Mostrando entradas con la etiqueta cerdo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta cerdo. Mostrar todas las entradas

lunes, 26 de junio de 2017

Pastel de cerdo con manzana caramelizada y nueces


Definitivamente soy un poco bicho raro. Trabajo en Barcelona y suelo coger el tren en la estación de Barcelona Sants. Algunos días salgo bastante tarde, y con mucha hambre, y en lugar de comprarme algo para comer, me compro revistas de cocina... jajaja.

Esta vez me compré la revista "Cocina" de Lecturas. En concreto, el número 110. Tiene algunos platos que me han gustado, y que seguramente, si tengo tiempo, los haré. Uno de ellos es este pastel de cerdo con manzana caramelizada y nueces. 

La receta original es una terrina, pero la cantidad de carne era bastante grande para los moldes de terrina que tenía en casa. Tenía dos opciones: Dividir la masa en dos terrinas o hacer un pastel con un molde redondo, que cabía más cantidad. ¡Y eso hice! Y la verdad, no me arrepiento. Queda más original que una terrina.

La combinación del cerdo con la manzana caramelizada con miel y romero queda deliciosa. Además, se prepara la noche anterior, y al día siguiente, sólo tenéis que sacarlo de la nevera para que se temple un poco y no esté tan frío. Si no os gusta frío, podéis calentarlo un minuto en el microondas y también estará bueno. Eso sí, sacad el pastel fuera del molde y ponedlo en un plato apto para microondas. Luego sólo os quedará adornarlo, si queréis.

Para que os hagáis una idea, salen 8 raciones pequeñas o 4 grandes (dependiendo de si os lo coméis solo o acompañado con algo más). Nosotros al final nos comimos las 4 raciones grandes.

martes, 3 de enero de 2017

Cinta de lomo rellena de manzana, ciruelas pasas y bacon con salsa de Pedro Ximenez y boletus


¡Qué buena que estaba esta cinta de lomo rellena de manzanas, ciruelas y bacon con salsa de Pedro Ximenez y boletus!. De verdad: Si la hacéis, no os vais a arrepentir. Es una de las recetas más sabrosas que hemos probado en casa últimamente.

Y pensar que estuve a punto de darle la cinta de lomo a mi suegra, porque no tenía tiempo de hacer nada... jajaja. Este mes de diciembre ha sido un tanto complicado en mi trabajo, y he tenido que hacer más horas que un reloj. Compré esta cinta de lomo y, en un momento de agobio, le dije a mi suegra que se la llevase, porque no tendría tiempo de hacer nada. Por suerte, no se la llevó, y tuve tiempo de hacer algo con ella... jajaja.

La idea era hacer la cinta de lomo rellena de manzana, ciruelas y algo más, con alguna salsa. Como me gusta tanto el Pedro Ximenez para hacer salsas, pensé que le pondría un poquito. Normalmente pongo champiñones de guarnición, pero como se acercaban las fiestas, había comprado en La Sirena una caja de boletus congelados, y pensé en ponerlos en lugar de los típicos champiñones. ¡Acerté de lleno!

Para los que no sepan qué es el Pedro Ximenez, os diré que es un vino dulce muy parecido al vino de Jerez. Si no encontráis Pedro Ximenez, podéis usar un vino dulce de Jerez.

Sólo deciros que la cinta de lomo voló en un momento. Además, es un plato muy fácil de hacer para estas fiestas. Lo único "complicado", si no lo habéis hecho nunca, es atar el lomo. Hay un montón de tutoriales en internet que explican cómo hacerlo. Una vez aprendáis, luego volverlo a hacer es coser y cantar. Vale la pena hacer la receta.

lunes, 12 de diciembre de 2016

Bolitas de queso con arándanos y jamón


Estas bolitas de queso con arándanos y jamón son ideales para presentar en cualquier fiesta. Además, ahora que se acerca la navidad y todos vamos un poco liados con tanto preparativo, os tengo que decir que se pueden hacer las bolitas de queso y dejarlas en la nevera el día anterior. En el último momento sólo se tendrían que rebozar y justo antes de servir ponerlas en el palito.

