecto. Además, la mezcla del bizcocho con la cobertura estaba tremenda. Vamos, que en menos que canta un gallo, el bizcocho desapareció.

Me he basado en la receta de bizcocho de zanahoria de La Juani de Ana Sevilla. En cuanto a la cobertura, hice dos pruebas. La primera salió de pena... y la segunda estaba tan buena que mi hija (que  es una tiquis miquis para la comida) se la comía a palo seco con una cuchara... jajaja.

O sea, que animaos a hacerla. ¡No os arrepentiréis!

domingo, 29 de octubre de 2017

Momias de ultratumba


Estas momias han venido de ultratumba con su amiguete, el Señor de la Muerte, a llevarse a todo aquél que se les ponga por delante. Yo de vosotros, la noche de Halloween me encerraría en casa y no se me ocurriría invocarlas mediante el conjuro mágico, pero allá vosotros con vuestra osadía...

Dicen las leyendas que este conjuro se debe de realizar sin un mínimo fallo. Si os atrevéis a realizar el conjuro a las doce de la noche, lo primero que oiréis será una especie de lamento. Al principio lo oiréis un poco lejos, pero cada vez estará más cerca... y el lamento será más desesperado. Son las momias, junto con el Señor de la Muerte, que vienen a buscaros.

Seguramente tendréis un momento de debilidad y lamentaréis haber realizado el conjuro, pero ya será demasiado tarde. Ahora ya no hay vuelta atrás. Ya podéis estar encerrados dentro de la caja fuerte más inexpugnable del planeta. Muy a vuestro pesar, comprobaréis que la puerta, poco a poco, se irá abriendo... y entrará una especie de niebla densa en la habitación...y un olor a podrido asqueroso.

Poco a poco, entrarán las momias... Si el conjuro se ha realizado correctamente, las momias pararán delante de vosotros y esperarán a oír vuestro deseo. El deseo se cumplirá de forma inmediata y se irán. El Señor de la muerte se quedará detrás de la puerta y no lo veréis. Sólo oiréis su lamento. Si el conjuro se ha realizado mal... pobres de vosotros, insensatos... Detrás de las momias entrará el señor de la muerte... y no pararán. Una vez haya entrado el Señor de la muerte, oiréis un sonido insoportable y notaréis que vuestra piel va cayendo lentamente a trozos...con un dolor insoportable. Moriréis de la forma más terrible que os podáis imaginar. 

¿Os atrevéis a realizar el conjuro?

martes, 26 de septiembre de 2017

Lionesas de naranja con mousse de chocolate negro


Estas lionesas (o profiteroles) de naranja con mousse de chocolate negro volaron en nanosegundos el día que decidí hacerlas en mi casa. Una de las combinaciones que más me gusta es la naranja con el chocolate. Cuando vi que Miquel Antoja colgaba la receta de las lionesas de naranja, no me lo pensé dos veces y decidí hacerlas con una mousse de chocolate negro.

El resultado: Un fracaso y un éxito. ¿Y por qué fracaso? Pues porque, como siempre digo, cada horno es diferente, y me puse a hacer la primera tanda de lionesas siguiendo al pie de la letra su receta. Todo fue bien hasta el momento de retirarlos del horno. 

Ya habían pasado cuatro minutos del tiempo que indicaba. Las lionesas estaban hermosísimas dentro del horno, pero para mi, que todavía les faltaba un poco. Os tengo que indicar que la luz de mi horno engaña bastante, y no me acababa de fiar. Igual sí que estaban. Por lo tanto, decidí abrir la puerta... ¡y se deshincharon al momento! En mi blog de pifias podéis ver el resultado del desastre: Lionesas nivel: ¿Alguien tiene una mancha de bicicleta para volverlas a hinchar?

Una auténtica pena... Pero todavía me quedaba algo de masa en la manga pastelera. Lo malo es que sólo tenía masa para unas siete lionesas. No me rendí. Esta vez, lo haría a mi manera. ¡Salieron perfectos! 

Tengo que deciros que tanto las lionesas deshinchadas como las que salieron bien volaron. Por lo tanto, vigilad con el horno, porque si os quedáis cortos se deshincharán. No es una receta fácil de hacer, pero el resultado vale la pena. Os explico cómo hice las lionesas que salieron bien. Si las hacéis, ya me diréis qué tal.

lunes, 8 de mayo de 2017

Galletas de leopardo


Esta es mi receta número 201 del blog, y para celebrar que ya tengo más de doscientas recetas, he decidido hacer estas deliciosas galletas de leopardo. Hace mucho tiempo que quería hacer estas galletas. Al final, hace como un mes, me decidí a hacerlas. La receta que usé fue la de María Lunarillos, pero (perdóname María) el sabor no nos acabó de convencer. Por lo tanto, decidí hacerlas a mi manera haciendo algún cambio. Esta segunda vez volaron. ¡Mi hija no hacía nada más que pedir galletas! jajaja.

