Mostrando entradas con la etiqueta entrantes. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta entrantes. Mostrar todas las entradas

lunes, 12 de diciembre de 2016

Bolitas de queso con arándanos y jamón


Estas bolitas de queso con arándanos y jamón son ideales para presentar en cualquier fiesta. Además, ahora que se acerca la navidad y todos vamos un poco liados con tanto preparativo, os tengo que decir que se pueden hacer las bolitas de queso y dejarlas en la nevera el día anterior. En el último momento sólo se tendrían que rebozar y justo antes de servir ponerlas en el palito.

Esta receta la encontré en el número 98 de la revista Thermomix. Me llamó la atención por los ingredientes, y porque era muy fácil de preparar. La he hecho dos veces. La primera la hice tal cual estaba en la revista. Tengo que decir que no nos acabó de gustar, pero como soy un poco tozuda, y creo que una receta así vale la pena, decidí hacerla a mi manera, con unos pocos cambios.

La segunda vez las bolitas quedaron buenísimas. Además, el hecho de que las bolitas estén sujetas a unos palitos de pan tipo grissini, le da un toque de originalidad estupendo. Eso sí, si no queréis ponerle los palitos de pan, podéis hacerlas sin palitos, o ponerle unos palitos de madera, para que queden al estilo "chupa chups". Eso ya depende de vosotros mismos.

lunes, 19 de septiembre de 2016

Polo-pizzas


¡Aquí tenéis estas estupendas pizzas con forma de polo!. Ideales para fiestas, o para cenas de picoteo. ¿Qué mejor que unas polo-pizzas de los sabores que más os gusten?

Nosotros hicimos dos polo-pizzas de champiñones, una de atún, una de jamón de York y la última de jamón de York y champiñones, pero vosotros podéis hacerlas como más os gusten. Sólo es una idea.

Además, como podéis ver, una vez horneadas se aguantan perfectamente en su palo. ¡Así son más fáciles de comer! jajaja.

Quizá la próxima vez también le ponga un poco de salsa de tomate pincelada por encima, para que tenga más pinta de pizza por fuera. Esta vez me daba miedo de que se cayera el queso de encima si le ponía tomate, pero para la próxima vez lo probaré (habrá próxima vez porque fueron todo un éxito... jajaja).

La cantidad de ingredientes van a gusto del consumidor, y también depende del tamaño del molde que uséis para cortar la masa de la pizza. Para que os hagáis una idea, yo usé dos láminas de masa de pizza y me salieron 5 polo-pizzas. Os recomiendo que el molde sea proporcional al palo que uséis para las polo-pizzas. Si el palo es muy largo, no uséis un mini-molde, y si el palo es muy pequeño, no uséis un molde enorme.

Dicho esto, os dejo con la receta:

lunes, 4 de julio de 2016

Canapés de atún, huevo y surimi


Aquí tenéis uno de los canapés que solemos hacer en casa y de los que más triunfan: Los canapés de atún, huevo y surimi (también llamados palitos de cangrejo). Es como hacer los pimientos del piquillo rellenos pero de forma deconstruida... jajaja.

Además, para quien vaya con prisas a última hora, se puede dejar preparado el relleno sin la mayonesa y los pimientos del piquillo cortados con antelación y en el último momento mezclar la mayonesa con el relleno y montar las tartaletas.  En total, con las cantidades que os indico, salen 15 tartaletas. 

Si no tenéis tartaletas, también pueden hacerse sobre rebanadas de pan de molde y, una vez extendido el relleno, partir las rebanadas en cuatro trozos cada una.

En cuanto al "floripondio" que hay sobre el cuadrado de pimientos del piquillo, no lo suelo poner, pero una vez hechos los canapés, mi marido me dijo que parecía que faltaba algo sobre el pimiento del piquillo... así que, cogí una manga pastelera y se lo puse... jajaja. En fin...