Esta receta la encontré en el número 98 de la revista Thermomix. Me llamó la atención por los ingredientes, y porque era muy fácil de preparar. La he hecho dos veces. La primera la hice tal cual estaba en la revista. Tengo que decir que no nos acabó de gustar, pero como soy un poco tozuda, y creo que una receta así vale la pena, decidí hacerla a mi manera, con unos pocos cambios.

La segunda vez las bolitas quedaron buenísimas. Además, el hecho de que las bolitas estén sujetas a unos palitos de pan tipo grissini, le da un toque de originalidad estupendo. Eso sí, si no queréis ponerle los palitos de pan, podéis hacerlas sin palitos, o ponerle unos palitos de madera, para que queden al estilo "chupa chups". Eso ya depende de vosotros mismos.

lunes, 23 de mayo de 2016

Lasaña sin gluten


Como he comentado en muchas ocasiones, mi hijo es celíaco, y como todos los celíacos saben, es bastante complicado hacer que según qué platos sepan igual que los que tienen gluten. Mi hijo nunca había probado la lasaña. Me daba un poco de reparo hacer una lasaña sin gluten porque tenía la impresión que todo parecido con la que lleva gluten sería pura coincidencia.

La semana pasada mi marido me propuso hacer una lasaña, pero sin gluten, para que pudiese comer también mi hijo. Después de darle muchas vueltas, decidí poner el relleno que usé en la lasaña de pan bimbo. Sale buenísimo, y qué mejor que poner ese relleno para una lasaña sin gluten. Eso sí: No le puse los champiñones, porque ya era arriesgar demasiado con mis hijos... jajaja.

En cuanto a la pasta... bueno, mi marido compró un paquete de placas de lasaña que encontró en el Mercadona (en la receta os pongo la foto).

Las placas de lasaña se tenían que cocer durante unos 5 ó 6 minutos. Seguí las instrucciones al pie de la letra, pero cuando las saqué, se habían pegado todas. Peeeroooo... las placas de lasaña estaban tan duras que las pude despegar. Me costó un montón, pero las despegué (vamos, que estaba alucinando, porque tiraba y tiraba y no se rompían). Tuve que tirar bastante, pero al estar tan duras, no se rompieron.

En ese momento me desmoralicé. Pensé que si en ese momento estaban así de duras, ¿Cómo iban a quedar una vez hecha la lasaña?. Pensé en dejarlas hervir más tiempo, pero en el paquete ponía 5 ó 6 minutos, y los había dejado el tiempo indicado. Por lo tanto, tenía que estar bien. En fin... que ya que había comenzado, tenía que llegar hasta el final, con todas las consecuencias. Por suerte, el relleno era un poco caldoso. Os tengo que decir que la lasaña la hice por la noche y, una vez hecha, la metí en la nevera hasta el día siguiente.

Al día siguiente, la metí en el horno, y cuando estuvo lista... ¡La pasta estaba blanda!. Y lo que es mejor: ¡Tenía el mismo sabor que la lasaña con gluten!. Mis hijos se la comieron toda. No dejaron nada. Incluso la niña, que es muy especial para la comida y nunca le gusta nada me dijo que quería que la volviese a hacer otro día.

Por cierto: Si no sois celíacos también la podéis hacer con pasta normal. Os la recomiendo.

Para que os hagáis una idea, me salieron dos bandejas de 20 x 20 cm. Y estaba buenísima. Por lo tanto, os paso la receta. ¡Probadla y ya me diréis!

lunes, 25 de abril de 2016

Pan de Sant Jordi


Más vale tarde que nunca... jajaja. El mismo día de Sant Jordi recibí un correo de mi presentadora de Thermomix Mª. Teresa Bardalet. Entre otras cosas, contenía este pan de Sant Jordi. Hacía tiempo que quería hacer la receta. La había conseguido por otra fuente, pero la receta se había perdido por algún lugar de mi casa. Definitivamente, el hecho de recibir otra vez esta receta, aunque fuese el mismo día de Sant Jordi, fue como una señal... jajaja ¡Tenía que hacerla! jajaja. Era tan fácil de hacer, que sin pensarlo dos veces, me puse a ello. Más que nada, para probar, ¡y salió buenísimo!.