Además, la primera vez que las hice me equivoqué con los colores. Cuando corté aquellas galletas pensé que había algo que no me cuadraba, y cuando saqué las galletas del horno me di cuenta de qué era lo que no estaba bien: La parte más clara estaba bien, pero la parte negra y la marrón estaban cambiadas de lugar: La negra dentro y la marrón fuera... Y yo enviando fotos del corte y del paso a paso del horneado a mis amigas y diciéndoles "Son galletas de leopardo"... y ellas pensando "Qué leopardo tan raro... " jajaja. ¡Anda, que ya me vale! jajaja.

En fin, que la segunda vez ya fui con más cuidado con los colores, ¡y salieron chulísimas! No os voy a mentir, son un poco laboriosas de hacer, pero el resultado vale la pena. Sobre todo si las tenéis que regalar a alguien, o las vais a compartir. Son muy vistosas y cuando las ven, alucinan.

miércoles, 19 de abril de 2017

Arroz con leche


Aunque este arroz con leche está buenísimo, creo que este post va a ser uno de los menos vistos del blog. La receta es la del libro "Thermomix TM 31 Imprescindible para su cocina". Por lo tanto, seguramente todos los que tengan Thermomix ya la tendrán.

¿Y por qué publico una receta que nadie va a ver? Muy sencillo. Cada Semana Santa en casa se hace este arroz con leche, y sólo uso el libro para buscar esta receta. Por lo tanto, de un año para otro, a veces me cuesta un montón encontrar el libro, porque en mi casa, las cosas se mueven tanto que a veces parece que tenga un poltergeist... jajaja.

Uno de los motivos principales por los que creé el blog fue el poder guardar en un mismo sitio todas las recetas que tenía desperdigadas. Aunque con el paso del tiempo este motivo dejó de ser el principal, en este caso he vuelto a usarlo para guardar esta receta. De esta forma, el año que viene no tendré que estar rebuscando en los armarios para encontrar el dichoso libro... jajaja.

lunes, 27 de marzo de 2017

Bocaditos de pollo y champiñones con salsa de boletus


¡Estos bocaditos de pollo y champiñones con salsa de boletus están de vicio! Son ideales para una comida o cena de picoteo y son muy fáciles de hacer, pero tienen un peligro: Si los probáis, ¡no podréis dejar de comer! jajaja.

El otro día, navegando por Facebook me salió un vídeo de estos de publicidad donde se rellenaban unas rebanadas de pan bimbo como si fuesen empanadillas. El relleno no me convenció nada, pero la forma de hacer las rebanadas de pan bimbo me pareció original. Por lo tanto, decidí hacer el simulacro de empanadillas con las rebanadas de pan bimbo, pero cambiando el relleno.

¿Y qué relleno iba a poner? Pues ni idea... pero quería que fuese algo con pollo. Por lo tanto, me fui a comprar un par de pechugas de pollo y les dije que me las abrieran un poco para que fuesen más rápidas de hacer a la plancha.

Una vez en la cocina, miré a ver qué tenía a mano, y... ¡A la aventura!... jajaja. Los bocaditos triunfaron. De hecho, desaparecieron en menos que canta un gallo. Tengo que decir que, a parte del relleno, decidí también poner en unos cuantos bocaditos un trozo de loncha de queso, pero luego, a la hora de comérnoslos no supimos distinguir cuál tenía queso y cuál no... o sea, que tampoco afectó mucho al sabor. Igual tendría que haber puesto lonchas de otro tipo de queso.

Con los ingredientes que os pongo os saldrán para unos 20 bocaditos (o quizá más). ¡Todo un atracón!... jajaja. Si no queréis hacer tantos, podéis dividir la cantidad.

lunes, 13 de marzo de 2017

Bizcocho de turrón de Jijona y chocolate blanco


Hacía año y medio que tenía en casa una tableta de turrón de Jijona que me regaló mi madre. A mi no me gusta el turrón de Jijona, y siempre intento hacer alguna cosa que no sea comérmelo a palo seco, pero el tiempo iba pasando y el turrón seguía en el armario. 

Ya casi era como un miembro de la familia por el tiempo que llevaba en la cocina, pero sintiéndolo mucho, llegaba ya a su fecha de caducidad, y como a mi no me gusta tirar las cosas, antes de que al turrón le salieran patas y decidiese salir de casa por su propio pie, pensé en hacer un bizcocho. 