¿Qué más queréis? Fácil, rápido, ¡y además están buenísimos!. Os dejo con la receta.

lunes, 25 de abril de 2016

Pan de Sant Jordi


Más vale tarde que nunca... jajaja. El mismo día de Sant Jordi recibí un correo de mi presentadora de Thermomix Mª. Teresa Bardalet. Entre otras cosas, contenía este pan de Sant Jordi. Hacía tiempo que quería hacer la receta. La había conseguido por otra fuente, pero la receta se había perdido por algún lugar de mi casa. Definitivamente, el hecho de recibir otra vez esta receta, aunque fuese el mismo día de Sant Jordi, fue como una señal... jajaja ¡Tenía que hacerla! jajaja. Era tan fácil de hacer, que sin pensarlo dos veces, me puse a ello. Más que nada, para probar, ¡y salió buenísimo!.

Aunque lleve azúcar no es un dulce. El azúcar le da esponjosidad. Se trata de un pan salado, hecho de queso y sobrasada. Cuando acabé de hacerlo la cocina olía maravillosamente.

La lástima es que no llegué a tiempo de publicarlo el mismo día de Sant Jordi. Comencé a hacerlo por la tarde y acabé de hacer el pan por la noche. Imposible publicarlo ese mismo día. Estamos a día 24 y tenía pendiente publicar esta semana otra cosa, pero ¿Cómo voy a dejar pasar por alto esta recetaza? El año que viene la volveré a hacer, y no quería volverla a perder otra vez. Por lo tanto, y para no perderla, lo mejor es ponerla en el blog... jejeje.

Una vez hecho este pan, cuando se corta, se puede ver la senyera. Siempre hace gracia cuando tienes invitados. Si no sois de Cataluña, también lo podéis hacer. No hace falta que hagáis la senyera. Podéis hacer la bandera de España, si queréis. Los colores son los mismos, y el pan está delicioso. Sólo tenéis que poner en medio la masa amarilla y dividir en dos la masa roja y ponerla en los extremos.

lunes, 28 de marzo de 2016

Pastel de pisto


Este pastel de pisto es una forma original y diferente de comer verduras. Además, como gran parte de la receta tiene que prepararse con antelación, es ideal para la gente que no tiene mucho tiempo de preparar cosas a la hora de la comida. 

Como necesita unas horas de reposo, lo mejor es prepararlo la noche anterior. Al día siguiente, una hora antes de comer, se saca para que no esté muy frío y sea fácil de calentar. Cuando haya pasado el tiempo, se prepara la bechamel, se calienta en el horno y al final se gratina. Fácil y rápido.

Esta receta es del blog Recopilatorio de recetas Thermomix, pero he cambiado alguna cosa. Cuando la vi pensé en hacerla, pero en esos momentos mi marido estaba a dieta y tuve que guardármela en mi lista de pendientes. 

Como en estas épocas de semana santa la dieta se fue un poco "a paseo", decidí recuperar la receta y me puse manos a la obra. En lugar de nuez moscada decidí variar un poco la receta y le puse una cucharadita de polvo de boletus. El polvo de boletus se hace cogiendo un puñado de boletus desecados y triturándolos con una picadora o en la Thermomix. Si os sobra no lo tiréis. Este polvo de boletus os puede servir para ponerlo en otras salsas. Yo lo uso mucho en salsas para pastas. Les da un sabor especial. No hace falta decir que el pastel de pisto salió delicioso. 

lunes, 7 de marzo de 2016

Empanadillas de verduras, dátiles, piñones y queso


¡Pero qué buenas que están estas empanadillas de verduras, dátiles, piñones y queso!. Hace un tiempo que vi la receta por Internet, y me la apunté en un papel. Era una de las miles de recetas que tengo pendientes de hacer. Creo recordar que era de Nestlé. En fin, que este fin de semana decidí hacerlas, y salieron buenísimas. Podéis ver en la foto lo hermosas que han salido... jajaja.

También tengo que decir que estas empanadillas me costaron una discusión con mi marido, ya que a él no le gustan los dátiles. Al final llegamos a un acuerdo y las suyas fueron sin dátiles. Él se lo perdió, porque la gracia estaba en los dátiles... jajaja.