Aunque lleve azúcar no es un dulce. El azúcar le da esponjosidad. Se trata de un pan salado, hecho de queso y sobrasada. Cuando acabé de hacerlo la cocina olía maravillosamente.

La lástima es que no llegué a tiempo de publicarlo el mismo día de Sant Jordi. Comencé a hacerlo por la tarde y acabé de hacer el pan por la noche. Imposible publicarlo ese mismo día. Estamos a día 24 y tenía pendiente publicar esta semana otra cosa, pero ¿Cómo voy a dejar pasar por alto esta recetaza? El año que viene la volveré a hacer, y no quería volverla a perder otra vez. Por lo tanto, y para no perderla, lo mejor es ponerla en el blog... jejeje.

Una vez hecho este pan, cuando se corta, se puede ver la senyera. Siempre hace gracia cuando tienes invitados. Si no sois de Cataluña, también lo podéis hacer. No hace falta que hagáis la senyera. Podéis hacer la bandera de España, si queréis. Los colores son los mismos, y el pan está delicioso. Sólo tenéis que poner en medio la masa amarilla y dividir en dos la masa roja y ponerla en los extremos.

lunes, 14 de diciembre de 2015

Sopa de galets de navidad para novatos


El otro día, cuando llegué a casa del trabajo, mi marido me dijo que me había llegado un paquete. Me quedé un poco sorprendida porque yo todavía no había pedido ningún regalo para navidades y no esperaba ningún paquete. Incluso le pregunté si estaba seguro de que era para mi. Evidentemente, ponía mi nombre, por lo tanto, era para mi.

Cuando lo abrí vi que era un par de tetra bricks que me enviaban de parte de Aneto. Uno de ellos era su caldo de navidad y el otro era el fumet natural. Me hizo muchísima ilusión, porque nunca nadie me había enviado ningún regalo por tener el blog. Todo un detallazo que quiero agradecerles haciendo esta sopa de galets de navidad para novatos.

Os tengo que decir que la receta es muy rápida de hacer y es tan fácil que lo más complicado es picar el ajo... jajaja. Esta receta es ideal para principiantes que se inician en la cocina y quieren quedar como unos reyes el día de navidad. También vale para la gente que no dispone de mucho tiempo para hacer la comida o la cena de navidad. En un momento tendréis hecha esta sopa de galets de navidad para novatos.

¿Y qué es una sopa de galets de navidad? Bueno, es un primer plato típico de la comida de navidad que se hace en Cataluña. Para quien no sepa qué son los galets, os diré que es una pasta con forma de caracola. Son los típicos tiburones pero en tamaño mega-grande. jajaja. Se suelen comer rellenos de carne, pero hay muchas variaciones. Yo os pondré la receta típica, y además os la explicaré paso a paso para que os salga igual de bien que me ha salido a mi. ¡Ya veréis lo buenos que están!

lunes, 30 de noviembre de 2015

Volovanes rellenos de carne con boletus y gorro de puré de boniato


Hacía tiempo que quería hacer algo con boniatos. Me gustan mucho, pero a mi marido no, y eso hace que lo tenga un poquito difícil para comer boniatos, pero el otro día me planté y le dije que iba a hacer un experimento con boniatos. Si no quería comer, más para mí... jajaja. Pero al final comió... ¡Y vaya si comió! Porque estaba buenísimo... jajaja.

Aprovechando que viene la navidad, decidí hacer un experimento y compré volovanes y un poco de carne picada. Tenía unos boletus secos y también decidí ponérselos. Salieron unos volovanes buenísimos y muy originales. Si podéis conseguir boletus que no sean secos, mejor que mejor. Por aquí no hay forma de encontrar ninguno, con lo que me gustan a mi los boletus naturales... snif... snif... :P

Si no encontráis boletus, os sirve cualquier tipo de seta. Mejor natural que no seca. Como siempre, las cantidades son orientativas, dependiendo del tamaño de los volovanes. Con estas cantidades tenéis para más de 15 volovanes. A nosotros nos sobró un poco de relleno y un poco de puré de boniato. El relleno que sobró lo usamos como acompañamiento para pasta, y el puré de boniato, para acompañar unas pechugas de pollo a la plancha.