Estuve mirando por Internet a ver si veía alguno que me convenciera, y al final, decidí hacer una variante del Bizcocho de turrón de webos fritos. Dudo que leas esto Su, pero si lo lees, muchas gracias por la receta. Como siempre, tus recetas no fallan.

Me apetecía hacer algo con chocolate blanco, y lo rellené con trocitos por dentro y por fuera le puse también una cobertura. Además, lo acompañé en el plato con una salsa de chocolate blanco y naranja para chuparse los dedos. El bizcocho quedó buenísimo. No hace falta decir que en poco tiempo desapareció. La combinación del turrón de Jijona con el chocolate blanco queda deliciosa, y acompañado con la salsa, queda impresionante.

Es un bizcocho bastante grande. Salen de 8 a 12 raciones. Dependiendo de lo grandes que cortéis las porciones.

Si os sobra alguna tableta de turrón de Jijona y no sabéis qué hacer con ella, os animo a probar el bizcocho. Vale la pena.

lunes, 6 de febrero de 2017

Tarta de caramelos de violeta


Se me ocurren un montón de adjetivos calificativos para describir el sabor de esta tarta de caramelos de violeta: Impresionante, buenísimo, delicado, maravilloso... podéis escoger el que queráis. Es de lo mejorcito que he probado últimamente.

Cuando yo era pequeña solía comer estos caramelos de violeta. Me encantaban. Siempre me los traía una vecina que era de fuera, y venía de vacaciones a mi pueblo. Lo bueno es que venía a menudo de vacaciones... lo malo es que en mi casa estos caramelos duraban muy poco... jajaja. Fue pasando el tiempo, la señora se hizo mayor y vendió el piso. Entonces se acabaron los caramelos... Donde yo vivo no suelen haber. De hecho, hasta hace poco no los había visto.

Un día que necesitaba urgentemente una cosa, me metí en un supermercado al que no voy nunca, porque está bastante lejos de casa y me pilla mal, pero justo aquél día, me venía de camino y entré. Una vez encontré lo que buscaba, me paseé un rato por los pasillos mirando qué había... ¡y ahí estaban! ¡Los caramelos de violetas que me traía mi vecina cuando yo era pequeña! No hace falta que os diga que cogí varias bolsas... jajaja.

Hacía mucho tiempo que quería hacer esta tarta, pero como donde yo vivo no se encuentran (o no sabía que se podían encontrar... jajaja), pues me quedaba con las ganas. Pero esta vez no... ¡Y qué buena que está! ¿Os lo había dicho? jajaja.

Aprovechando que viene San Valentín, pensé que esta tarta podría formar parte de una cena romántica, aunque también sirve para cualquier otro tipo de fiesta o celebración. Por lo tanto, creo que es un buen momento para hacerla. Ahora que... pensándolo bien... ¡cualquier momento es bueno para zamparse esta tarta! jajaja.

Estuve chafardeando por Internet y viendo recetas de tartas de caramelos de violeta. Al final adapté a mis gustos la tarta de caramelos violeta de La Juani de Ana Sevilla. Aquí os dejo el paso a paso y la receta tal cual la hice. Quedó de vicio. Salen de 8 a 12 raciones, dependiendo de si cortáis los trozos más o menos grandes. En mi caso, fueron 8 raciones, no hace falta que os diga por qué... jajaja.

martes, 3 de enero de 2017

Cinta de lomo rellena de manzana, ciruelas pasas y bacon con salsa de Pedro Ximenez y boletus


¡Qué buena que estaba esta cinta de lomo rellena de manzanas, ciruelas y bacon con salsa de Pedro Ximenez y boletus!. De verdad: Si la hacéis, no os vais a arrepentir. Es una de las recetas más sabrosas que hemos probado en casa últimamente.

Y pensar que estuve a punto de darle la cinta de lomo a mi suegra, porque no tenía tiempo de hacer nada... jajaja. Este mes de diciembre ha sido un tanto complicado en mi trabajo, y he tenido que hacer más horas que un reloj. Compré esta cinta de lomo y, en un momento de agobio, le dije a mi suegra que se la llevase, porque no tendría tiempo de hacer nada. Por suerte, no se la llevó, y tuve tiempo de hacer algo con ella... jajaja.

La idea era hacer la cinta de lomo rellena de manzana, ciruelas y algo más, con alguna salsa. Como me gusta tanto el Pedro Ximenez para hacer salsas, pensé que le pondría un poquito. Normalmente pongo champiñones de guarnición, pero como se acercaban las fiestas, había comprado en La Sirena una caja de boletus congelados, y pensé en ponerlos en lugar de los típicos champiñones. ¡Acerté de lleno!

