martes, 3 de abril de 2018

Lentejas con chorizo en Crock-Pot


¡Pero qué buenas que están estas lentejas con chorizo! Están tan buenas que, incluso mis hijos, que no son muy amigos de las legumbres, se las comen. Puedo deciros, sin ninguna duda, que son las mejores lentejas con chorizo del mundo mundial.

Hace tiempo que mi marido me regaló una Crock-Pot, y he ido haciendo cosillas con más o menos éxito. Para los que no sepáis qué es una Crock-Pot, os diré que es una olla de cocción lenta. Las más conocidas son las de la marca Crock-Pot. Es más o menos algo así como cocinar como lo hacían nuestras abuelas, a fuego lento y poco a poco. Hay platos que se cocinan durante horas y horas, y quedan impresionantes. 

La ventaja es que no tienes que estar pendiente de que se queme, o de que se salga, porque como no cocina a altas temperaturas, no tienen ese problema, y los alimentos conservan todas sus vitaminas. Hay ollas en las que puedes programar cuándo quieres que comience a cocinar, para así no tener que levantarte a las 6 de la mañana. Tengo un amigo que la usa para hacer unos caldos que están de muerte. Pone todos los ingredientes y la deja unas 20 horas.

He usado la Crock-Pot para hacer varios platos. Uno de ellos, las lentejas. La primera vez que las hice, usé una receta que encontré por Internet de lentejas con chorizo para crock-pot... y la verdad, estaban pasables, pero tampoco eran nada del otro mundo. Mis hijos, ni la quisieron probar.

Un día, hablando con una amiga en el tren, le comenté que me gustaría hacer unas lentejas como las que hacía mi madre, pero que las últimas no nos habían gustado mucho. Entonces me dijo que había visto un vídeo en YouTube y que ella las había hecho y les habían encantado. El vídeo se llamaba Lentejas con chorizo (las mejores del mundo mundial) y os aseguro que sí, ¡que son las mejores lentejas con chorizo del mundo mundial! Se ha convertido en una receta habitual en mi casa.

La receta del vídeo es para hacerla de forma tradicional, pero mi receta es para Crock-Pot. Además, también adapté cantidades y modifiqué algún ingrediente. Para hacerla he usado lentejas normales, ni pardinas, ni rápidas. Normales. Si os sobra, podéis congelarlas tranquilamente.

Si tenéis Crock-Pot y os gustan las lentejas, no os lo penséis dos veces. ¡Esta es vuestra receta!

Ingredientes para unas 5-6 raciones:
  • 400 g. de lentejas
  • 1 pimiento choricero
  • 200 g. de costillas de cerdo
  • 100 g. de chorizo
  • 3 dientes de ajo
  • 100 g. de zanahoria
  • 130 g. de cebolla
  • 75 g. de pimiento verde
  • 1 cucharadita de postre de pimentón dulce de la Vera
  • 4 cucharadas soperas de tomate natural triturado
  • 2 hojas de laurel
  • 1065 g de agua
  • Sal
  • Aceite
  • Pimienta negra
Preparación:
Primero de todo, ponemos los 400 gramos de lentejas a remojo en un recipiente con abundante agua. Tened en cuenta que las lentejas chupan bastante agua. Si sois celíacos, aseguraos de que las lentejas no contengan granos de trigo. Normalmente no tienen, pero no está de más comprobarlo.


Las tendremos en remojo unas 11 horas.
A continuación, le quitamos el rabo y las semillas al pimiento choricero.


Lo ponemos en un vaso lo suficientemente grande como para que quepa el pimiento choricero y lo llenamos de agua. Dejamos el pimiento choricero en remojo unos 20 minutos.


Cortamos los 100 gramos de chorizo a rodajas no muy finas.


Pelamos y partimos los 130 gramos de cebolla en trozos medianos, lavamos y partimos los 75 gramos de pimiento verde y los 100 gramos de zanahoria. Esta última, la partimos en dados pequeños.

Salpimentamos los 200 gramos de costillas de cerdo.


A continuación, en una sartén con aceite, ponemos a sofreír las costillas de cerdo.


Una vez estén casi hechas, añadimos el chorizo en rodajas.


Removemos unos minutos, hasta que las costillas estén hechas. Lo reservamos en un plato, dejando el aceite del sofrito en la sartén.


A continuación pelamos los tres ajos y les quitamos el germen (la parte central) para que no repita. Ponemos a dorar los ajos en la sartén, con el aceite de sofreír las costillas y el chorizo.


Una vez se comiencen a dorar los ajos, añadimos los 100 gramos de zanahoria partida en dados pequeños.


Añadimos también los 130 gramos de cebolla partida en trozos medianos.


Por último, añadimos los 75 gramos de pimiento verde, partido también en trozos medianos, y un poquito de sal.


Sofreímos a fuego lento, con la sartén tapada, removiendo de tanto en tanto, hasta que las verduras estén bien hechas. Mientras se van haciendo las verduras, quitamos el agua del pimiento choricero y lo partimos en trozos.


Cuando las verduras estén bien hechas, añadimos el pimiento choricero y removemos un par de minutos.


Una vez han pasado los dos minutos, añadimos la cucharadita de postre de pimentón dulce de la vera.


Removemos un minuto, con cuidado de que no se queme el pimentón y añadimos las cuatro cucharadas soperas de tomate natural triturado.


Salpimentamos al gusto. Removemos durante unos minutos hasta que el tomate natural haya perdido el agua.


A continuación, pondremos el sofrito en una picadora.


Trituramos el sofrito hasta que no hayan trozos.


Reservamos hasta que hayan pasado las 11 horas de remojo de las lentejas. Como podéis ver, las lentejas han absorbido gran parte del agua.


A continuación, ponemos los 1065 gramos de agua (poco más de un litro) en la cubeta de la Crock-Pot.


Añadimos las dos hojas de laurel.


Ponemos también el sofrito que habíamos triturado.


Removemos con una cuchara hasta que el sofrito se haya disuelto completamente en el agua.


Escurrimos el agua de las lentejas con un colador.


Añadimos las lentejas escurridas a la cubeta con el sofrito.


Añadimos también las costillas de cerdo y el chorizo que habíamos reservado.


Por último, le añadimos la sal. Yo siempre le pongo una cucharadita de café de sal y luego, una vez están hechas las lentejas, rectifico si hace falta.


Lo removemos todo para que se mezcle bien. Ponemos la cubeta en la Crock-Pot, la tapamos y programamos 7 horas a baja temperatura. No se ha de abrir la tapa hasta que no se haya acabado el tiempo. Si la abrís, perderá toda la calor y es posible que necesite más tiempo de cocción.


Una vez haya finalizado el tiempo, quitamos la tapa, lo removemos bien, rectificamos de sal si hace falta y ya tenemos las lentejas listas para servir.


¡Están buenísimas!
¡Espero que os haya gustado la receta! Si es así, no os perdáis mis actualizaciones. Podéis seguirme haciendo click en "Me gusta" de Facebook, añadiéndome en vuestros círculos en Google +, en Twitter, o en Instagram.



2 comentarios:

  1. awsome review!
    there is actually a video of the product on youtube too :)

    https://youtu.be/e-hsNhB05fA

    ResponderEliminar