lunes, 9 de noviembre de 2015

Lomo de cerdo con salsa de verduras y setas


Una de las cosas más duras que puedan pasar es que muera inesperadamente una persona a la que quieres. El sábado día 30 de octubre recibí una llamada. Había muerto una amiga mía, una compañera de piso en mis épocas de estudiante. Tenía 45 años. Me había llamado su marido desde el móvil de mi amiga. Hacía tiempo que no sabía nada de ella, y cuando vi que me llamaba Antonia cogí el teléfono alegre, pensando que era mi amiga. No era ella. Era su marido. 

Cuando su marido me dio la noticia me quedé destrozada. No sabía ni siquiera que estaba enferma, porque vivíamos bastante lejos la una de la otra y hacía un par de años que no nos habíamos visto. De todas formas, según nos dijeron en el entierro, mi amiga no se lo había dicho a casi nadie.

Al día siguiente fuimos al entierro. Vivía a una hora y media de mi casa y el viaje se me hizo eterno. Ha pasado una semana y todavía no me hago a la idea de que se haya ido. Cuando llegamos a casa era casi la hora de comer. Una de las cosas por las que me gusta cocinar es porque cuando cocino, no pienso en nada más. Me distraigo y me olvido de todo. Pensaba hacer alguna cosa a la plancha, pero tenía una cinta de lomo de cerdo en la nevera y pensé en hacer alguna cosa diferente, para evadirme y no pensar. 

Pillé todo lo que tenía en la nevera. Cuantas más cosas echase, más entretenida estaría. Lavé las verduras, las pelé, las corté, y las fui pesando. Anotando metódicamente cada uno de los ingredientes y su peso en la libreta donde voy apuntando todas mis recetas y haciendo fotos del paso a paso. Y salió este lomo de cerdo con salsa de verduras y setas. ¡Buenísimo!

Va per tu, Antònia. Un petó.

lunes, 28 de septiembre de 2015

Lomo de cerdo con salsa de mango


Esta receta la hice hace unas cuantas semanas. Había comprado un mango para hacer una ensalada de frutas con menta y tacos de jamón salado, pero me olvidé de comprar el jamón salado, y con el paso de los días fueron desapareciendo el melón y la sandía... y cuando me di cuenta, el mango estaba demasiado maduro como para hacer esta ensalada.

Entonces pensé que hacía tiempo que no hacía nada con un buen trozo de lomo. Hacía poco que había hecho un solomillo con salsa de manzana, pero no era lomo. La receta original es de El horno de María. Me pareció una buena receta. Adapté las cantidades a mi gusto y salió estupenda. 

También tengo que decir que es una receta muy fácil de hacer y sin ninguna complicación, y os saldrá un plato para chuparse los dedos.

Muchas gracias a El horno de María por la receta.

lunes, 14 de septiembre de 2015

Solomillo de cerdo con salsa de manzana


¡Este solomillo de cerdo con salsa de manzana está de muerte! Hacía un tiempo que tenía dos solomillos en el congelador muertos de risa, y claro, con esto de que mi marido está a dieta, (y por solidaridad, yo también, aunque a veces me la salto), pues ya estábamos hartos de carne a la plancha...  

El otro día mi marido me pidió que hiciese algo con esos solomillos, antes de que saliesen solos del congelador y echasen a correr... jajaja. Pensé en hacerlos con una salsa ligera. Entonces me acordé de una receta que tenía por ahí archivada desde hacía mucho tiempo. Era algo de salsa de manzana. No tengo apuntado de quién era la receta. Simplemente la tenía en un papel.

La receta era fácil y rápida de hacer y encima no lleva mucha grasa. ¿Qué más se puede pedir?. Pues nada, me puse manos a la obra y salió un solomillo delicioso.