Con los ingredientes que os pongo, tenéis para ocho empanadillas. En los supermercados suelen vender dos tamaños de obleas de empanadillas. Unas son más grandes que las otras. Cogí el paquete de las más grandes. Al ser bastante grandes, sólo me cabían seis empanadillas en la bandeja para hornear. Por lo tanto, tuve que hornear las dos que me faltaban aparte.

La receta que guardaba no ponía cantidades, sólo ingredientes y tuve que improvisar un poquito. Además, la receta era con queso fresco, pero no me quedaba y puse lonchas de queso semicurado.

Otra cosa: En la receta ponía que se debía de hacer un agujero en la parte superior de la empanadilla. Yo iba con prisas y se me olvidó hacerlas en las seis primeras. Yo creo que fue mejor no hacerles el agujero. Salieron más hermosotas que las otras. Eso sí, por un momento me pareció que iban a explotar... jajaja.

Me acordé a tiempo de hacer el agujero en las otras dos empanadillas que faltaban por hornear. A estas sí que se lo hice, pero al poder salir el vapor, quedaron en comparación con las seis primeras un poco "chuchurrías"... jajaja. En fin, vosotros mismos :)

lunes, 30 de noviembre de 2015

Volovanes rellenos de carne con boletus y gorro de puré de boniato


Hacía tiempo que quería hacer algo con boniatos. Me gustan mucho, pero a mi marido no, y eso hace que lo tenga un poquito difícil para comer boniatos, pero el otro día me planté y le dije que iba a hacer un experimento con boniatos. Si no quería comer, más para mí... jajaja. Pero al final comió... ¡Y vaya si comió! Porque estaba buenísimo... jajaja.

Aprovechando que viene la navidad, decidí hacer un experimento y compré volovanes y un poco de carne picada. Tenía unos boletus secos y también decidí ponérselos. Salieron unos volovanes buenísimos y muy originales. Si podéis conseguir boletus que no sean secos, mejor que mejor. Por aquí no hay forma de encontrar ninguno, con lo que me gustan a mi los boletus naturales... snif... snif... :P

Si no encontráis boletus, os sirve cualquier tipo de seta. Mejor natural que no seca. Como siempre, las cantidades son orientativas, dependiendo del tamaño de los volovanes. Con estas cantidades tenéis para más de 15 volovanes. A nosotros nos sobró un poco de relleno y un poco de puré de boniato. El relleno que sobró lo usamos como acompañamiento para pasta, y el puré de boniato, para acompañar unas pechugas de pollo a la plancha.

lunes, 16 de noviembre de 2015

Canapés de foie con manzana caramelizada y reducción al Pedro Ximenez


¡Estos canapés están de vicio! Cuando comienzas, no puedes parar de comértelos... jajaja. Aprovechando que se acerca la navidad, el domingo pasado comencé a hacer experimentos con canapés. Ya sabéis que cuando me pongo a hacer experimentos la cosa puede salir como el rosario de la aurora... jajaja. Si sale mal, no pasa nada... lo cuelgo en mi blog de pifias, que últimamente lo tengo bastante abandonado y andando... jajaja.

Quería hacer algo con foie, y pensé que la manzana caramelizada combinaría bien. A medio hacer la manzana caramelizada pensé en ponerle a cada uno de los canapés un poquito de Pedro Ximenez reducido... ¡Y fue todo un éxito!

Además de buenos, son muy fáciles de hacer, ¡¡¡o sea que no tenéis excusa!!! jajaja. Eso sí, la reducción de Pedro Ximenez se la tenéis que poner justo antes de servir en la mesa. De esta forma serán más vistosos. Si tardáis en servir los canapés la manzana absorberá el Pedro Ximenez y no quedarán tan bonitos, aunque estarán igual de buenos.

