lunes, 29 de junio de 2015

Cómo hacer cebolla caramelizada


En este tutorial os explicaré cómo se hace la cebolla caramelizada. La cebolla caramelizada se suele usar cada vez más como ingrediente en recetas tan variadas como canapés o como acompañamiento en platos de carne. Yo, sin ir más lejos, entre otros platos, la he usado en las pilonas de berenjenas y queso con cebolla caramelizada. También he hecho bocadillos de lomo a la plancha con pimiento verde y cebolla caramelizada que están para chuparse los dedos, y próximamente la volveré a usar en una trenza de hojaldre que colgaré dentro de poco.

Mucha gente desconoce cómo se hace la cebolla caramelizada, y es una pena, porque la receta es muy fácil y queda buenísima. Además, se puede guardar en la nevera durante varios días. Si queréis, también la podéis congelar en cubiteras. Una vez congelada, podéis desmoldar los cubitos de cebolla caramelizada y guardarlos dentro del congelador en una bolsa para congelar, apuntando la fecha para acordaos de cuándo los habéis congelado. 

Cuando la necesitéis, podéis descongelar la cantidad que se quiera, ya que al estar en forma de cubitos, es más fácil obtener la cantidad que vayáis a usar. Para descongelar los cubitos de cebolla caramelizada sólo tenéis que dejarlos a temperatura ambiente hasta que se hayan descongelado.

También os tengo que decir que, aunque necesitemos medio quilo de cebolla, no os creáis que os va a salir un montón. Al cocinarla, la cebolla se reduce y no queda tanto.

Ingredientes:
  • 500 gr. de cebolla cortada en cuartos
  • 40 gr. de azúcar moreno
  • 40 gr. de aceite de oliva
  • 40 gr. de brandy
  • 10 gr. de caramelo líquido
  • Sal
  • Pimienta negra
Preparación:
Cortar la cebolla en cuartos y ponerla en el vaso de la Thermomix.


Troceamos la cebolla programando 6 segundos a velocidad 4.


Como podéis ver, ha quedado cebolla en las paredes. Usamos una espátula para bajar toda la cebolla que hay en las paredes y añadimos el brandy.


A continuación ponemos el aceite.


Por último, añadimos también el azúcar moreno.


Cerramos el vaso y programamos 35 minutos, varoma, giro a la izquierda, velocidad cuchara. Cuando finalice el tiempo debe de quedar más o menos así:


Bajamos la cebolla que se ha quedado en las paredes y añadimos el caramelo líquido.


Añadir también una pizca de sal y de pimienta.


Programamos 3 minutos, 100º, giro a la izquierda, velocidad cuchara. Cuando finalice, ha de tener más o menos este aspecto:


¡Y ya tenemos lista la cebolla caramelizada!. Podéis usarla inmediatamente, o usarla una vez fría. Lo  que sobre lo podéis guardar en la nevera durante varios días, ya que al llevar azúcar hace que se conserve bastante bien. También podéis congelarla en cubitos como os he comentado antes.

¡Espero que os haya gustado la receta!. Si es así, no os perdáis mis actualizaciones. Podéis seguirme haciendo click en "Me gusta" de Facebook, añadiéndome en vuestros círculos en Google +, o en Twitter

2 comentarios:

  1. Buffff, con lo que me gusta la cebolla caramelizada, gracias por la receta!!!! Tengo que leerla bien para adaptarla a la cocina tradicional, esta no se me escapa :P
    Besinos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias!
      No creo que sea muy difícil adaptarla. ¡Espero que te guste!. Nosotros la usamos bastante, sobre todo para hacer bocadillos de lomo con pimiento verde frito y cebolla caramelizada. ¡Saben a gloria! Jajaja

      Besos

      Eliminar