Además, si os sobra salsa, podéis repartirla en tuppers pequeñitos para un uso y congelarla para otro día. No me enrollo más y os dejo la receta.

lunes, 24 de agosto de 2015

Milhojas de calabacín, pimientos del piquillo, jamón y queso


Primero de todo, deciros que mi marido está a dieta y yo también lo estoy "por solidaridad", no porque lo necesite... jajaja. Además, hemos decidido adoptar a una gatita de un mes y medio, ¡y no doy abasto con todo!. Por ese motivo he decidido darle un "descanso relativo" al blog. Por lo tanto, no publicaré recetas tan a menudo como lo solía hacer antes. Eso sí, de tanto en tanto, al menos yo, me voy a saltar la dieta y publicaré alguna cosita, como este milhojas de calabacín, pimientos del piquillo, jamón y queso que está para chuparse los dedos y, para qué negarlo, no tiene muchas calorías... jajaja,

La receta original es del blog Mercado calabajío. En cuanto la vi, me gustó la idea del milhojas y compré todos los ingredientes, pero una vez me puse a hacerlo, pensé que igual con el tomate saldría demasiada agua y tal vez no me quedase bien. Ya había pelado el tomate. Incluso lo había comenzado a poner sobre la primera capa de calabacín, pero lo quité y lo cambié por pimientos del piquillo. El resultado: ¡Buenísimo!. Nos encantó la combinación

Tengo que comentar que si tenéis una mandolina para cortar las rodajas de calabacín, mejor que mejor. Si no la tenéis, podéis cortarlas con un cuchillo bien finas. Una vez lo hayáis sacado del horno, se debe dejar reposar unos 20 o 25 minutos para que se asiente y sea más fácil de partir.

Otra cosa: La cantidad de cada uno de los ingredientes puede depender de su tamaño, del número de capas y del tamaño del molde que uséis. Yo hice tres pisos, pero podía haber hecho más. El problema fue que se me acabaron los pimientos del piquillo. Para que os sirva de referencia, os pongo la cantidad de ingredientes que necesité en mi caso.

Dicho esto, vamos con la receta. 

lunes, 20 de julio de 2015

Sopa de melón con jamón al cava


Con esta calor que hace sólo apetecen cosas frías, y el otro día para cenar me acordé de una sopa de melón con jamón al cava que había probado en casa de un amigo mío hace muchos años. Nos invitó para enseñarnos su casa y su mujer, Montserrat, entre otras cosas, preparó esta receta. 

Nos gustó tanto que le pedí la receta a Montserrat, y mi amigo Jesús me la mandó por correo. Y ahí se quedó... guardada en el correo... hasta el otro día, que me acordé de ella... jajaja. Había pasado tanto tiempo que sólo recordaba que me había dado la receta, pero creía que me la había dado en un papel.

Estaba a punto de enviarle un whatsapp para volver a pedirle la receta y esperar a que Montserrat se acordase cuando de golpe, se me encendió la bombilla y me acordé que no estaba en un papel... ¡Estaba en mi correo!. Me puse a buscar, y ¡¡¡la encontré!!! ¡¡¡El correo era de julio del 2009!!! jajaja.

Peerooo... la receta no ponía cantidades exactas de muchos ingredientes. El que más me preocupaba era el cava. Sólo ponía "cava". ¿Cuánto le ponía? ¿Media botella? ¿La botella entera? Entonces sí que le envié un whatsapp para decirle que le preguntase a su mujer cuánto cava le ponía... Y me contestó "Un chorro"... jajaja.

En fin, que decidí hacerlo a ojo, ir pesando y probando la sopa de melón y dejarlo más o menos a mi gusto. Por cierto, "un chorro" para mi gusto son 60 gramos... jajaja.

La receta original lleva jamón de pato, pero donde yo vivo no se encuentra. Por lo tanto, lo hice con virutas de jamón, que también están muy buenas.

Otra cosa: Esta receta está hecha con Thermomix, pero se puede usar cualquier batidora para triturar los ingredientes.

Montserrat, moltes gràcies per la recepta guapa! :)

lunes, 13 de julio de 2015

Cómo hacer crujiente de jamón


En este post os voy a enseñar cómo se hace el crujiente de jamón de una forma muy fácil y rápida. Este crujiente de jamón se suele usar para adornar algunos platos. Al quedar tan crujiente, se rompe con facilidad, y podemos crear virutas de crujiente de jamón, que se usan para adornar sopas y cremas. También se puede usar como ingrediente de algún canapé.