Como siempre que hago canapés, las cantidades son orientativas. Depende del número de canapés que queráis hacer. A mi me sobró reducción de Pedro Ximenez y lo usé como salsa para la carne, que también está muy bueno. Con la cantidad de manzana que os pongo yo tuve para unos 24 canapés más o menos. No los llegué a contar.

Para los que no sepáis lo que es el Pedro Ximenez, os diré que es un vino dulce. Si no lo podéis encontrar, os puede servir otro vino dulce que tengáis a mano.

lunes, 19 de octubre de 2015

Canelons de ceps (o canelones de boletus) de Carles Gaig


A finales de septiembre tuvo lugar en Barcelona el salón Barcelona Degusta, con un montón de novedades culinarias y conferencias de prestigiosos cocineros. El día 24, Carles Gaig, del restaurante Gaig, hizo una clase sobre macarrones y canelones de fiesta a la que tuve el privilegio de asistir, tal y como os explico en este post sobre las novedades en el primer día del salón Barcelona Degusta. Uno de los platos que hizo fueron estos canelons de ceps (o canelones de boletus).

Todo lo que hizo tenía pinta de estar buenísimo, y me guardé las recetas para hacerlas en cuanto tuviese la oportunidad. Y la oportunidad de hacer estos canelones se me presentó el otro día... jejeje. Necesitaba comprar unas berenjenas urgentemente, pero me encontraba en Arenys de Mar, y no sabía dónde podía encontrarlas.

Tuve suerte... pasé por delante de una tienda de frutas y verduras y al entrar para comprar las berenjenas los vi, ¡¡¡allí estaban los boletus!!! Unos boletus enooormes y preciosos. No me lo pensé dos veces y compré dos. La lástima es que con las prisas, no me di cuenta que con dos boletus, por muy grandes que fuesen, no podía hacer muchos canelones... jajaja.

Salieron cuatro canelones y medio... jajaja. ¡unos canelones escasos pero buenísimos!. Otro día compraré más... jajaja. En fin, que con el ansia de hacer canelones, no me acordé que tenía que reservar unos pocos para adornar por encima. Podía haber guardado los que habían en el medio canelón... También se tenían que adornar con sal gorda, pero tampoco tenía y no tuve tiempo de comprarla... por lo tanto, a paseo los adornos... jajaja.

Carles Gaig no dio cantidades, por lo tanto, las cantidades que os pongo aquí son orientativas. He multiplicado por dos las cantidades para los canelones, para que os salgan ocho... ¡al menos, que haya un poco de chicha! jajaja.

lunes, 24 de agosto de 2015

Milhojas de calabacín, pimientos del piquillo, jamón y queso


Primero de todo, deciros que mi marido está a dieta y yo también lo estoy "por solidaridad", no porque lo necesite... jajaja. Además, hemos decidido adoptar a una gatita de un mes y medio, ¡y no doy abasto con todo!. Por ese motivo he decidido darle un "descanso relativo" al blog. Por lo tanto, no publicaré recetas tan a menudo como lo solía hacer antes. Eso sí, de tanto en tanto, al menos yo, me voy a saltar la dieta y publicaré alguna cosita, como este milhojas de calabacín, pimientos del piquillo, jamón y queso que está para chuparse los dedos y, para qué negarlo, no tiene muchas calorías... jajaja,

La receta original es del blog Mercado calabajío. En cuanto la vi, me gustó la idea del milhojas y compré todos los ingredientes, pero una vez me puse a hacerlo, pensé que igual con el tomate saldría demasiada agua y tal vez no me quedase bien. Ya había pelado el tomate. Incluso lo había comenzado a poner sobre la primera capa de calabacín, pero lo quité y lo cambié por pimientos del piquillo. El resultado: ¡Buenísimo!. Nos encantó la combinación

Tengo que comentar que si tenéis una mandolina para cortar las rodajas de calabacín, mejor que mejor. Si no la tenéis, podéis cortarlas con un cuchillo bien finas. Una vez lo hayáis sacado del horno, se debe dejar reposar unos 20 o 25 minutos para que se asiente y sea más fácil de partir.

