lunes, 14 de julio de 2014

Helado de Fresa y Limón


Para esta semana quería preparar alguna cosa fresquita, y en un principio pensé en una crema helada de limón... pero como tengo memoria de pez, no me acordé que ya había hecho antes esta Crema helada de limón en mis inicios del blog. Justo cuando estaba a punto de ponerme a ello, se me encendió la bombilla y vi que ya la había puesto en el 2009... (hace unos cuantos añitos ya... jajaja)

En fin, que había comprado leche evaporada, un limón y tenía que aprovecharlos de alguna manera. Abrí la nevera y vi que tenía medio quilo de fresas que acababa de comprar. ¿Y por qué no hago un helado de fresas y limón? Me faltaba azúcar invertido, pero según leí hace tiempo en algún lugar, la miel es similar al azúcar invertido. Por lo tanto, como diría Chiquito... ¡¡¡¡AL ATAQUEEEERRR!!!!

Y aquí tenéis este pedazo de helado, que a pesar de ser más o menos un quilo, voló prácticamente a los dos días... No, si en casa los dulces no duran mucho, no... jajaja
Ingredientes:
  • 500 gr. de fresas
  • 1 limón (y su piel)
  • 500 gr. de leche evaporada
  • 150 gr. de azúcar
  • 50 gr. de miel o de azúcar invertido
Preparación:
El día anterior, distribuir la leche en unos moldes para hacer cubitos


Poner los moldes en el congelador y dejar durante un día para que la leche quede bien congelada.

Al día siguiente, lavar las fresas y quitarles el rabito. Si queréis, podéis partirlas en trocitos más pequeños, pero no es necesario.

Quitar la piel del limón y reservarla. Se ha de tener especial cuidado en no quitar también la parte blanca de la piel, ya que si hay trozos blancos, el helado puede amargar.

Exprimimos el limón.



Ponemos el azúcar en el vaso de la Thermomix.


Pulverizamos el azúcar programando 30 segundos a velocidad progresiva 5 - 10.


Volvemos a poner la velocidad progresiva 5 - 10, esta vez sin tiempo. Tirar poco a poco la piel del limón por el bocal, abriendo y cerrando el cubilete con cuidado de que no salga nada. De esta forma, la piel quedará bien triturada y no quedarán trozos grandes. Cuando hayamos acabado de tirar la piel del limón, parar la velocidad.


Bajar con la espátula el azúcar que hay en las paredes del vaso y poner la miel (o el azúcar invertido) y las fresas.


Programar 10 segundos a velocidad 5.


Reservar en un bol. No hace falta limpiar el vaso. Añadir en el bol el zumo de limón colado y remover.


Poner en el vaso los cubitos que hemos hecho con la leche evaporada.


Triturar durante 20 segundos a velocidad 5.


Poner las mariposas en el vaso y montar la leche evaporada programando durante 3 minutos a velocidad 4. Ha de quedar así:


Añadir el contenido del bol.


Programar 10 segundos a velocidad 3.


Poner el helado en un molde y llevarlo al congelador. Removerlo cada media hora durante 4 horas para evitar que se formen los típicos cristales. Al día siguiente ya estará listo para tomar.

¡Espero que os guste!. Si es así, no os perdáis mis actualizaciones. Podéis seguirme haciendo click en "Me gusta" de Facebook, añadiéndome en vuestros círculos en Google +, o en Twitter



4 comentarios:

  1. Me encanta la combinación dos de mis sabores preferidos, enhorabuena sigue así, un beso.
    LAS DELICIAS DE MAYTE

    ResponderEliminar
  2. Buenos días Ana no tengo ni heladora ni termomix se puede hacer con el minipimer .y si es la base más o menos para hacerlos de mil sabores .grscias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Eva!
      Pues, sinceramente, no lo he probado nunca con minipimer y no sé si te quedaría bien... En lugar de azúcar, yo pondría azúcar glass, pondría en el vaso el zumo de limón colado, la piel del limón sin la parte blanca bien picadita, el azúcar glass y las fresas y lo trituraría todo.

      Por otro lado, en lugar de hacer los cubitos de leche evaporada, lo que haría es ponerla en la nevera hasta que estuviese muy fría y luego, ponerla en un recipiente y con unas varillas, intentar montarla. No lo he hecho nunca, o sea, que no sé si se montará bien, pero lo puedes probar.

      Luego añadiría las fresas con el limón y el azúcar al recipiente donde tienes la leche evaporada montada y lo removería con una cuchara.

      Por último, pondría ese recipiente en el congelador, removiendo cada media hora durante cuatro horas, y al cabo de unas horas más, probar a ver qué tal.

      Ya me dirás si lo pruebas, a ver qué tal te ha salido de esta forma.
      Besos

      Eliminar