Hay muchas formas de hacer el crujiente de jamón. Se puede hacer en el horno, o en una sartén, pero la forma más rápida es en el microondas. En un momento tendremos nuestro crujiente de jamón (o nuestras virutas) listas para adornar el plato. Podéis hacerlo con jamón ibérico o jamón serrano. Yo lo hice con jamón serrano, que era el que tenía en ese momento.

Hace unos días me acordé de una sopa de melón bastante especial que nos sirvieron en casa de un amigo y cuya receta colgaré en breve. La receta original llevaba virutas de jamón de pato, pero en el momento en el que me decidí a hacer la sopa de melón no tenía jamón de pato ni sabía dónde podía encontrarlo. En una ciudad seguramente será fácil encontrarlo, pero donde yo vivo, seguro que no.

Por lo tanto, y como no tenía jamón de pato a mano, hice este crujiente de jamón y lo convertí en virutas. Quedó buenísimo también.

lunes, 8 de junio de 2015

Tartaletas tex-mex con obleas de empanadilla


Estas tartaletas tex-mex con obleas de empanadilla son ideales para preparar como canapés en un día de fiesta. Están  buenísimas y son muy fáciles de hacer. También se puede dejar preparado todo con antelación. Hacéis por un lado las tartaletas y por el otro, la carne. No montéis las tartaletas hasta el último momento. Entonces sólo tenéis que poner la carne dentro de las tartaletas con un poco de queso por encima y hornear hasta que el queso se haya derretido.

Hacía tiempo que quería hacer unas tartaletas estilo tex-mex, pero no tenía muy claro qué ponerle ni cómo hacerlas. De hecho, esta es la segunda versión. En la primera versión puse en el horno las obleas de empanadillas crudas dentro del molde y le añadí la mezcla de carne ya hecha. Como las obleas no estaban pre-horneadas, quedaron un poquitín crudas por debajo. Además, costaba un poco sacar las tartaletas de dentro del molde. 

En la segunda versión pre-horneé las obleas, pero en lugar de ponerlas dentro del molde, puse el molde boca abajo y las pre-horneé poniéndolas encima. Quedaron mucho mejor... Aunque me gustan más las fotos que hice en la primera versión... jajaja. ¡Qué se le va a hacer!... ¡No se puede pedir todo! jajaja.

También os quiero comentar que normalmente en el mercado suelen haber dos tamaños de obleas para empanadillas: Unas más grandes y otras más pequeñas. Yo usé las más pequeñas, porque las más grandes, quizá hubiese sido demasiado.

En cuanto al bote de salsa Original Old El Paso: Si vais al supermercado podréis ver que hay de tres tipos. Lo único que cambia es el color de la tapa: Verde, amarilla o roja. Si os fijáis, en la tapa hay como unos pimientos dibujados. El número de pimientos en rojo indica lo picante que es la salsa. La de tapa verde es la menos picante. Yo escogí esta, pero vosotros mismos. ¡Todo depende de lo picante que queráis la tartaleta!

Si no tenéis a mano esta salsa, os sirve cualquier otra de tipo tex-mex. La cantidad de salsa que puse eran unos 240 gr. aproximadamente.  

lunes, 2 de marzo de 2015

Cocido de garbanzos y macarrones


Una de las cosas que más recuerdo de cuando era pequeña es este cocido de garbanzos y macarrones que hacía mi abuela en casa. Siempre me ha gustado un montón. Por suerte, es una de las pocas recetas que mi madre aprendió de mi abuela. A mi abuela le encantaba cocinar y lo hacía muy bien, pero lamentablemente a mi madre no le gustaba, y cuando murió mi abuela se perdieron muchas de las recetas que hacía.

Hacía años que tenía pendiente quedar con mi madre y hacer el cocido de garbanzos y macarrones para saber cómo se hacía. Mi madre ya es muy mayor y me daba miedo que pasase como el resto de recetas que hacía mi abuela: que se perdieran en el olvido. Pero siempre, por falta de tiempo, nunca podíamos hacerlo.