Otra cosa: La cantidad de cada uno de los ingredientes puede depender de su tamaño, del número de capas y del tamaño del molde que uséis. Yo hice tres pisos, pero podía haber hecho más. El problema fue que se me acabaron los pimientos del piquillo. Para que os sirva de referencia, os pongo la cantidad de ingredientes que necesité en mi caso.

Dicho esto, vamos con la receta. 

lunes, 20 de julio de 2015

Sopa de melón con jamón al cava


Con esta calor que hace sólo apetecen cosas frías, y el otro día para cenar me acordé de una sopa de melón con jamón al cava que había probado en casa de un amigo mío hace muchos años. Nos invitó para enseñarnos su casa y su mujer, Montserrat, entre otras cosas, preparó esta receta. 

Nos gustó tanto que le pedí la receta a Montserrat, y mi amigo Jesús me la mandó por correo. Y ahí se quedó... guardada en el correo... hasta el otro día, que me acordé de ella... jajaja. Había pasado tanto tiempo que sólo recordaba que me había dado la receta, pero creía que me la había dado en un papel.

Estaba a punto de enviarle un whatsapp para volver a pedirle la receta y esperar a que Montserrat se acordase cuando de golpe, se me encendió la bombilla y me acordé que no estaba en un papel... ¡Estaba en mi correo!. Me puse a buscar, y ¡¡¡la encontré!!! ¡¡¡El correo era de julio del 2009!!! jajaja.

Peerooo... la receta no ponía cantidades exactas de muchos ingredientes. El que más me preocupaba era el cava. Sólo ponía "cava". ¿Cuánto le ponía? ¿Media botella? ¿La botella entera? Entonces sí que le envié un whatsapp para decirle que le preguntase a su mujer cuánto cava le ponía... Y me contestó "Un chorro"... jajaja.

En fin, que decidí hacerlo a ojo, ir pesando y probando la sopa de melón y dejarlo más o menos a mi gusto. Por cierto, "un chorro" para mi gusto son 60 gramos... jajaja.

La receta original lleva jamón de pato, pero donde yo vivo no se encuentra. Por lo tanto, lo hice con virutas de jamón, que también están muy buenas.

Otra cosa: Esta receta está hecha con Thermomix, pero se puede usar cualquier batidora para triturar los ingredientes.

Montserrat, moltes gràcies per la recepta guapa! :)

lunes, 13 de julio de 2015

Cómo hacer crujiente de jamón


En este post os voy a enseñar cómo se hace el crujiente de jamón de una forma muy fácil y rápida. Este crujiente de jamón se suele usar para adornar algunos platos. Al quedar tan crujiente, se rompe con facilidad, y podemos crear virutas de crujiente de jamón, que se usan para adornar sopas y cremas. También se puede usar como ingrediente de algún canapé.

Hay muchas formas de hacer el crujiente de jamón. Se puede hacer en el horno, o en una sartén, pero la forma más rápida es en el microondas. En un momento tendremos nuestro crujiente de jamón (o nuestras virutas) listas para adornar el plato. Podéis hacerlo con jamón ibérico o jamón serrano. Yo lo hice con jamón serrano, que era el que tenía en ese momento.

Hace unos días me acordé de una sopa de melón bastante especial que nos sirvieron en casa de un amigo y cuya receta colgaré en breve. La receta original llevaba virutas de jamón de pato, pero en el momento en el que me decidí a hacer la sopa de melón no tenía jamón de pato ni sabía dónde podía encontrarlo. En una ciudad seguramente será fácil encontrarlo, pero donde yo vivo, seguro que no.

Por lo tanto, y como no tenía jamón de pato a mano, hice este crujiente de jamón y lo convertí en virutas. Quedó buenísimo también.

lunes, 6 de julio de 2015

Trenza de hojaldre con mermelada de pimientos, queso rulo de cabra, cebolla caramelizada y atún


¡Es más rápido hacer esta trenza de hojaldre con mermelada de pimientos, queso rulo de cabra, cebolla caramelizada y atún que escribir el nombre! jajaja.