Para los que no sepan qué es el Pedro Ximenez, os diré que es un vino dulce muy parecido al vino de Jerez. Si no encontráis Pedro Ximenez, podéis usar un vino dulce de Jerez.

Sólo deciros que la cinta de lomo voló en un momento. Además, es un plato muy fácil de hacer para estas fiestas. Lo único "complicado", si no lo habéis hecho nunca, es atar el lomo. Hay un montón de tutoriales en internet que explican cómo hacerlo. Una vez aprendáis, luego volverlo a hacer es coser y cantar. Vale la pena hacer la receta.

lunes, 12 de diciembre de 2016

Bolitas de queso con arándanos y jamón


Estas bolitas de queso con arándanos y jamón son ideales para presentar en cualquier fiesta. Además, ahora que se acerca la navidad y todos vamos un poco liados con tanto preparativo, os tengo que decir que se pueden hacer las bolitas de queso y dejarlas en la nevera el día anterior. En el último momento sólo se tendrían que rebozar y justo antes de servir ponerlas en el palito.

Esta receta la encontré en el número 98 de la revista Thermomix. Me llamó la atención por los ingredientes, y porque era muy fácil de preparar. La he hecho dos veces. La primera la hice tal cual estaba en la revista. Tengo que decir que no nos acabó de gustar, pero como soy un poco tozuda, y creo que una receta así vale la pena, decidí hacerla a mi manera, con unos pocos cambios.

La segunda vez las bolitas quedaron buenísimas. Además, el hecho de que las bolitas estén sujetas a unos palitos de pan tipo grissini, le da un toque de originalidad estupendo. Eso sí, si no queréis ponerle los palitos de pan, podéis hacerlas sin palitos, o ponerle unos palitos de madera, para que queden al estilo "chupa chups". Eso ya depende de vosotros mismos.

lunes, 17 de octubre de 2016

Arañas mortíferas


Podéis ir pensando que estas arañas son muy monas, sí... pero, ¿sabéis qué ha pasado en realidad? Estas dos calaveras eran un par de incautos que han pensado lo mismo: "¡Mira qué arañitas tan monas!..." y decidieron darles unas galletas a ver qué hacían... ¡Las arañas, sin pensárselo dos veces, saltaron sobre ellos y se los comieron!... ¡Y como ya tenían la panza llena, se llevaron las galletas para comérselas más tarde como merienda! Esta foto, en plena huida con las galletas da fe de ello... O sea, que si algún día os encontráis con ellas, id con mucho cuidado...

En realidad, estas arañas mortíferas fueron creadas por una bruja malvada en una maldita noche de Halloween, y el otro día cayó en mis manos la receta mágica indispensable para que cobren vida en esa noche. Con esta receta salen unas cincuenta arañas mortíferas...¡Todo un ejército!. Si decidís correr el riesgo de realizar esta receta mágica para la noche de Halloween, asumid todas las consecuencias...

Un consejo para que tengáis la posibilidad de sobrevivir a estas arañas en la noche de Halloween... Las galletas que les dieron los dos incautos les encantaron. Por lo tanto, si cuando hagáis las arañas, las hacéis con las galletas, existe una mínima posibilidad de que se zampen primero las galletas y cuando vayan a por vosotros ya tengan la panza llena y se lo piensen dos veces antes de mataros. Estáis avisados...

lunes, 19 de septiembre de 2016

Polo-pizzas


¡Aquí tenéis estas estupendas pizzas con forma de polo!. Ideales para fiestas, o para cenas de picoteo. ¿Qué mejor que unas polo-pizzas de los sabores que más os gusten?

Nosotros hicimos dos polo-pizzas de champiñones, una de atún, una de jamón de York y la última de jamón de York y champiñones, pero vosotros podéis hacerlas como más os gusten. Sólo es una idea.

Además, como podéis ver, una vez horneadas se aguantan perfectamente en su palo. ¡Así son más fáciles de comer! jajaja.

Quizá la próxima vez también le ponga un poco de salsa de tomate pincelada por encima, para que tenga más pinta de pizza por fuera. Esta vez me daba miedo de que se cayera el queso de encima si le ponía tomate, pero para la próxima vez lo probaré (habrá próxima vez porque fueron todo un éxito... jajaja).

La cantidad de ingredientes van a gusto del consumidor, y también depende del tamaño del molde que uséis para cortar la masa de la pizza. Para que os hagáis una idea, yo usé dos láminas de masa de pizza y me salieron 5 polo-pizzas. Os recomiendo que el molde sea proporcional al palo que uséis para las polo-pizzas. Si el palo es muy largo, no uséis un mini-molde, y si el palo es muy pequeño, no uséis un molde enorme.