Uno de los fines de semana que vino mi madre a casa le dije: "De esta no pasa. Compra todos los ingredientes para el cocido y lo hacemos en mi casa. Yo voy apuntando la receta y hacemos fotos". Al final hicimos el cocido dos fines de semana seguidos. La primera vez fue un poco caos, porque a mi madre le dio por ir a su bola. No me dio tiempo de pesar algunos ingredientes, y cuando me daba cuenta, ¡las cosas ya estaban en la olla!... jajaja.

También hubo un pequeño error de cálculo. Pensé que me cabría todo en una olla y al final, como eran tantos ingredientes (creo que es la receta que con más ingredientes que he hecho en mi vida... jajaja), tuvimos que cambiar a una olla más grande. La segunda vez ya estaba yo preparada y salió bien. jajaja. Seguramente la receta se podría hacer de otra forma, pero os la pongo tal y como la hace mi madre.

Por si lo queréis poner, mi abuela también ponía un poco de morcilla negra. Le daba un gusto especial, pero a mi madre no le gusta y nunca lo ha vuelto a hacer con ella. Esta receta es sin la morcilla, pero os la pongo como ingrediente por si queréis probarlo.

Por lo tanto, aquí os dejo un plato de cocido de garbanzos y macarrones que está para chuparse los dedos. En cuanto a qué se puede hacer con la carne y la verdura que ha sobrado después de hacer el caldo del cocido... pues podéis comérosla tal cual, solos o con los garbanzos y macarrones, o bien hacer croquetas con la carne y puré con la verdura.

lunes, 22 de septiembre de 2014

Nachos con Carne y Queso


¡Me encanta la comida mexicana!. Hacía tiempo que quería hacer unos nachos con carne y queso, pero nunca encontraba el momento. Aprovechando que en un supermercado había ofertas de productos mexicanos, fui para allá y ¡¡¡arrasé con todo lo que se me puso por delante!!! jajaja.

Igual me pasé un poco. La cajera alucinó cuando vio todo lo que había comprado... y me preguntó so había dejado algo en las estanterías... jajaja. Pero es que si se trata de comida mexicana no lo puedo evitar. Incluso compré 5 botes de especias diferentes. Y una vez en casa, ¡¡¡toca gastar todo lo que he comprado!!! (vamos, que voy a estar comiendo nachos, quesadillas, fajitas, burritos y demás durante unos tres meses aproximadamente... jajaja)

Para cenar hice unos nachos con carne y queso de rechupete. Vamos, que desaparecieron en un visto y no visto. Eso sí, los hice a mi manera y con lo que tenía a mano en ese momento. ¡Aquí tenéis la receta, espero que os guste!

lunes, 8 de septiembre de 2014

Quiche de Bacon, Chorizo y Queso

El otro día me di cuenta que tenía en la nevera un paquete de bacon de hacía tiempo y estaba a punto de caducar. Estuve mirando a ver qué podía hacer con él, pero no me convencía nada. Entonces pensé en hacer una quiche, pero las quiches de bacon están demasiado vistas y pensé en ponerle chorizo y queso.

¡Quedó buenísima!
Además, es muy fácil de hacer, y seguro que la volveré a repetir en breve. ¡En casa duró nanosegundos! jajaja.
Venga, no me enrollo más y os dejo con la receta:

lunes, 11 de agosto de 2014

Solomillo Relleno de Pimientos del Piquillo y Setas con Salsa al Cava


Después de tanto dulce, apetece un poco algo salado. El otro día tenía ganas de hacer alguna cosa de carne, y pensé en hacer un solomillo, pero mi blog está plagado de recetas de solomillo, porque me encanta. Entonces decidí hacerlo diferente. ¡Lo iba a rellenar!. En mi vida he rellenado un solomillo... pero Internet está plagado de vídeos que te explican cómo hacerlo.... jajaja. ¿Y de qué lo relleno? Pues no sé... Me acordé que tenía un par de botes enormes de pimientos del piquillo que estaban muertos de risa. También tenía unos cuantos botes de setas... ¡Y queso! ¡¡¡El queso que no falte!!! jajaja. ¡Pues nada! Ya tenemos el solomillo. ¿Y de salsa? (en estas que iba pensando por la calle, y me pillaba de camino el supermercado. Se me pasó por la cabeza hacer una salsa de cava, pero yo de cavas no tengo ni idea. Pillé el móvil y llamé a mi suegra, que ella sí que sabe de eso. Me recomendó un brut, y me fui a comprarlo al súper... jejeje.