Desde hace tiempo, pertenezco a un grupo de Facebook que se llama "Què cuinem avui?" (¿Qué cocinamos hoy?), donde la gente publica las cosas que cocinan, y muchas recetas. Una de ellas me llamó la atención. La receta era de Judit Ferreiro Lara, y era esta trenza. La combinación de sabores me pareció interesante, y aprovechando que íbamos a celebrar el cumpleaños de mi hijo y venía bastante gente, pensé en hacerla.

La verdad es que no tiene mucha complicación. Lo más complicado es coger la regla para medir la lámina de hojaldre y hacer los cortes necesarios para hacer la trenza.

La receta original es con mermelada de tomate, pero en ese momento sólo disponía de mermelada de pimientos. Os puedo asegurar que la combinación de sabores es impresionante. Yo la partí en trocitos y la puse como canapés para la fiesta de mi hijo. A la gente que la probó les gustó mucho. Hubo gente que cuando le comenté los ingredientes no se atrevieron a probarla.. ¡Pero ellos se lo perdieron! jajaja.

Las cantidades que os pongo son orientativas. Pesé los ingredientes a medida que los iba poniendo. Dependiendo del tamaño de vuestra trenza, necesitaréis más o menos cantidad.

lunes, 29 de junio de 2015

Cómo hacer cebolla caramelizada


En este tutorial os explicaré cómo se hace la cebolla caramelizada. La cebolla caramelizada se suele usar cada vez más como ingrediente en recetas tan variadas como canapés o como acompañamiento en platos de carne. Yo, sin ir más lejos, entre otros platos, la he usado en las pilonas de berenjenas y queso con cebolla caramelizada. También he hecho bocadillos de lomo a la plancha con pimiento verde y cebolla caramelizada que están para chuparse los dedos, y próximamente la volveré a usar en una trenza de hojaldre que colgaré dentro de poco.

Mucha gente desconoce cómo se hace la cebolla caramelizada, y es una pena, porque la receta es muy fácil y queda buenísima. Además, se puede guardar en la nevera durante varios días. Si queréis, también la podéis congelar en cubiteras. Una vez congelada, podéis desmoldar los cubitos de cebolla caramelizada y guardarlos dentro del congelador en una bolsa para congelar, apuntando la fecha para acordaos de cuándo los habéis congelado. 

Cuando la necesitéis, podéis descongelar la cantidad que se quiera, ya que al estar en forma de cubitos, es más fácil obtener la cantidad que vayáis a usar. Para descongelar los cubitos de cebolla caramelizada sólo tenéis que dejarlos a temperatura ambiente hasta que se hayan descongelado.

También os tengo que decir que, aunque necesitemos medio quilo de cebolla, no os creáis que os va a salir un montón. Al cocinarla, la cebolla se reduce y no queda tanto.

lunes, 8 de junio de 2015

Tartaletas tex-mex con obleas de empanadilla


Estas tartaletas tex-mex con obleas de empanadilla son ideales para preparar como canapés en un día de fiesta. Están  buenísimas y son muy fáciles de hacer. También se puede dejar preparado todo con antelación. Hacéis por un lado las tartaletas y por el otro, la carne. No montéis las tartaletas hasta el último momento. Entonces sólo tenéis que poner la carne dentro de las tartaletas con un poco de queso por encima y hornear hasta que el queso se haya derretido.

Hacía tiempo que quería hacer unas tartaletas estilo tex-mex, pero no tenía muy claro qué ponerle ni cómo hacerlas. De hecho, esta es la segunda versión. En la primera versión puse en el horno las obleas de empanadillas crudas dentro del molde y le añadí la mezcla de carne ya hecha. Como las obleas no estaban pre-horneadas, quedaron un poquitín crudas por debajo. Además, costaba un poco sacar las tartaletas de dentro del molde. 