Dicho esto, os dejo con la receta:

lunes, 4 de julio de 2016

Canapés de atún, huevo y surimi


Aquí tenéis uno de los canapés que solemos hacer en casa y de los que más triunfan: Los canapés de atún, huevo y surimi (también llamados palitos de cangrejo). Es como hacer los pimientos del piquillo rellenos pero de forma deconstruida... jajaja.

Además, para quien vaya con prisas a última hora, se puede dejar preparado el relleno sin la mayonesa y los pimientos del piquillo cortados con antelación y en el último momento mezclar la mayonesa con el relleno y montar las tartaletas.  En total, con las cantidades que os indico, salen 15 tartaletas. 

Si no tenéis tartaletas, también pueden hacerse sobre rebanadas de pan de molde y, una vez extendido el relleno, partir las rebanadas en cuatro trozos cada una.

En cuanto al "floripondio" que hay sobre el cuadrado de pimientos del piquillo, no lo suelo poner, pero una vez hechos los canapés, mi marido me dijo que parecía que faltaba algo sobre el pimiento del piquillo... así que, cogí una manga pastelera y se lo puse... jajaja. En fin...

¿Qué más queréis? Fácil, rápido, ¡y además están buenísimos!. Os dejo con la receta.

lunes, 25 de abril de 2016

Pan de Sant Jordi


Más vale tarde que nunca... jajaja. El mismo día de Sant Jordi recibí un correo de mi presentadora de Thermomix Mª. Teresa Bardalet. Entre otras cosas, contenía este pan de Sant Jordi. Hacía tiempo que quería hacer la receta. La había conseguido por otra fuente, pero la receta se había perdido por algún lugar de mi casa. Definitivamente, el hecho de recibir otra vez esta receta, aunque fuese el mismo día de Sant Jordi, fue como una señal... jajaja ¡Tenía que hacerla! jajaja. Era tan fácil de hacer, que sin pensarlo dos veces, me puse a ello. Más que nada, para probar, ¡y salió buenísimo!.

Aunque lleve azúcar no es un dulce. El azúcar le da esponjosidad. Se trata de un pan salado, hecho de queso y sobrasada. Cuando acabé de hacerlo la cocina olía maravillosamente.

La lástima es que no llegué a tiempo de publicarlo el mismo día de Sant Jordi. Comencé a hacerlo por la tarde y acabé de hacer el pan por la noche. Imposible publicarlo ese mismo día. Estamos a día 24 y tenía pendiente publicar esta semana otra cosa, pero ¿Cómo voy a dejar pasar por alto esta recetaza? El año que viene la volveré a hacer, y no quería volverla a perder otra vez. Por lo tanto, y para no perderla, lo mejor es ponerla en el blog... jejeje.

Una vez hecho este pan, cuando se corta, se puede ver la senyera. Siempre hace gracia cuando tienes invitados. Si no sois de Cataluña, también lo podéis hacer. No hace falta que hagáis la senyera. Podéis hacer la bandera de España, si queréis. Los colores son los mismos, y el pan está delicioso. Sólo tenéis que poner en medio la masa amarilla y dividir en dos la masa roja y ponerla en los extremos.

lunes, 15 de febrero de 2016

Corazones de hojaldre con fresas, nata y chocolate


No se me ocurre un postre mejor para San Valentín o para cualquier día de fiesta que estos corazones de hojaldre con fresas, nata y chocolate. Además es muy fácil de hacer. ¡Es tan fácil que esta ha sido la primera receta en la que me ha ayudado mi hija de cuatro años!. Me ha hecho una ilusión tremenda.

Cuando vio que estaba cortando corazones me dijo: "Mama, yo también quiero hacer corazones", y ante mi sorpresa, porque nunca antes había mostrado ningún interés en la cocina, cogió el cortador y cortó los corazones siguiendo mis indicaciones. Lo hizo muy bien. Podéis ver el resultado en las fotos (orgullo de madre)... jejeje.

Además es un postre que podéis tener preparado con antelación. Podéis hacer el hojaldre, montar la nata y cortar las fresas. Dejáis la nata y las fresas en la nevera y cuando sea el momento sólo tenéis que derretir los dos chocolates y montar el postre. ¡Más fácil, imposible!. 

El número de corazones que os salgan dependerá del tamaño del cortador que tengáis. El mío era de tamaño mediano y salieron 20 corazones. Como cada ración tiene 4 corazones, he tenido para 5 comensales.