No pensé que sería tan fácil rellenar un solomillo... De hecho, cuando compré el solomillo pensé que sería poco y pedí dos... o sea, ¡¡¡que tuve que atar dos!!!. Esto de tener que atarlo pensaba que sería más complicado, pero nooo!!! jajaja. Se miran unos cuantos vídeos por Youtube y andando... jajaja

¡¡¡Al final salió buenísimo!!! Eso sí, sólo éramos tres en casa y sobró bastante. No importa. Esto se congela súper bien. En fin, no me enrollo más y os paso la receta. ¡Para chuparse los dedos oiga! jajaja.

lunes, 16 de junio de 2014

Empanada de Carne, Pimientos y Champiñones


Tiene buena pinta, ¿eh? jajajaja. El otro día me di cuenta que en la nevera habían dos paquetes de masa para empanadas muertos de risa y a punto de caducar. Quería hacer alguna empanada de carne, ya que nos encantan las empanadas y nunca había hecho ninguna de carne. Cogí la carne, una cebolla y pimiento rojo y verde y me puse a improvisar... lo que en principio iba a ser una empanada de pocos ingredientes al final, a base de añadirle más cosas se convirtió en una señora empanada.

Y lo mejor de todo: ¡Quedó buenísima!
Además, al día siguiente me llevé un trozo para comer en el trabajo y ¡¡¡fría todavía estaba más buena!!!. Por lo tanto, resulta ideal para llevar de picnic.
Menos mal que me dio por apuntar los ingredientes y pesarlos a medida que iba haciéndola, que si no, ¡¡¡os quedáis sin receta!!! jajaja

Aquí la tenéis (Espero no haberme olvidado de nada... jajaja):

lunes, 7 de abril de 2014

Lasaña de Pan Bimbo


El otro día me apetecía hacer alguna cosa diferente, y di con esta receta de Velocidad Cuchara. Me pareció original y pensé que podía estar buena. Pues no estaba buena... estaba buenísima!!! Inicialmente iba a hacer una lasaña para cada uno (lo que pone la receta, vamos), pero llegó mi marido del trabajo con ganas de comerse un caballo si hacía falta y me dijo que una lasaña le parecía poco. Por lo tanto, hice dos para cada uno. A mi me pareció demasiado, pero él se quedó bien. Por lo tanto, vosotros mismos. Además, cuando estaba haciendo la lasaña mi marido me dijo "¿Y no le vas a echar queso por en medio?" A él le gusta la lasaña con queso, o sea, que hice dos sin queso y dos con queso y nos comimos una de cada. Las dos estaban buenísimas.

También tengo que decir que sobró tanta salsa boloñesa que pude hacer una lasaña mediana normal (con "normal" quiero decir con placas de lasaña). Que lo sepáis!!!

Otra cosa: Varié la receta original. Supongo que al final cada uno hace las cosas a su manera... Creí que de esta forma iba a estar mejor. De hecho, estaba buenísima!!!

Por otro lado, me pareció original la idea de hacer la lasaña con aros de emplatar redondos, o sea, que ahí tenéis el resultado. Eso sí, por poco me cargo el microondas!! jajaja. La bechamel se tenía que gratinar, y no sabía si los platos sobre los que había puesto la lasaña aguantarían en el horno. Nunca había usado el gratinador del microondas y pensé (después de casi 9 años de tenerlo) que ya era hora de estrenarlo. Para ver si funcionaba o no, lo probé sin poner nada... y a los pocos segundos comenzó a echar humo!!! Se me llenó la cocina de humo!!! jajaja. Pero no pasó nada. Supongo que se quemó el polvo que había acumulado. Después de eso pensé que me había cargado el microondas, pero no. Siguió funcionando y ya no salía humo. Y así gratiné las lasañas!!! Quedaron buenísimas!!! Muchas gracias a Rosa Ardá por la receta!!!