En la segunda versión pre-horneé las obleas, pero en lugar de ponerlas dentro del molde, puse el molde boca abajo y las pre-horneé poniéndolas encima. Quedaron mucho mejor... Aunque me gustan más las fotos que hice en la primera versión... jajaja. ¡Qué se le va a hacer!... ¡No se puede pedir todo! jajaja.

También os quiero comentar que normalmente en el mercado suelen haber dos tamaños de obleas para empanadillas: Unas más grandes y otras más pequeñas. Yo usé las más pequeñas, porque las más grandes, quizá hubiese sido demasiado.

En cuanto al bote de salsa Original Old El Paso: Si vais al supermercado podréis ver que hay de tres tipos. Lo único que cambia es el color de la tapa: Verde, amarilla o roja. Si os fijáis, en la tapa hay como unos pimientos dibujados. El número de pimientos en rojo indica lo picante que es la salsa. La de tapa verde es la menos picante. Yo escogí esta, pero vosotros mismos. ¡Todo depende de lo picante que queráis la tartaleta!

Si no tenéis a mano esta salsa, os sirve cualquier otra de tipo tex-mex. La cantidad de salsa que puse eran unos 240 gr. aproximadamente.  

lunes, 11 de mayo de 2015

Pilonas de berenjenas y queso con cebolla caramelizada


El otro día, mi presentadora de Thermomix Teresa Bardalet nos envió un correo con un montón de recetas. Entre ellas, me llamaron la atención estas pilonas de berenjenas y queso con cebolla caramelizada.

La receta venía sin foto, pero sólo con ver los ingredientes, pensé que sería una buena idea hacerlos como canapés para un día de fiesta. Salieron buenísimos y fueron todo un éxito. Como viene siendo costumbre últimamente, los tuve que repetir dos veces. Las dos veces estaban buenísimos.

La primera vez no tenía queso rallado para poner por encima y lo hice con queso grana padano en polvo. El problema es que en las fotos, al estar tostadito el queso, daba un efecto como si estuviese florido.

Al final, decidí volverlas a hacer, y ponerles por encima queso rallado. Estaban igual de buenas, pero sin el "efecto florido" del queso grana padano en polvo... jajaja.

La combinación dulce - salado de esta receta es impresionante. Os recomiendo que la probéis, porque vale la pena. Os sobrará cebolla caramelizada, pero se puede poner en otros platos (por ejemplo, de carne).

Nosotros hicimos unos bocadillos de lomo a la plancha con pimientos verdes fritos, queso y cebolla caramelizada que estaban para quitar el sentido... jajaja. Sólo es un ejemplo de lo que podéis hacer con la cebolla caramelizada que os sobre. ¡Hay un montón de combinaciones posibles!

Muchas gracias a Teresa Bardalet por la receta. ¡Volaron en un momento!

lunes, 13 de abril de 2015

Tartaletas de verdura con champiñones y queso parmesano


Hoy toca una receta ideal para formar parte de un picoteo, o bien, como entrante. Estas tartaletas de verdura con champiñones y queso parmesano son muy fáciles de hacer, y además... ¡Parece mentira que con unos pocos ingredientes que me sobraban en la nevera haya salido un plato tan bueno!

Como siempre me suele pasar, cada vez que compro láminas de hojaldre rectangular, siempre tengo que comprar dos, ya que vienen dos láminas juntas. Y esta vez, con la lámina de hojaldre sobrante, hice estas tartaletas de verdura con champiñones y queso parmesano que volaron en un momento.

Una vez hechas las tartaletas, pensé que igual si les hubiese puesto orégano, o alguna hierba aromática, les hubiese dado un toque especial. Vosotros mismos, yo lo voy a poner como ingrediente opcional en la receta. Supongo que quedará bien, pero no he probado las tartaletas con orégano. Sin orégano, las tartaletas estaban muy buenas.

lunes, 16 de marzo de 2015

Tartaletas de hojaldre rellenas de pollo y champiñones al Pedro Ximenez


Estas tartaletas de hojaldre rellenas de pollo y champiñones al Pedro Ximenez son ideales como entrante en un día de fiesta. Seguro que con este plato sorprenderéis a los invitados. Además, están buenísimas. En casa volaron en un momento.

¿Y de dónde ha salido este plato?. Esta vez he cogido la idea de un estupendo blog. Hace unos días, navegando por la red vi una receta de hojaldre relleno de setas y jamón al Pedro Ximenez del blog "Bienmesabe". La receta era espectacular, pero a mi el jamón salado caliente no me va, y tampoco disponía de setas. Por lo tanto, decidí hacer mi propia versión, con los ingredientes que tenía.

En lugar de setas y jamón lo cambié por champiñones y pollo. ¡Salió buenísimo!. La forma del hojaldre es un poco laboriosa de hacer, pero queda resultona. Si no tenéis ganas de liaros con el hojaldre, podéis comprar volovanes grandes. A efectos prácticos será menos vistoso, pero estará igual de bueno.

Algunas veces he hecho algún otro plato con Pedro Ximenez, y mucha gente, sobre todo de América latina, me pregunta qué es el Pedro Ximenez y por qué ingrediente lo pueden sustituir, porque en su país no tienen. Para los que no lo sepáis, Pedro Ximenez es un vino dulce. Si no disponéis de él, podéis sustituirlo por cualquier vino dulce que tengáis a mano.

lunes, 16 de febrero de 2015

Palmeritas de pimientos del piquillo, queso de cabra y nueces


De tanto en tanto va bien hacer alguna cosa fácil para picar. Y este plato es un buen ejemplo. Es tan fácil de hacer que hasta un novato en la cocina puede quedar como un señor con estas palmeritas.

Es la segunda vez que las hago. La primera vez intenté darles una forma de corazón, porque se acercaba San Valentín, pero al final perdieron la forma de corazón. Misterios del hojaldre... jajaja. La segunda vez no me quise complicar la vida y me dediqué a hacer simplemente palmeritas. Quedaron estupendamente.

La combinación de los pimientos del piquillo, queso de cabra y nueces es espectacular. Es ideal para poner como entrante o con los canapés cuando vienen invitados a casa. ¡¡¡Probadlas y ya me diréis!!!

lunes, 12 de enero de 2015

Quiche de pisto, atún y queso


El otro día lo tenía todo preparado para hacer unos paninis, pero de repente me acordé que me faltaba la mozzarella. No tenía tiempo de ir a comprar al supermercado, porque el más "cercano" me pilla bastante lejos, y me acordé que justo al lado de donde vivo hay un distribuidor mayorista de productos cárnicos, pizzas y comida preparada. También venden al detalle, pero básicamente se dedican a la venta de sus productos para supermercados. Pensé que igual me podían vender un poquito de mozzarella rallada, y allí que me fui...

Y salí con una bolsa de dos kilos y medio... jajajaja. ¿Y por qué os explico esto? ¡Pues porque tengo el congelador con una mega-bolsa de mozzarella rallada y tengo que gastarlo!. Y una de las cosas que he hecho ha sido esta quiche.

El domingo me apetecía hacer alguna cosa diferente, y vi que en la nevera tenía una lámina de masa brisa a punto de caducar, huevos como para parar un camión y en el congelador, la mega-bolsa de mozzarella rallada.  También tenía un tetra brick de pisto (o fritada) del Mercadona por ahí en un armario y un par de latas de atún. 

Normalmente el pisto, los huevos y el atún los uso para hacer la típica empanada, pero como sólo tenía una lámina y era de masa brisa, a lo mejor quedaba bien en una quiche. ¡Y me lancé a la aventura! A ver qué salía.,,

¡Y salió una quiche buenísima! Nos gustó un montón. Eso sí, sobró bastante relleno, y no sabía qué hacer con él. Al final, el relleno que sobró le añadí un par de ingredientes más y lo convertí en unas magdalenas saladas de rechupete. ¡Os lo explico todo en el paso a paso!